Tras el récord de casos, la presidenta de la SATI pronosticó que "el 5% de los nuevos contagiados necesitará una cama de UTI"

La presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), Rosa Reina, se mostró preocupada este miércoles por el crecimiento de casos de coronavirus. Ayer marcó un nuevo récord de contagios y muertes35.543 nuevos contagios y 745 fallecimientos. "Las perspectivas son muy negativas", dijo. Explicó que el impacto de los registros del martes recién se verá reflejado en la ocupación de camas de terapia intensiva en unos diez días. "Aproximadamente, el cinco por ciento de estos nuevos contagiados necesitarán una cama de UTI", pronosticó. Esto significaría la necesidad de 1777 disponibles. 

Reina anticipó que los días por venir serán aún más complicados. Al aumento de los positivos y de la ocupación de las terapias intensivas, habrá que sumarle otro problema: la falta de recursos humanos para atender la demanda creciente. "El recurso humano y de intensivistas no es suficiente", lamentó. Ante este contexto, la titular de la SATI explicó que otros profesionales de salud están supliendo esa carencia. "Colegas no intensivistas están atendiendo a estos pacientes con la coordinación de los intensivistas".

Además, Reina detalló que "cerca del 36% de los pacientes con un respirador en este momento está internado fuera de las terapias intensivas". Para ello, "se están abriendo camas y poniendo respiradores fuera de las terapias". Con este panorama, la especialista consideró que el Gobierno debe implementar "medidas adecuadas para proteger al sistema de salud, pero cuidando no afectar la economía de las personas". Entre las principales recomendaciones, Reina reiteró la importancia del "control del cumplimiento" de las medidas y restricciones ya vigentes, evitar los eventos masivos y acelerar la vacunación contra el coronavirus, ya que es necesario "incluir en la campaña de vacunación a la gente de entre 18 y 59 años, que son los que se están internando en las terapias intensivas muy graves y con un respirador".

Tras el récord de casos, la presidenta de la SATI pronosticó que "el 5% de los nuevos contagiados necesitará una cama de UTI"

La presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), Rosa Reina, se mostró preocupada este miércoles por el crecimiento de casos de coronavirus. Ayer marcó un nuevo récord de contagios y muertes35.543 nuevos contagios y 745 fallecimientos. "Las perspectivas son muy negativas", dijo. Explicó que el impacto de los registros del martes recién se verá reflejado en la ocupación de camas de terapia intensiva en unos diez días. "Aproximadamente, el cinco por ciento de estos nuevos contagiados necesitarán una cama de UTI", pronosticó. Esto significaría la necesidad de 1777 disponibles. 

Reina anticipó que los días por venir serán aún más complicados. Al aumento de los positivos y de la ocupación de las terapias intensivas, habrá que sumarle otro problema: la falta de recursos humanos para atender la demanda creciente. "El recurso humano y de intensivistas no es suficiente", lamentó. Ante este contexto, la titular de la SATI explicó que otros profesionales de salud están supliendo esa carencia. "Colegas no intensivistas están atendiendo a estos pacientes con la coordinación de los intensivistas".

Además, Reina detalló que "cerca del 36% de los pacientes con un respirador en este momento está internado fuera de las terapias intensivas". Para ello, "se están abriendo camas y poniendo respiradores fuera de las terapias". Con este panorama, la especialista consideró que el Gobierno debe implementar "medidas adecuadas para proteger al sistema de salud, pero cuidando no afectar la economía de las personas". Entre las principales recomendaciones, Reina reiteró la importancia del "control del cumplimiento" de las medidas y restricciones ya vigentes, evitar los eventos masivos y acelerar la vacunación contra el coronavirus, ya que es necesario "incluir en la campaña de vacunación a la gente de entre 18 y 59 años, que son los que se están internando en las terapias intensivas muy graves y con un respirador".

La presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), Rosa Reina, se mostró preocupada este miércoles por el crecimiento de casos de coronavirus. Ayer marcó un nuevo récord de contagios y muertes35.543 nuevos contagios y 745 fallecimientos. "Las perspectivas son muy negativas", dijo. Explicó que el impacto de los registros del martes recién se verá reflejado en la ocupación de camas de terapia intensiva en unos diez días. "Aproximadamente, el cinco por ciento de estos nuevos contagiados necesitarán una cama de UTI", pronosticó. Esto significaría la necesidad de 1777 disponibles. 

Reina anticipó que los días por venir serán aún más complicados. Al aumento de los positivos y de la ocupación de las terapias intensivas, habrá que sumarle otro problema: la falta de recursos humanos para atender la demanda creciente. "El recurso humano y de intensivistas no es suficiente", lamentó. Ante este contexto, la titular de la SATI explicó que otros profesionales de salud están supliendo esa carencia. "Colegas no intensivistas están atendiendo a estos pacientes con la coordinación de los intensivistas".

Además, Reina detalló que "cerca del 36% de los pacientes con un respirador en este momento está internado fuera de las terapias intensivas". Para ello, "se están abriendo camas y poniendo respiradores fuera de las terapias". Con este panorama, la especialista consideró que el Gobierno debe implementar "medidas adecuadas para proteger al sistema de salud, pero cuidando no afectar la economía de las personas". Entre las principales recomendaciones, Reina reiteró la importancia del "control del cumplimiento" de las medidas y restricciones ya vigentes, evitar los eventos masivos y acelerar la vacunación contra el coronavirus, ya que es necesario "incluir en la campaña de vacunación a la gente de entre 18 y 59 años, que son los que se están internando en las terapias intensivas muy graves y con un respirador".

Ver más
Ver más