Créditos UVA: en AM 750 habló el primer damnificado en un caso de ejecución

Placeholder del video

Los créditos UVA que se lanzaron durante el gobierno de Mauricio Macri parecían una gran oportunidad para quienes tenían el sueño del techo propio, una posibilidad de comprar una casa mediante un préstamo hipotecario con cuotas a pagar por 30 años. Ese sueño se convirtió en una utopía cuando las cuotas se dispararon y los montos se tornaron imposibles de pagar, por lo que muchas familias se endeudaron y hoy enfrentan la desesperación.

El primer caso de ejecución de una familia hipotecada es el de Marcelo Macaluso, un ciudadano de San Rafael, Mendoza, que en 2017 decidió tomar un préstamo por 2 millones de pesos, pero a medida que fue pasando el tiempo y las cuotas se inflaron a niveles monstruosos, no pudo pagar más. “La deuda capital adeudada en UVA era cada vez más cara”, cuenta en una entrevista radial con AM750.

“Hoy el Banco Nación me está ejecutando por 9 millones de pesos”, comenta sobre la desesperación económica que afronta desde hace dos años ya, cuando decidió dejar de pagar el préstamo. “Tomamos la decisión de comprar la vivienda para poder pagar nuestra casa, no queremos que nos regalen nada”, señala y luego explica es que el gran problema se presenta en que “ni siquiera vendiendo mi vivienda alcanza para poder pagar la deuda, levantar la hipoteca y quedar sin deudas”. “Uno se queda en la calle literalmente y endeudado por 15 0 20 años”, sentencia. 

Créditos UVA: en AM 750 habló el primer damnificado en un caso de ejecución

Los créditos UVA que se lanzaron durante el gobierno de Mauricio Macri parecían una gran oportunidad para quienes tenían el sueño del techo propio, una posibilidad de comprar una casa mediante un préstamo hipotecario con cuotas a pagar por 30 años. Ese sueño se convirtió en una utopía cuando las cuotas se dispararon y los montos se tornaron imposibles de pagar, por lo que muchas familias se endeudaron y hoy enfrentan la desesperación.

El primer caso de ejecución de una familia hipotecada es el de Marcelo Macaluso, un ciudadano de San Rafael, Mendoza, que en 2017 decidió tomar un préstamo por 2 millones de pesos, pero a medida que fue pasando el tiempo y las cuotas se inflaron a niveles monstruosos, no pudo pagar más. “La deuda capital adeudada en UVA era cada vez más cara”, cuenta en una entrevista radial con AM750.

“Hoy el Banco Nación me está ejecutando por 9 millones de pesos”, comenta sobre la desesperación económica que afronta desde hace dos años ya, cuando decidió dejar de pagar el préstamo. “Tomamos la decisión de comprar la vivienda para poder pagar nuestra casa, no queremos que nos regalen nada”, señala y luego explica es que el gran problema se presenta en que “ni siquiera vendiendo mi vivienda alcanza para poder pagar la deuda, levantar la hipoteca y quedar sin deudas”. “Uno se queda en la calle literalmente y endeudado por 15 0 20 años”, sentencia. 

Los créditos UVA que se lanzaron durante el gobierno de Mauricio Macri parecían una gran oportunidad para quienes tenían el sueño del techo propio, una posibilidad de comprar una casa mediante un préstamo hipotecario con cuotas a pagar por 30 años. Ese sueño se convirtió en una utopía cuando las cuotas se dispararon y los montos se tornaron imposibles de pagar, por lo que muchas familias se endeudaron y hoy enfrentan la desesperación.

El primer caso de ejecución de una familia hipotecada es el de Marcelo Macaluso, un ciudadano de San Rafael, Mendoza, que en 2017 decidió tomar un préstamo por 2 millones de pesos, pero a medida que fue pasando el tiempo y las cuotas se inflaron a niveles monstruosos, no pudo pagar más. “La deuda capital adeudada en UVA era cada vez más cara”, cuenta en una entrevista radial con AM750.

“Hoy el Banco Nación me está ejecutando por 9 millones de pesos”, comenta sobre la desesperación económica que afronta desde hace dos años ya, cuando decidió dejar de pagar el préstamo. “Tomamos la decisión de comprar la vivienda para poder pagar nuestra casa, no queremos que nos regalen nada”, señala y luego explica es que el gran problema se presenta en que “ni siquiera vendiendo mi vivienda alcanza para poder pagar la deuda, levantar la hipoteca y quedar sin deudas”. “Uno se queda en la calle literalmente y endeudado por 15 0 20 años”, sentencia. 

Leer más