Resurge la crisis migratoria en la frontera México-Estados Unidos

Placeholder del video

El aumento de la llegada de personas a la frontera es un desafío político para Biden, que busca revertir muchas de las políticas contra la inmigración impuestas por Donald Trump. El nuevo presidente de los Estados Unidos enfrenta una doble presión. Por un lado, en la frontera sur las personas que ingresan lo hacen alentadas por el cambio de la política "tolerancia cero" de Trump. Por el otro, la oposición republicana ya califica la situación como la “primera crisis migratoria creada por las políticas presidenciales del nuevo gobierno". 

En este complicado panorama, hay un detalle no menor: si bien adultos y familias migrantes siguen siendo devueltos hacia México, los niños y niñas que cruzan solos reciben ayuda para reubicarse con parientes estadounidenses. Al respecto la semana pasada, el Departamento de Seguridad Nacional dijo en un comunicado que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) sería parte de un esfuerzo de 90 días, para garantizar que los niños estén albergados de manera segura y que sean entregados a personas que los cuidarán, generalmente familiares que ya viven en Estados Unidos.

 

Resurge la crisis migratoria en la frontera México-Estados Unidos

El aumento de la llegada de personas a la frontera es un desafío político para Biden, que busca revertir muchas de las políticas contra la inmigración impuestas por Donald Trump. El nuevo presidente de los Estados Unidos enfrenta una doble presión. Por un lado, en la frontera sur las personas que ingresan lo hacen alentadas por el cambio de la política "tolerancia cero" de Trump. Por el otro, la oposición republicana ya califica la situación como la “primera crisis migratoria creada por las políticas presidenciales del nuevo gobierno". 

En este complicado panorama, hay un detalle no menor: si bien adultos y familias migrantes siguen siendo devueltos hacia México, los niños y niñas que cruzan solos reciben ayuda para reubicarse con parientes estadounidenses. Al respecto la semana pasada, el Departamento de Seguridad Nacional dijo en un comunicado que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) sería parte de un esfuerzo de 90 días, para garantizar que los niños estén albergados de manera segura y que sean entregados a personas que los cuidarán, generalmente familiares que ya viven en Estados Unidos.

 

El aumento de la llegada de personas a la frontera es un desafío político para Biden, que busca revertir muchas de las políticas contra la inmigración impuestas por Donald Trump. El nuevo presidente de los Estados Unidos enfrenta una doble presión. Por un lado, en la frontera sur las personas que ingresan lo hacen alentadas por el cambio de la política "tolerancia cero" de Trump. Por el otro, la oposición republicana ya califica la situación como la “primera crisis migratoria creada por las políticas presidenciales del nuevo gobierno". 

En este complicado panorama, hay un detalle no menor: si bien adultos y familias migrantes siguen siendo devueltos hacia México, los niños y niñas que cruzan solos reciben ayuda para reubicarse con parientes estadounidenses. Al respecto la semana pasada, el Departamento de Seguridad Nacional dijo en un comunicado que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) sería parte de un esfuerzo de 90 días, para garantizar que los niños estén albergados de manera segura y que sean entregados a personas que los cuidarán, generalmente familiares que ya viven en Estados Unidos.

 

Ver más
Ver más