Caso Maradona: declara el neurocirujano Leopoldo Luque

Leopoldo Luque declara lunes al mediodía en la fiscalía general de San Isidro y se prevé que se extienda durante varias horas debido a  la gran cantidad de preguntas que tienen preparadas los fiscales. El neurocirujano será indagado en la causa que investiga la muerte de Diego Armando Maradona, en noviembre de 2020. Luque, junto con la psiquiatra Agustina Cosachov, es uno de los principales imputados por el delito de homicidio simple con dolo eventual. En caso de ser hallado culpable, podría recibir una pena de hasta 25 años

Luque, que fue quien operó a Maradona de un hematoma subdural poco antes de su fallecimiento, sostiene que no era el médico de cabecera del ídolo. Afirma que era una persona de su confianza, pero no quien estaba a cargo de su estado de salud. La situación de Luque y de Cosachov, la psiquiatra que declaró el viernes, es complicada, ya que la junta médica convocada para el caso realizó un informe en el que señaló que el jugador no había sido atendido del modo necesario. Y consideró que la casa del Country de Tigre donde Maradona cursaba una internación domiciliaria no era adecuada para su seguimiento y que allí recibió un tratamiento "deficiente", "temerario" e "indiferente".

Caso Maradona: declara el neurocirujano Leopoldo Luque

Leopoldo Luque declara lunes al mediodía en la fiscalía general de San Isidro y se prevé que se extienda durante varias horas debido a  la gran cantidad de preguntas que tienen preparadas los fiscales. El neurocirujano será indagado en la causa que investiga la muerte de Diego Armando Maradona, en noviembre de 2020. Luque, junto con la psiquiatra Agustina Cosachov, es uno de los principales imputados por el delito de homicidio simple con dolo eventual. En caso de ser hallado culpable, podría recibir una pena de hasta 25 años

Luque, que fue quien operó a Maradona de un hematoma subdural poco antes de su fallecimiento, sostiene que no era el médico de cabecera del ídolo. Afirma que era una persona de su confianza, pero no quien estaba a cargo de su estado de salud. La situación de Luque y de Cosachov, la psiquiatra que declaró el viernes, es complicada, ya que la junta médica convocada para el caso realizó un informe en el que señaló que el jugador no había sido atendido del modo necesario. Y consideró que la casa del Country de Tigre donde Maradona cursaba una internación domiciliaria no era adecuada para su seguimiento y que allí recibió un tratamiento "deficiente", "temerario" e "indiferente".

Leopoldo Luque declara lunes al mediodía en la fiscalía general de San Isidro y se prevé que se extienda durante varias horas debido a  la gran cantidad de preguntas que tienen preparadas los fiscales. El neurocirujano será indagado en la causa que investiga la muerte de Diego Armando Maradona, en noviembre de 2020. Luque, junto con la psiquiatra Agustina Cosachov, es uno de los principales imputados por el delito de homicidio simple con dolo eventual. En caso de ser hallado culpable, podría recibir una pena de hasta 25 años

Luque, que fue quien operó a Maradona de un hematoma subdural poco antes de su fallecimiento, sostiene que no era el médico de cabecera del ídolo. Afirma que era una persona de su confianza, pero no quien estaba a cargo de su estado de salud. La situación de Luque y de Cosachov, la psiquiatra que declaró el viernes, es complicada, ya que la junta médica convocada para el caso realizó un informe en el que señaló que el jugador no había sido atendido del modo necesario. Y consideró que la casa del Country de Tigre donde Maradona cursaba una internación domiciliaria no era adecuada para su seguimiento y que allí recibió un tratamiento "deficiente", "temerario" e "indiferente".

Ver más
Ver más