Secuelas después del COVID-19: ¿Cuándo termina la enfermedad?

Placeholder del video

Definitivamente el COVID-19 no termina cuando el hisopado vuelve a dar negativo. Cuando el paciente se cura, viene otra etapa tan o más compleja que la que acaban de superar. Se termina la terapia intensiva pero la recuperación puede durar cinco veces más”, dice el médico neumonólogo Eduardo de Vito. En un informe especial de TL9 e IP, Juan Cruz Coscarelli acompañó el proceso de recuperación de algunos pacientes ya recuperados. ¿Qué pasa con las secuelas?

“Puede haber niebla cerebral, que incluye pérdida de memoria reciente, fuga de ideas, y dificultad para concentrarse. Las secuelas afectan la calidad de vida, el vivir bien”, señala de Vito.

Gastón Morel Vulliez, kinesiólogo respiratorio, dice que “no sabemos si todas las secuelas pueden ser recuperadas. Generamos estímulos para que así sea, pero no sabemos con exactitud el tiempo que requieren”. Y reflexiona: “Es lógico que ante la incertidumbre, los pacientes sientan miedo. Algunos no pueden realizar actividades simples, como subir escaleras o ir al baño solos”. 

De Vito concluye que los pacientes con secuelas son personas recuperadas para el sistema, pero lo cierto es que muchas no pueden ir a trabajar. Y ese número está invisibillizado.

Secuelas después del COVID-19: ¿Cuándo termina la enfermedad?

Definitivamente el COVID-19 no termina cuando el hisopado vuelve a dar negativo. Cuando el paciente se cura, viene otra etapa tan o más compleja que la que acaban de superar. Se termina la terapia intensiva pero la recuperación puede durar cinco veces más”, dice el médico neumonólogo Eduardo de Vito. En un informe especial de TL9 e IP, Juan Cruz Coscarelli acompañó el proceso de recuperación de algunos pacientes ya recuperados. ¿Qué pasa con las secuelas?

“Puede haber niebla cerebral, que incluye pérdida de memoria reciente, fuga de ideas, y dificultad para concentrarse. Las secuelas afectan la calidad de vida, el vivir bien”, señala de Vito.

Gastón Morel Vulliez, kinesiólogo respiratorio, dice que “no sabemos si todas las secuelas pueden ser recuperadas. Generamos estímulos para que así sea, pero no sabemos con exactitud el tiempo que requieren”. Y reflexiona: “Es lógico que ante la incertidumbre, los pacientes sientan miedo. Algunos no pueden realizar actividades simples, como subir escaleras o ir al baño solos”. 

De Vito concluye que los pacientes con secuelas son personas recuperadas para el sistema, pero lo cierto es que muchas no pueden ir a trabajar. Y ese número está invisibillizado.

Definitivamente el COVID-19 no termina cuando el hisopado vuelve a dar negativo. Cuando el paciente se cura, viene otra etapa tan o más compleja que la que acaban de superar. Se termina la terapia intensiva pero la recuperación puede durar cinco veces más”, dice el médico neumonólogo Eduardo de Vito. En un informe especial de TL9 e IP, Juan Cruz Coscarelli acompañó el proceso de recuperación de algunos pacientes ya recuperados. ¿Qué pasa con las secuelas?

“Puede haber niebla cerebral, que incluye pérdida de memoria reciente, fuga de ideas, y dificultad para concentrarse. Las secuelas afectan la calidad de vida, el vivir bien”, señala de Vito.

Gastón Morel Vulliez, kinesiólogo respiratorio, dice que “no sabemos si todas las secuelas pueden ser recuperadas. Generamos estímulos para que así sea, pero no sabemos con exactitud el tiempo que requieren”. Y reflexiona: “Es lógico que ante la incertidumbre, los pacientes sientan miedo. Algunos no pueden realizar actividades simples, como subir escaleras o ir al baño solos”. 

De Vito concluye que los pacientes con secuelas son personas recuperadas para el sistema, pero lo cierto es que muchas no pueden ir a trabajar. Y ese número está invisibillizado.

Leer más