Caso "Pepín" Rodríguez Simón: Uruguay muestra celeridad para resolver el pedido de extradición

La Justicia de Uruguay está trabajando con prontitud en el pedido de detención y extradición del exasesor de Cambiemos, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, que hizo el juzgado de María Servini. Antes de expedirse sobre esa solicitud deberán decidir si consideran o no "refugiado" al diputado del Parlasur.

La Cancillería uruguaya remitió este lunes al gobierno de ese país el exhorto que solicita la detención y extradición de Rodríguez Simón. Como él mismo apareció en medio de la solicitud de refugio, ese último pedido pasará directamente al juez, quien deberá expedirse. 

En caso de rechazar la solicitud, proceso que podría tardar un tiempo, se iniciará un estudio más a fondo sobre la extradición. El exasesor informó a través de entrevistas televisivas su decisión de buscar refugio en Uruguay y, de seguir las vías habituales del trámite, la decisión iba a conllevar un máximo de 90 días, aseguraron las fuentes.

Tras la solicitud del estatus de refugiado, la jueza Servini lo declaró en “rebeldía” y ordenó su captura nacional e internacional para someterlo a indagatoria, solicitud que aún no fue aprobada por Interpol y, en caso de hacerlo, debería lanzar una alerta roja para que se detenga al imputado en cualquier parte del mundo.

Por su parte, la Comisión de Refugiados (CORE) recibió la instrucción política de evaluar lo antes posible la situación de Rodríguez Simón. Para conseguir el estatus debe demostrar que en Argentina "no va a tener un juicio justo", lo que, según fuentes judiciales uruguayas, sería difícil, ya que se considera que en Argentina hay democracia y garantías. Además de que dar lugar al pedido podría afectar las relaciones entre el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y su par argentino, Alberto Fernández.

Mientras tanto, la jueza uruguaya de Crimen Organizado, Adriana Chamsarian, analiza la posibilidad de la detención y extradición. Si bien ahora debe intervenir Fiscalía, todavía no informaron quien tomará ese rol. Los argumentos que la justicia argentina expone refieren que Rodríguez Simón “se dio a la fuga del territorio y manifestó su intención de no someterse a la jurisdicción del país”, por lo que piden se atienda con urgencia.

A fines de la semana pasada, la Justicia penal de Montevideo rechazó una solicitud de habeas corpus que había presentado el exasesor, que de haber sido aprobada le hubiera permitido evitar una eventual detención en ese país. La resolución estuvo a cargo del juez letrado de primera instancia en lo Penal, Marcelo Malvar, ante quien Rodríguez Simón había interpuesto un segundo habeas corpus, en el que se definió como "víctima de persecución política" y dijo que la Justicia argentina buscaba detenerlo arbitrariamente.

Rodríguez Simón está citado a declarar el 17 de junio como acusado en un proceso por los delitos de extorsión y asociación ilícita ante la jueza Servini y el fiscal Guillermo Marijúan. Él y otros funcionarios del gobierno anterior fueron acusados de liderar una serie de maniobras, a través de la denominada “Mesa Judicial”.

Caso "Pepín" Rodríguez Simón: Uruguay muestra celeridad para resolver el pedido de extradición

La Justicia de Uruguay está trabajando con prontitud en el pedido de detención y extradición del exasesor de Cambiemos, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, que hizo el juzgado de María Servini. Antes de expedirse sobre esa solicitud deberán decidir si consideran o no "refugiado" al diputado del Parlasur.

La Cancillería uruguaya remitió este lunes al gobierno de ese país el exhorto que solicita la detención y extradición de Rodríguez Simón. Como él mismo apareció en medio de la solicitud de refugio, ese último pedido pasará directamente al juez, quien deberá expedirse. 

En caso de rechazar la solicitud, proceso que podría tardar un tiempo, se iniciará un estudio más a fondo sobre la extradición. El exasesor informó a través de entrevistas televisivas su decisión de buscar refugio en Uruguay y, de seguir las vías habituales del trámite, la decisión iba a conllevar un máximo de 90 días, aseguraron las fuentes.

Tras la solicitud del estatus de refugiado, la jueza Servini lo declaró en “rebeldía” y ordenó su captura nacional e internacional para someterlo a indagatoria, solicitud que aún no fue aprobada por Interpol y, en caso de hacerlo, debería lanzar una alerta roja para que se detenga al imputado en cualquier parte del mundo.

