Coronavirus: Israel autorizó la vacunación de una tercera dosis por la variante Delta

El Estado de Israel autorizó la vacunación de una tercera dosis de Pfizer contra el COVID-19, sin esperar al consenso internacional de las organizaciones de salud. Según el reporte del Ministerio de Salud israelí, frente al avance de la variante Delta, se detectaron 730 nuevos contagios, lo que representó un 1,26% de positividad. Estos números indicaron la suba más alta de positivos desde marzo, lo que motivó a las autoridades sanitarias a aprobar la tercera inoculación. A su vez, se informó que los primeros en recibir este refuerzo serán aquellos habitantes con problemas en su sistema inmunológico y los trasplantados del corazón. Mientras tanto, evalúan si es necesaria que la tercera aplicación se extienda a todos los pobladores. 

Vacunación sin consenso 

La medida de emergencia sanitaria fue tomada de forma unilateral por Israel, sin aguardar consenso internacional. Esta normativa se llevó adelante a contramano de lo que recomendaron las autoridades sanitarias de los Estados Unidos. En tanto, la empresa farmaceútica Pfizer explicó que se necesita de una tercera dosis para lograr un refuerzo del sistema inmunológico. El gobierno israelí ya se había adelantado a los acuerdos sanitarios internacionales cuando aprobó la inoculación en la franja de edad menor a los 16 años con factores de riesgo. Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreysus, criticó la posibilidad de una tercera dosis cuando los países de bajos recursos aún no recibieron la primera. 

 

Coronavirus: Israel autorizó la vacunación de una tercera dosis por la variante Delta

El Estado de Israel autorizó la vacunación de una tercera dosis de Pfizer contra el COVID-19, sin esperar al consenso internacional de las organizaciones de salud. Según el reporte del Ministerio de Salud israelí, frente al avance de la variante Delta, se detectaron 730 nuevos contagios, lo que representó un 1,26% de positividad. Estos números indicaron la suba más alta de positivos desde marzo, lo que motivó a las autoridades sanitarias a aprobar la tercera inoculación. A su vez, se informó que los primeros en recibir este refuerzo serán aquellos habitantes con problemas en su sistema inmunológico y los trasplantados del corazón. Mientras tanto, evalúan si es necesaria que la tercera aplicación se extienda a todos los pobladores. 

Vacunación sin consenso 

La medida de emergencia sanitaria fue tomada de forma unilateral por Israel, sin aguardar consenso internacional. Esta normativa se llevó adelante a contramano de lo que recomendaron las autoridades sanitarias de los Estados Unidos. En tanto, la empresa farmaceútica Pfizer explicó que se necesita de una tercera dosis para lograr un refuerzo del sistema inmunológico. El gobierno israelí ya se había adelantado a los acuerdos sanitarios internacionales cuando aprobó la inoculación en la franja de edad menor a los 16 años con factores de riesgo. Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreysus, criticó la posibilidad de una tercera dosis cuando los países de bajos recursos aún no recibieron la primera. 

 

El Estado de Israel autorizó la vacunación de una tercera dosis de Pfizer contra el COVID-19, sin esperar al consenso internacional de las organizaciones de salud. Según el reporte del Ministerio de Salud israelí, frente al avance de la variante Delta, se detectaron 730 nuevos contagios, lo que representó un 1,26% de positividad. Estos números indicaron la suba más alta de positivos desde marzo, lo que motivó a las autoridades sanitarias a aprobar la tercera inoculación. A su vez, se informó que los primeros en recibir este refuerzo serán aquellos habitantes con problemas en su sistema inmunológico y los trasplantados del corazón. Mientras tanto, evalúan si es necesaria que la tercera aplicación se extienda a todos los pobladores. 

Vacunación sin consenso 

La medida de emergencia sanitaria fue tomada de forma unilateral por Israel, sin aguardar consenso internacional. Esta normativa se llevó adelante a contramano de lo que recomendaron las autoridades sanitarias de los Estados Unidos. En tanto, la empresa farmaceútica Pfizer explicó que se necesita de una tercera dosis para lograr un refuerzo del sistema inmunológico. El gobierno israelí ya se había adelantado a los acuerdos sanitarios internacionales cuando aprobó la inoculación en la franja de edad menor a los 16 años con factores de riesgo. Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreysus, criticó la posibilidad de una tercera dosis cuando los países de bajos recursos aún no recibieron la primera. 

 

Leer más