Brasil: Investigan al Ministro de Medio Ambiente de Jair Bolsonaro por tráfico de madera

La Justicia brasileña ordenó este miércoles allanar el Ministerio de Medio Ambiente e investigar a su titular Ricardo Salles, una de las figuras más polémicas del gobierno de Jair Bolsonaro, por su presunta implicación en un esquema de exportación ilegal de madera.

La Policía Federal cumplió allanamientos en Brasilia, San Pablo y en el estado de Pará, tras identificar un "grave esquema criminal de carácter trasnacional" en el cual estarían "implicadas autoridades (...), entre ellas el actual ministro de Medio Ambiente, Ricardo de Aquino Salles, así como funcionarios públicos y personas jurídicas", señaló el Juez de la Corte Suprema que autorizó las investigaciones.

La Justicia también autorizó el levantamiento de su secreto bancario y ordenó separar del cargo a diez personas que ocupan posiciones de confianza en el Ministerio y en el órgano de regulación ambiental Ibama, incluido su presidente, Eduardo Bim.

Salles afirmó a periodistas en Brasilia que las irregularidades señaladas por la policía "jamás ocurrieron" y las acusaciones no tienen "sustancia alguna", por lo que no presentó su renuncia.

"El Ministerio del Medio Ambiente y el Ibama siempre buscaron actuar de acuerdo con las reglas, el sentido común y el equilibrio y eso quedará demostrado en la investigación", aseguró el ministro.

El gobierno de Bolsonaro es acusado de haber favorecido el repunte de la deforestación, reduciendo los recursos de los organismos de control y preconizando la apertura de la región amazónica a actividades agropecuarias y mineras.

Greenpeace Brasil celebró la destitución del presidente del Ibama y pidió que Salles "sea apartado de su cargo inmediatamente".

Brasil: Investigan al Ministro de Medio Ambiente de Jair Bolsonaro por tráfico de madera

La Justicia brasileña ordenó este miércoles allanar el Ministerio de Medio Ambiente e investigar a su titular Ricardo Salles, una de las figuras más polémicas del gobierno de Jair Bolsonaro, por su presunta implicación en un esquema de exportación ilegal de madera.

La Policía Federal cumplió allanamientos en Brasilia, San Pablo y en el estado de Pará, tras identificar un "grave esquema criminal de carácter trasnacional" en el cual estarían "implicadas autoridades (...), entre ellas el actual ministro de Medio Ambiente, Ricardo de Aquino Salles, así como funcionarios públicos y personas jurídicas", señaló el Juez de la Corte Suprema que autorizó las investigaciones.

La Justicia también autorizó el levantamiento de su secreto bancario y ordenó separar del cargo a diez personas que ocupan posiciones de confianza en el Ministerio y en el órgano de regulación ambiental Ibama, incluido su presidente, Eduardo Bim.

Salles afirmó a periodistas en Brasilia que las irregularidades señaladas por la policía "jamás ocurrieron" y las acusaciones no tienen "sustancia alguna", por lo que no presentó su renuncia.

"El Ministerio del Medio Ambiente y el Ibama siempre buscaron actuar de acuerdo con las reglas, el sentido común y el equilibrio y eso quedará demostrado en la investigación", aseguró el ministro.

El gobierno de Bolsonaro es acusado de haber favorecido el repunte de la deforestación, reduciendo los recursos de los organismos de control y preconizando la apertura de la región amazónica a actividades agropecuarias y mineras.

Greenpeace Brasil celebró la destitución del presidente del Ibama y pidió que Salles "sea apartado de su cargo inmediatamente".

La Justicia brasileña ordenó este miércoles allanar el Ministerio de Medio Ambiente e investigar a su titular Ricardo Salles, una de las figuras más polémicas del gobierno de Jair Bolsonaro, por su presunta implicación en un esquema de exportación ilegal de madera.

La Policía Federal cumplió allanamientos en Brasilia, San Pablo y en el estado de Pará, tras identificar un "grave esquema criminal de carácter trasnacional" en el cual estarían "implicadas autoridades (...), entre ellas el actual ministro de Medio Ambiente, Ricardo de Aquino Salles, así como funcionarios públicos y personas jurídicas", señaló el Juez de la Corte Suprema que autorizó las investigaciones.

La Justicia también autorizó el levantamiento de su secreto bancario y ordenó separar del cargo a diez personas que ocupan posiciones de confianza en el Ministerio y en el órgano de regulación ambiental Ibama, incluido su presidente, Eduardo Bim.

Salles afirmó a periodistas en Brasilia que las irregularidades señaladas por la policía "jamás ocurrieron" y las acusaciones no tienen "sustancia alguna", por lo que no presentó su renuncia.

"El Ministerio del Medio Ambiente y el Ibama siempre buscaron actuar de acuerdo con las reglas, el sentido común y el equilibrio y eso quedará demostrado en la investigación", aseguró el ministro.

El gobierno de Bolsonaro es acusado de haber favorecido el repunte de la deforestación, reduciendo los recursos de los organismos de control y preconizando la apertura de la región amazónica a actividades agropecuarias y mineras.

Greenpeace Brasil celebró la destitución del presidente del Ibama y pidió que Salles "sea apartado de su cargo inmediatamente".

Leer más