Placeholder del video

Muriel Santa Ana: "Si hay humanidad, el teatro va a sobrevivir"

El "Café del Día" comienza con una frase icónica de Muriel Santa Ana: "mientras la Humanidad sobreviva, el teatro va a sobrevivir como una expresión necesaria de lo humano". La actriz de Los vecinos de arriba y La Casa de Bernarda Alba confiesa que crecer en una casa formada por artistas eclécticos le enseñó a siempre reflexionar sobre su pasión por el teatro.

También confiesa que encontrar su vocación no fue una tarea fácil y que su padre siempre la desalentó a seguir el camino de la actuación. "El llamado no lo tuve así como así, fue una búsqueda, un encuentro", dice Muriel al describir una infancia repleta de cursos y cursillos de todas las disciplinas.

Pero sí reconoce que una de las cosas que no faltó en su hogar era el compromiso por el pensamiento. La artista recuerda de forma vívida veladas dedicadas a reuniones donde sus padres pasaban películas que no se podían ver en el cine y que su circuito estaba formado por profesionales de todo tipo. "Tuve una infancia donde circulaba el pensamiento", reflexionó mientras describía los pasos que la llevaron a aferrarse tan fuertemente a su identidad actoral.

Podés ver Imagen Positiva con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de lunes a viernes de 9hs a 12hs en IP Noticias

 

Muriel Santa Ana: "Si hay humanidad, el teatro va a sobrevivir"

El "Café del Día" comienza con una frase icónica de Muriel Santa Ana: "mientras la Humanidad sobreviva, el teatro va a sobrevivir como una expresión necesaria de lo humano". La actriz de Los vecinos de arriba y La Casa de Bernarda Alba confiesa que crecer en una casa formada por artistas eclécticos le enseñó a siempre reflexionar sobre su pasión por el teatro.

También confiesa que encontrar su vocación no fue una tarea fácil y que su padre siempre la desalentó a seguir el camino de la actuación. "El llamado no lo tuve así como así, fue una búsqueda, un encuentro", dice Muriel al describir una infancia repleta de cursos y cursillos de todas las disciplinas.

Pero sí reconoce que una de las cosas que no faltó en su hogar era el compromiso por el pensamiento. La artista recuerda de forma vívida veladas dedicadas a reuniones donde sus padres pasaban películas que no se podían ver en el cine y que su circuito estaba formado por profesionales de todo tipo. "Tuve una infancia donde circulaba el pensamiento", reflexionó mientras describía los pasos que la llevaron a aferrarse tan fuertemente a su identidad actoral.

Podés ver Imagen Positiva con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de lunes a viernes de 9hs a 12hs en IP Noticias

 

El "Café del Día" comienza con una frase icónica de Muriel Santa Ana: "mientras la Humanidad sobreviva, el teatro va a sobrevivir como una expresión necesaria de lo humano". La actriz de Los vecinos de arriba y La Casa de Bernarda Alba confiesa que crecer en una casa formada por artistas eclécticos le enseñó a siempre reflexionar sobre su pasión por el teatro.

También confiesa que encontrar su vocación no fue una tarea fácil y que su padre siempre la desalentó a seguir el camino de la actuación. "El llamado no lo tuve así como así, fue una búsqueda, un encuentro", dice Muriel al describir una infancia repleta de cursos y cursillos de todas las disciplinas.

Pero sí reconoce que una de las cosas que no faltó en su hogar era el compromiso por el pensamiento. La artista recuerda de forma vívida veladas dedicadas a reuniones donde sus padres pasaban películas que no se podían ver en el cine y que su circuito estaba formado por profesionales de todo tipo. "Tuve una infancia donde circulaba el pensamiento", reflexionó mientras describía los pasos que la llevaron a aferrarse tan fuertemente a su identidad actoral.

Podés ver Imagen Positiva con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de lunes a viernes de 9hs a 12hs en IP Noticias

 

Leer más