Placeholder de la imagen

Juan Román Riquelme cumple 43 años

Hoy cumple 43 años Juan Román Riquelme, simplemente "Román". Como varios de los grandes jugadores de fútbol de la historia, basta su nombre de pila para saber quién es. Nació en San Fernando, al norte del Gran Buenos Aires, el 24 de junio de 1978, es decir el día previo a la final que consagraría campeona del mundo a la selección argentina en el Mundial organizado en el país. Comenzó a jugar al futbol infantil para luego ser formado en las inferiores de Argentinos Juniors como mediocampista central. En 1996, como parte de un grupo de jóvenes jugadores, fue traspasado a Boca y allí debutó en primera división el 10 de noviembre de 1996 en un partido frente a Unión de Santa Fe. Se fue ovacionado de la Bombonera con un canto que celebraba su apellido y que habría de transformarse en himno con el paso de los años. Era el inicio de una historia de grandes alegrías con la camiseta azul y oro: con Boca ganó 11 títulos, entre ellos las muy recordadas Copas Libertadores de 2000, 2001 y 2007, la Copa Intercontinental de 2000 frente a Real Madrid -su obra maestra dentro de un campo de juego- y los campeonatos locales de 1998, 1999, 2000, 2009 y 2012

Mediocampista de creación y distribución de juego, "enganche" según la simplificación futbolera que así señala a quien recibe la pelota en mitad de la cancha y con habilidad y claridad superior al resto de sus compañeros, idea y ejecuta jugadas de ataque hasta llegar al gol. En ese sentido, se trata de uno los más grandes talentos que en esa especialidad tuvo el fútbol argentino a lo largo de su historia. Identificado con la camiseta número 10, Riquelme representa un tipo de jugador exquisito y cerebral que despertó admiración en todo el mundo en sus años de carrera, ya sea en América o Europa, desde mediados de los años 90 del siglo pasado hasta 2015. El eco de su juego, de sus pases geométricos y la claridad conceptual para tener en su cabeza el movimiento de jugadores y rivales dentro de un campo de juego, todavía siguen vivos en la memoria de los amantes del buen fútbol. 

 

 

Juan Román Riquelme cumple 43 años

Hoy cumple 43 años Juan Román Riquelme, simplemente "Román". Como varios de los grandes jugadores de fútbol de la historia, basta su nombre de pila para saber quién es. Nació en San Fernando, al norte del Gran Buenos Aires, el 24 de junio de 1978, es decir el día previo a la final que consagraría campeona del mundo a la selección argentina en el Mundial organizado en el país. Comenzó a jugar al futbol infantil para luego ser formado en las inferiores de Argentinos Juniors como mediocampista central. En 1996, como parte de un grupo de jóvenes jugadores, fue traspasado a Boca y allí debutó en primera división el 10 de noviembre de 1996 en un partido frente a Unión de Santa Fe. Se fue ovacionado de la Bombonera con un canto que celebraba su apellido y que habría de transformarse en himno con el paso de los años. Era el inicio de una historia de grandes alegrías con la camiseta azul y oro: con Boca ganó 11 títulos, entre ellos las muy recordadas Copas Libertadores de 2000, 2001 y 2007, la Copa Intercontinental de 2000 frente a Real Madrid -su obra maestra dentro de un campo de juego- y los campeonatos locales de 1998, 1999, 2000, 2009 y 2012

Mediocampista de creación y distribución de juego, "enganche" según la simplificación futbolera que así señala a quien recibe la pelota en mitad de la cancha y con habilidad y claridad superior al resto de sus compañeros, idea y ejecuta jugadas de ataque hasta llegar al gol. En ese sentido, se trata de uno los más grandes talentos que en esa especialidad tuvo el fútbol argentino a lo largo de su historia. Identificado con la camiseta número 10, Riquelme representa un tipo de jugador exquisito y cerebral que despertó admiración en todo el mundo en sus años de carrera, ya sea en América o Europa, desde mediados de los años 90 del siglo pasado hasta 2015. El eco de su juego, de sus pases geométricos y la claridad conceptual para tener en su cabeza el movimiento de jugadores y rivales dentro de un campo de juego, todavía siguen vivos en la memoria de los amantes del buen fútbol. 

 

 

Hoy cumple 43 años Juan Román Riquelme, simplemente "Román". Como varios de los grandes jugadores de fútbol de la historia, basta su nombre de pila para saber quién es. Nació en San Fernando, al norte del Gran Buenos Aires, el 24 de junio de 1978, es decir el día previo a la final que consagraría campeona del mundo a la selección argentina en el Mundial organizado en el país. Comenzó a jugar al futbol infantil para luego ser formado en las inferiores de Argentinos Juniors como mediocampista central. En 1996, como parte de un grupo de jóvenes jugadores, fue traspasado a Boca y allí debutó en primera división el 10 de noviembre de 1996 en un partido frente a Unión de Santa Fe. Se fue ovacionado de la Bombonera con un canto que celebraba su apellido y que habría de transformarse en himno con el paso de los años. Era el inicio de una historia de grandes alegrías con la camiseta azul y oro: con Boca ganó 11 títulos, entre ellos las muy recordadas Copas Libertadores de 2000, 2001 y 2007, la Copa Intercontinental de 2000 frente a Real Madrid -su obra maestra dentro de un campo de juego- y los campeonatos locales de 1998, 1999, 2000, 2009 y 2012

Mediocampista de creación y distribución de juego, "enganche" según la simplificación futbolera que así señala a quien recibe la pelota en mitad de la cancha y con habilidad y claridad superior al resto de sus compañeros, idea y ejecuta jugadas de ataque hasta llegar al gol. En ese sentido, se trata de uno los más grandes talentos que en esa especialidad tuvo el fútbol argentino a lo largo de su historia. Identificado con la camiseta número 10, Riquelme representa un tipo de jugador exquisito y cerebral que despertó admiración en todo el mundo en sus años de carrera, ya sea en América o Europa, desde mediados de los años 90 del siglo pasado hasta 2015. El eco de su juego, de sus pases geométricos y la claridad conceptual para tener en su cabeza el movimiento de jugadores y rivales dentro de un campo de juego, todavía siguen vivos en la memoria de los amantes del buen fútbol. 

 

 

Leer más