Por su parte, la Comisión de Refugiados (CORE) recibió la instrucción política de evaluar lo antes posible la situación de Rodríguez Simón. Para conseguir el estatus debe demostrar que en Argentina "no va a tener un juicio justo", lo que, según fuentes judiciales uruguayas, sería difícil, ya que se considera que en Argentina hay democracia y garantías. Además de que dar lugar al pedido podría afectar las relaciones entre el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y su par argentino, Alberto Fernández.

Mientras tanto, la jueza uruguaya de Crimen Organizado, Adriana Chamsarian, analiza la posibilidad de la detención y extradición. Si bien ahora debe intervenir Fiscalía, todavía no informaron quien tomará ese rol. Los argumentos que la justicia argentina expone refieren que Rodríguez Simón “se dio a la fuga del territorio y manifestó su intención de no someterse a la jurisdicción del país”, por lo que piden se atienda con urgencia.

A fines de la semana pasada, la Justicia penal de Montevideo rechazó una solicitud de habeas corpus que había presentado el exasesor, que de haber sido aprobada le hubiera permitido evitar una eventual detención en ese país. La resolución estuvo a cargo del juez letrado de primera instancia en lo Penal, Marcelo Malvar, ante quien Rodríguez Simón había interpuesto un segundo habeas corpus, en el que se definió como "víctima de persecución política" y dijo que la Justicia argentina buscaba detenerlo arbitrariamente.

Rodríguez Simón está citado a declarar el 17 de junio como acusado en un proceso por los delitos de extorsión y asociación ilícita ante la jueza Servini y el fiscal Guillermo Marijúan. Él y otros funcionarios del gobierno anterior fueron acusados de liderar una serie de maniobras, a través de la denominada “Mesa Judicial”.

La Justicia de Uruguay está trabajando con prontitud en el pedido de detención y extradición del exasesor de Cambiemos, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, que hizo el juzgado de María Servini. Antes de expedirse sobre esa solicitud deberán decidir si consideran o no "refugiado" al diputado del Parlasur.

La Cancillería uruguaya remitió este lunes al gobierno de ese país el exhorto que solicita la detención y extradición de Rodríguez Simón. Como él mismo apareció en medio de la solicitud de refugio, ese último pedido pasará directamente al juez, quien deberá expedirse. 

En caso de rechazar la solicitud, proceso que podría tardar un tiempo, se iniciará un estudio más a fondo sobre la extradición. El exasesor informó a través de entrevistas televisivas su decisión de buscar refugio en Uruguay y, de seguir las vías habituales del trámite, la decisión iba a conllevar un máximo de 90 días, aseguraron las fuentes.

Tras la solicitud del estatus de refugiado, la jueza Servini lo declaró en “rebeldía” y ordenó su captura nacional e internacional para someterlo a indagatoria, solicitud que aún no fue aprobada por Interpol y, en caso de hacerlo, debería lanzar una alerta roja para que se detenga al imputado en cualquier parte del mundo.

Por su parte, la Comisión de Refugiados (CORE) recibió la instrucción política de evaluar lo antes posible la situación de Rodríguez Simón. Para conseguir el estatus debe demostrar que en Argentina "no va a tener un juicio justo", lo que, según fuentes judiciales uruguayas, sería difícil, ya que se considera que en Argentina hay democracia y garantías. Además de que dar lugar al pedido podría afectar las relaciones entre el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y su par argentino, Alberto Fernández.

Mientras tanto, la jueza uruguaya de Crimen Organizado, Adriana Chamsarian, analiza la posibilidad de la detención y extradición. Si bien ahora debe intervenir Fiscalía, todavía no informaron quien tomará ese rol. Los argumentos que la justicia argentina expone refieren que Rodríguez Simón “se dio a la fuga del territorio y manifestó su intención de no someterse a la jurisdicción del país”, por lo que piden se atienda con urgencia.

A fines de la semana pasada, la Justicia penal de Montevideo rechazó una solicitud de habeas corpus que había presentado el exasesor, que de haber sido aprobada le hubiera permitido evitar una eventual detención en ese país. La resolución estuvo a cargo del juez letrado de primera instancia en lo Penal, Marcelo Malvar, ante quien Rodríguez Simón había interpuesto un segundo habeas corpus, en el que se definió como "víctima de persecución política" y dijo que la Justicia argentina buscaba detenerlo arbitrariamente.

Rodríguez Simón está citado a declarar el 17 de junio como acusado en un proceso por los delitos de extorsión y asociación ilícita ante la jueza Servini y el fiscal Guillermo Marijúan. Él y otros funcionarios del gobierno anterior fueron acusados de liderar una serie de maniobras, a través de la denominada “Mesa Judicial”.

Ver más
Ver más