La ministra Carla Vizzotti se interiorizó sobre los avances de una vacuna nacional contra el coronavirus

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, mantuvo este lunes un encuentro virtual con un grupo de investigadores del CONICET y el Instituto Leloir que diseñaron un candidato a vacuna de segunda generación de origen nacional, que en estudios preclínicos indujo una respuesta inmune muy potente contra el SARS-CoV-2 con una sola dosis. “Es un orgullo enorme y una prioridad para todo el Estado nacional poder apoyar este tipo de desarrollos”, señaló la ministra, quien consideró que el trabajo conjunto desde una etapa bien temprana del proyecto permite “ahorrar mucho tiempo” y facilita la posibilidad de cerrar el círculo entre “la investigación y su aplicación en la salud pública”.

Con el nombre de CoroVax, se trata de una vacuna de segunda generación que se administra en una única dosis. La fórmula está basada en vectores adenovirales híbridos, que en los ensayos preclínicos indujeron una inmunidad potente y duradera. El suero de los animales vacunados fue capaz de neutralizar las nuevas variantes del virus como la Gamma. En ese sentido, el presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano, sostuvo que el objetivo de la reunión es “poner en conexión las distintas potencialidades que tiene nuestro país”.

“En medio de una emergencia tan grande como esta pandemia, es fundamental definir los próximos pasos para que esta idea en potencia pueda ir tomando forma y se convierta en una herramienta concreta”, agregó el titular de la Agencia I+D+i, que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“Este encuentro representa una gran oportunidad para compartir información y avanzar en una agenda de trabajo que genere un camino hacia adelante. A partir de todas las lecciones aprendidas en este año y medio largo de pandemia, sabemos que articulando entre las diferentes áreas podremos acortar tiempos, evitar errores, y agilizar todo el proceso”, enfatizó Vizzotti.

Por su parte, Osvaldo Podhajcer, el investigador que coordina este equipo de trabajo, fue el encargado de presentar el proyecto de esta vacuna contra la COVID-19 desarrollada en nuestro país.

“Nuestro grupo tiene una enorme trayectoria en adenovirus y somos uno de los pocos grupos que manejamos esta tecnología en América Latina. Cuando surgió la pandemia, sentimos la necesidad y la obligación de involucrarnos. Fue así que en mayo del año pasado tomamos la decisión de avanzar en este desafío”, contó el líder del equipo.

El proyecto CoroVax surge como producto de la colaboración público-privada con la empresa biotecnológica Vaxinz, y según el equipo de trabajo tiene previsto iniciar los ensayos clínicos con humanos en Argentina, Brasil y Sudáfrica hacia finales de este año.

La ministra Carla Vizzotti se interiorizó sobre los avances de una vacuna nacional contra el coronavirus

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, mantuvo este lunes un encuentro virtual con un grupo de investigadores del CONICET y el Instituto Leloir que diseñaron un candidato a vacuna de segunda generación de origen nacional, que en estudios preclínicos indujo una respuesta inmune muy potente contra el SARS-CoV-2 con una sola dosis. “Es un orgullo enorme y una prioridad para todo el Estado nacional poder apoyar este tipo de desarrollos”, señaló la ministra, quien consideró que el trabajo conjunto desde una etapa bien temprana del proyecto permite “ahorrar mucho tiempo” y facilita la posibilidad de cerrar el círculo entre “la investigación y su aplicación en la salud pública”.

Con el nombre de CoroVax, se trata de una vacuna de segunda generación que se administra en una única dosis. La fórmula está basada en vectores adenovirales híbridos, que en los ensayos preclínicos indujeron una inmunidad potente y duradera. El suero de los animales vacunados fue capaz de neutralizar las nuevas variantes del virus como la Gamma. En ese sentido, el presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano, sostuvo que el objetivo de la reunión es “poner en conexión las distintas potencialidades que tiene nuestro país”.

