La guerra en primera persona: cómo fue desde adentro

Placeholder del video

Alejandro Gorzelany (57), Gustavo Yamamoto (58), Miguel Blanco (57) y Rodolfo Maugeri (59) fueron soldados argentinos en la Guerra de Malvinas. Allí padecieron el frío, el hambre y vivieron momentos límites que los pusieron al borde de la muerte. A 39 años del desembarco de las tropas argentinas en las islas recuerdan aquellos momentos dolorosos, la discriminación que sufrieron durante mucho tiempo y piden por mantener activa la memoria.

"No sabíamos nada, teníamos 18 años recién cumplidos y no teníamos capacitación. Eso fue un error inolvidable", cuenta Alejandro Gorzelany, casado hace 29 años, padre de dos hijos. 

“Ser veterano me enfrenta a sentimientos encontrados. Por un lado, tengo una sensación de culpa o angustia eterna por el sufrimiento que le causó a mi familia. Por otro, un agradecimiento porque, siendo tan joven, la vida me enseñó el valor de una segunda oportunidad”, reflexiona Blanco, médico endocrinólogo pediatra.

Pasaron 74 días hasta que el 14 de junio de 1982 el mando argentino en las islas se rindió. Fueron 649 soldados argentinos que fallecieron en combate, 12.000 fueron heridos y entre 300 y 500 excombatientes se quitaron la vida. 

La guerra en primera persona: cómo fue desde adentro

Alejandro Gorzelany (57), Gustavo Yamamoto (58), Miguel Blanco (57) y Rodolfo Maugeri (59) fueron soldados argentinos en la Guerra de Malvinas. Allí padecieron el frío, el hambre y vivieron momentos límites que los pusieron al borde de la muerte. A 39 años del desembarco de las tropas argentinas en las islas recuerdan aquellos momentos dolorosos, la discriminación que sufrieron durante mucho tiempo y piden por mantener activa la memoria.

"No sabíamos nada, teníamos 18 años recién cumplidos y no teníamos capacitación. Eso fue un error inolvidable", cuenta Alejandro Gorzelany, casado hace 29 años, padre de dos hijos. 

“Ser veterano me enfrenta a sentimientos encontrados. Por un lado, tengo una sensación de culpa o angustia eterna por el sufrimiento que le causó a mi familia. Por otro, un agradecimiento porque, siendo tan joven, la vida me enseñó el valor de una segunda oportunidad”, reflexiona Blanco, médico endocrinólogo pediatra.

Pasaron 74 días hasta que el 14 de junio de 1982 el mando argentino en las islas se rindió. Fueron 649 soldados argentinos que fallecieron en combate, 12.000 fueron heridos y entre 300 y 500 excombatientes se quitaron la vida. 

Alejandro Gorzelany (57), Gustavo Yamamoto (58), Miguel Blanco (57) y Rodolfo Maugeri (59) fueron soldados argentinos en la Guerra de Malvinas. Allí padecieron el frío, el hambre y vivieron momentos límites que los pusieron al borde de la muerte. A 39 años del desembarco de las tropas argentinas en las islas recuerdan aquellos momentos dolorosos, la discriminación que sufrieron durante mucho tiempo y piden por mantener activa la memoria.

"No sabíamos nada, teníamos 18 años recién cumplidos y no teníamos capacitación. Eso fue un error inolvidable", cuenta Alejandro Gorzelany, casado hace 29 años, padre de dos hijos. 

“Ser veterano me enfrenta a sentimientos encontrados. Por un lado, tengo una sensación de culpa o angustia eterna por el sufrimiento que le causó a mi familia. Por otro, un agradecimiento porque, siendo tan joven, la vida me enseñó el valor de una segunda oportunidad”, reflexiona Blanco, médico endocrinólogo pediatra.

Pasaron 74 días hasta que el 14 de junio de 1982 el mando argentino en las islas se rindió. Fueron 649 soldados argentinos que fallecieron en combate, 12.000 fueron heridos y entre 300 y 500 excombatientes se quitaron la vida. 

Leer más