La emoción de Leo Messi al consagrarse campeón de América

Para los argentinos fueron 28 años sin títulos en la selección mayor, para Lionel Messi, cuatro finales perdidas de manera consecutiva. El capitán argentino pudo sacarse el peso de encima y celebró como un hincha más cuando el árbitro del encuentro, el uruguayo Esteban Ostojich, marcó el final del partido.

Messi cayó de rodillas al suelo y estalló de alegría. De inmediato, todos sus compañeros corrieron a abrazarlo en señal de reconocimiento. “Que de la mano, de Leo Messi, todos la vuelta vamos a dar”, cantaron al unísono, mientras saltaban en el Maracaná.

Tiempo después, el diez argentino se estrechó en un abrazo con su amigo, Neymar Jr., con quien supo compartir plantel en Barcelona y con el que ganó su última Champions League en 2015. También se los pudo ver conversar sonrientes, a la espera de la premiación del torneo.

Incluso minutos antes de levantar la copa frente a sus compañeros, cuando también le dieron los premios al máximo anotador y al mejor jugador de la competición, Messi continuaba con sus festejos.  

La videollamada que dio la vuelta al mundo

Messi no pudo esperar a llegar al vestuario y tan pronto como terminó el partido tomó su celular y se conectó con su familia. Primero se lo vio conversar con Antonela, su esposa, y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro. Después, fue el turno de su padre, Jorge, que también lo felicitó en sus redes: “Te lo merecés, Lionel”.

La emoción de Leo Messi al consagrarse campeón de América

Para los argentinos fueron 28 años sin títulos en la selección mayor, para Lionel Messi, cuatro finales perdidas de manera consecutiva. El capitán argentino pudo sacarse el peso de encima y celebró como un hincha más cuando el árbitro del encuentro, el uruguayo Esteban Ostojich, marcó el final del partido.

Messi cayó de rodillas al suelo y estalló de alegría. De inmediato, todos sus compañeros corrieron a abrazarlo en señal de reconocimiento. “Que de la mano, de Leo Messi, todos la vuelta vamos a dar”, cantaron al unísono, mientras saltaban en el Maracaná.

Tiempo después, el diez argentino se estrechó en un abrazo con su amigo, Neymar Jr., con quien supo compartir plantel en Barcelona y con el que ganó su última Champions League en 2015. También se los pudo ver conversar sonrientes, a la espera de la premiación del torneo.

Incluso minutos antes de levantar la copa frente a sus compañeros, cuando también le dieron los premios al máximo anotador y al mejor jugador de la competición, Messi continuaba con sus festejos.  

La videollamada que dio la vuelta al mundo

Messi no pudo esperar a llegar al vestuario y tan pronto como terminó el partido tomó su celular y se conectó con su familia. Primero se lo vio conversar con Antonela, su esposa, y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro. Después, fue el turno de su padre, Jorge, que también lo felicitó en sus redes: “Te lo merecés, Lionel”.

Para los argentinos fueron 28 años sin títulos en la selección mayor, para Lionel Messi, cuatro finales perdidas de manera consecutiva. El capitán argentino pudo sacarse el peso de encima y celebró como un hincha más cuando el árbitro del encuentro, el uruguayo Esteban Ostojich, marcó el final del partido.

Messi cayó de rodillas al suelo y estalló de alegría. De inmediato, todos sus compañeros corrieron a abrazarlo en señal de reconocimiento. “Que de la mano, de Leo Messi, todos la vuelta vamos a dar”, cantaron al unísono, mientras saltaban en el Maracaná.

Tiempo después, el diez argentino se estrechó en un abrazo con su amigo, Neymar Jr., con quien supo compartir plantel en Barcelona y con el que ganó su última Champions League en 2015. También se los pudo ver conversar sonrientes, a la espera de la premiación del torneo.

Incluso minutos antes de levantar la copa frente a sus compañeros, cuando también le dieron los premios al máximo anotador y al mejor jugador de la competición, Messi continuaba con sus festejos.  

La videollamada que dio la vuelta al mundo

Messi no pudo esperar a llegar al vestuario y tan pronto como terminó el partido tomó su celular y se conectó con su familia. Primero se lo vio conversar con Antonela, su esposa, y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro. Después, fue el turno de su padre, Jorge, que también lo felicitó en sus redes: “Te lo merecés, Lionel”.

Leer más