¿Qué es la fatiga de Zoom y por qué apunta a las mujeres?

Los softwares de videollamadas dieron espacio a un fenómeno llamado "fatiga de Zoom", un problema donde los usuarios afirman sentirse más cansados luego de reuniones digitales que las físicas.

El método de comunicación cambió drásticamente desde la pandemia, lo cual obligó a la población a digitalizarse abruptamente. Según los especialistas del Departamento de Comunicación de la universidad estadounidense Standford, este cambio afloró los procesos de metacomunicación (es decir, por fuera del lenguaje) que nos hacen falta en aislamiento.

Uno de los factores que producen esta "fatiga de Zoom", es lo que los especialistas llaman "ansiedad del espejo" que se produce ante el peso mental de estar constantemente pendiente de la propia imagen.

El reflejo que persigue a una demográfica en especial

En un estudio donde se analizaron las respuestas de 10.322 personas, los investigadores se dieron cuenta que 1 en cada 7 mujeres reportaban que se sentían extremadamente cansadas luego de las reuniones virtuales, en comparación a 1 en cada 20 hombres que reportaban las mismas sensaciones.

Según la investigación, las mujeres suelen ser más expresivas gestualmente y tener reuniones más largas con menos descansos, lo cual las hace el objetivo principal del síndrome "fatiga de zoom".

¿Qué es la fatiga de Zoom y por qué apunta a las mujeres?

Los softwares de videollamadas dieron espacio a un fenómeno llamado "fatiga de Zoom", un problema donde los usuarios afirman sentirse más cansados luego de reuniones digitales que las físicas.

El método de comunicación cambió drásticamente desde la pandemia, lo cual obligó a la población a digitalizarse abruptamente. Según los especialistas del Departamento de Comunicación de la universidad estadounidense Standford, este cambio afloró los procesos de metacomunicación (es decir, por fuera del lenguaje) que nos hacen falta en aislamiento.

Uno de los factores que producen esta "fatiga de Zoom", es lo que los especialistas llaman "ansiedad del espejo" que se produce ante el peso mental de estar constantemente pendiente de la propia imagen.

El reflejo que persigue a una demográfica en especial

En un estudio donde se analizaron las respuestas de 10.322 personas, los investigadores se dieron cuenta que 1 en cada 7 mujeres reportaban que se sentían extremadamente cansadas luego de las reuniones virtuales, en comparación a 1 en cada 20 hombres que reportaban las mismas sensaciones.

Según la investigación, las mujeres suelen ser más expresivas gestualmente y tener reuniones más largas con menos descansos, lo cual las hace el objetivo principal del síndrome "fatiga de zoom".

Los softwares de videollamadas dieron espacio a un fenómeno llamado "fatiga de Zoom", un problema donde los usuarios afirman sentirse más cansados luego de reuniones digitales que las físicas.

El método de comunicación cambió drásticamente desde la pandemia, lo cual obligó a la población a digitalizarse abruptamente. Según los especialistas del Departamento de Comunicación de la universidad estadounidense Standford, este cambio afloró los procesos de metacomunicación (es decir, por fuera del lenguaje) que nos hacen falta en aislamiento.

Uno de los factores que producen esta "fatiga de Zoom", es lo que los especialistas llaman "ansiedad del espejo" que se produce ante el peso mental de estar constantemente pendiente de la propia imagen.

El reflejo que persigue a una demográfica en especial

En un estudio donde se analizaron las respuestas de 10.322 personas, los investigadores se dieron cuenta que 1 en cada 7 mujeres reportaban que se sentían extremadamente cansadas luego de las reuniones virtuales, en comparación a 1 en cada 20 hombres que reportaban las mismas sensaciones.

Según la investigación, las mujeres suelen ser más expresivas gestualmente y tener reuniones más largas con menos descansos, lo cual las hace el objetivo principal del síndrome "fatiga de zoom".

Ver más
Ver más