Brutal crimen homoodiante en España: asesinaron a un joven por su orientación sexual

Samuel Luiz Muñiz, un joven de 24 años, fue asesinado por un grupo de jóvenes tras un salvaje ataque homoodiante en la ciudad española La Coruña. El crimen conmueve a la sociedad española, que replicó en las redes el hashtag #JusticiaParaSamuel y comenzó una campaña para repudiar el nuevo ataque homofóbico por parte de una patota.

"Acaban de matar a un amigo mío, al lado de Riazor ayer a las 3:00 de la mañana. Lo han matado por su orientación sexual. Tenía 24 años. Si visteis algo, por favor contactad conmigo. #justicia paraSamuel", señala el tuit de una chica que se identifica como amiga de la víctima.

Según el diario El País, la Policía de Coruña investiga la versión que dice que las agresiones comenzaron cuando Samuel realizaba una videollamada y alertó al grupo de hombres. Estos se acercaron a la víctima y comenzaron a golpearlo, bajo la justificación de que pensaban que estaba filmando a sus acompañantes.

Sin embargo, testigos del hecho afirmaron haber visto cómo los siete jóvenes comenzaron a golpear a Samuel sin dejarlo defenderse y escucharon que cuando lo agredían le gritaban "maricón". Esta serie de testigos no ponen en duda que el ataque está relacionado a un ataque de homoodio. Gracias a las medidas restrictivas de COVID-19, donde cada persona debe identificarse al entrar a algún bar, las autoridades españolas lograron retener a 13 personas involucradas en el ataque.

Brutal crimen homoodiante en España: asesinaron a un joven por su orientación sexual

Samuel Luiz Muñiz, un joven de 24 años, fue asesinado por un grupo de jóvenes tras un salvaje ataque homoodiante en la ciudad española La Coruña. El crimen conmueve a la sociedad española, que replicó en las redes el hashtag #JusticiaParaSamuel y comenzó una campaña para repudiar el nuevo ataque homofóbico por parte de una patota.

"Acaban de matar a un amigo mío, al lado de Riazor ayer a las 3:00 de la mañana. Lo han matado por su orientación sexual. Tenía 24 años. Si visteis algo, por favor contactad conmigo. #justicia paraSamuel", señala el tuit de una chica que se identifica como amiga de la víctima.

Según el diario El País, la Policía de Coruña investiga la versión que dice que las agresiones comenzaron cuando Samuel realizaba una videollamada y alertó al grupo de hombres. Estos se acercaron a la víctima y comenzaron a golpearlo, bajo la justificación de que pensaban que estaba filmando a sus acompañantes.

Sin embargo, testigos del hecho afirmaron haber visto cómo los siete jóvenes comenzaron a golpear a Samuel sin dejarlo defenderse y escucharon que cuando lo agredían le gritaban "maricón". Esta serie de testigos no ponen en duda que el ataque está relacionado a un ataque de homoodio. Gracias a las medidas restrictivas de COVID-19, donde cada persona debe identificarse al entrar a algún bar, las autoridades españolas lograron retener a 13 personas involucradas en el ataque.

Samuel Luiz Muñiz, un joven de 24 años, fue asesinado por un grupo de jóvenes tras un salvaje ataque homoodiante en la ciudad española La Coruña. El crimen conmueve a la sociedad española, que replicó en las redes el hashtag #JusticiaParaSamuel y comenzó una campaña para repudiar el nuevo ataque homofóbico por parte de una patota.

"Acaban de matar a un amigo mío, al lado de Riazor ayer a las 3:00 de la mañana. Lo han matado por su orientación sexual. Tenía 24 años. Si visteis algo, por favor contactad conmigo. #justicia paraSamuel", señala el tuit de una chica que se identifica como amiga de la víctima.

Según el diario El País, la Policía de Coruña investiga la versión que dice que las agresiones comenzaron cuando Samuel realizaba una videollamada y alertó al grupo de hombres. Estos se acercaron a la víctima y comenzaron a golpearlo, bajo la justificación de que pensaban que estaba filmando a sus acompañantes.

Sin embargo, testigos del hecho afirmaron haber visto cómo los siete jóvenes comenzaron a golpear a Samuel sin dejarlo defenderse y escucharon que cuando lo agredían le gritaban "maricón". Esta serie de testigos no ponen en duda que el ataque está relacionado a un ataque de homoodio. Gracias a las medidas restrictivas de COVID-19, donde cada persona debe identificarse al entrar a algún bar, las autoridades españolas lograron retener a 13 personas involucradas en el ataque.

Leer más