“En medio de una emergencia tan grande como esta pandemia, es fundamental definir los próximos pasos para que esta idea en potencia pueda ir tomando forma y se convierta en una herramienta concreta”, agregó el titular de la Agencia I+D+i, que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“Este encuentro representa una gran oportunidad para compartir información y avanzar en una agenda de trabajo que genere un camino hacia adelante. A partir de todas las lecciones aprendidas en este año y medio largo de pandemia, sabemos que articulando entre las diferentes áreas podremos acortar tiempos, evitar errores, y agilizar todo el proceso”, enfatizó Vizzotti.

Por su parte, Osvaldo Podhajcer, el investigador que coordina este equipo de trabajo, fue el encargado de presentar el proyecto de esta vacuna contra la COVID-19 desarrollada en nuestro país.

“Nuestro grupo tiene una enorme trayectoria en adenovirus y somos uno de los pocos grupos que manejamos esta tecnología en América Latina. Cuando surgió la pandemia, sentimos la necesidad y la obligación de involucrarnos. Fue así que en mayo del año pasado tomamos la decisión de avanzar en este desafío”, contó el líder del equipo.

El proyecto CoroVax surge como producto de la colaboración público-privada con la empresa biotecnológica Vaxinz, y según el equipo de trabajo tiene previsto iniciar los ensayos clínicos con humanos en Argentina, Brasil y Sudáfrica hacia finales de este año.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, mantuvo este lunes un encuentro virtual con un grupo de investigadores del CONICET y el Instituto Leloir que diseñaron un candidato a vacuna de segunda generación de origen nacional, que en estudios preclínicos indujo una respuesta inmune muy potente contra el SARS-CoV-2 con una sola dosis. “Es un orgullo enorme y una prioridad para todo el Estado nacional poder apoyar este tipo de desarrollos”, señaló la ministra, quien consideró que el trabajo conjunto desde una etapa bien temprana del proyecto permite “ahorrar mucho tiempo” y facilita la posibilidad de cerrar el círculo entre “la investigación y su aplicación en la salud pública”.

Con el nombre de CoroVax, se trata de una vacuna de segunda generación que se administra en una única dosis. La fórmula está basada en vectores adenovirales híbridos, que en los ensayos preclínicos indujeron una inmunidad potente y duradera. El suero de los animales vacunados fue capaz de neutralizar las nuevas variantes del virus como la Gamma. En ese sentido, el presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano, sostuvo que el objetivo de la reunión es “poner en conexión las distintas potencialidades que tiene nuestro país”.

“En medio de una emergencia tan grande como esta pandemia, es fundamental definir los próximos pasos para que esta idea en potencia pueda ir tomando forma y se convierta en una herramienta concreta”, agregó el titular de la Agencia I+D+i, que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“Este encuentro representa una gran oportunidad para compartir información y avanzar en una agenda de trabajo que genere un camino hacia adelante. A partir de todas las lecciones aprendidas en este año y medio largo de pandemia, sabemos que articulando entre las diferentes áreas podremos acortar tiempos, evitar errores, y agilizar todo el proceso”, enfatizó Vizzotti.

Por su parte, Osvaldo Podhajcer, el investigador que coordina este equipo de trabajo, fue el encargado de presentar el proyecto de esta vacuna contra la COVID-19 desarrollada en nuestro país.

“Nuestro grupo tiene una enorme trayectoria en adenovirus y somos uno de los pocos grupos que manejamos esta tecnología en América Latina. Cuando surgió la pandemia, sentimos la necesidad y la obligación de involucrarnos. Fue así que en mayo del año pasado tomamos la decisión de avanzar en este desafío”, contó el líder del equipo.

El proyecto CoroVax surge como producto de la colaboración público-privada con la empresa biotecnológica Vaxinz, y según el equipo de trabajo tiene previsto iniciar los ensayos clínicos con humanos en Argentina, Brasil y Sudáfrica hacia finales de este año.

Ver más
Ver más