Un día con una docente en la vuelta a clases

Placeholder del video

Febrero es el mes del regreso de las clases en la ciudad de Buenos Aires. Luego del que fue uno los años más atípicos en la historia de la educación en nuestro país, y probablemente en todo el planeta, una cámara de IP acompañó durante todo un día a Daniela Fazzolari, una maestra de 2° grado de la Escuela Pública N° 27 que se prepara para la vuelta de los chicos al aula.

"Con esta vuelta a clases me siento más ansiosa que otras veces y también más nerviosa. Pero igual con muchas ganas", admitió la docente, antes de salir para el establecimiento educativo.

Deseosa de volver a entrar al aula, Fazzolari no se olvida de lo que fue el 2020 y del rol central que tuvo la escuela a la hora de contener socialmente a la comunidad educativa.

"La escuela ayudó mucho a la gente y la gente es muy agradecida. A veces toca escuchar las historias de las familias: 'No llego, no puedo, no tengo plata para comprar las fotocopias. Entonces uno tiene que hacerle el juego de fotocopias y comprárselo. Una, quieras o no, se involucra con esas cosas y sufre", contó.

Un día con una docente en la vuelta a clases

Febrero es el mes del regreso de las clases en la ciudad de Buenos Aires. Luego del que fue uno los años más atípicos en la historia de la educación en nuestro país, y probablemente en todo el planeta, una cámara de IP acompañó durante todo un día a Daniela Fazzolari, una maestra de 2° grado de la Escuela Pública N° 27 que se prepara para la vuelta de los chicos al aula.

"Con esta vuelta a clases me siento más ansiosa que otras veces y también más nerviosa. Pero igual con muchas ganas", admitió la docente, antes de salir para el establecimiento educativo.

Deseosa de volver a entrar al aula, Fazzolari no se olvida de lo que fue el 2020 y del rol central que tuvo la escuela a la hora de contener socialmente a la comunidad educativa.

"La escuela ayudó mucho a la gente y la gente es muy agradecida. A veces toca escuchar las historias de las familias: 'No llego, no puedo, no tengo plata para comprar las fotocopias. Entonces uno tiene que hacerle el juego de fotocopias y comprárselo. Una, quieras o no, se involucra con esas cosas y sufre", contó.

Febrero es el mes del regreso de las clases en la ciudad de Buenos Aires. Luego del que fue uno los años más atípicos en la historia de la educación en nuestro país, y probablemente en todo el planeta, una cámara de IP acompañó durante todo un día a Daniela Fazzolari, una maestra de 2° grado de la Escuela Pública N° 27 que se prepara para la vuelta de los chicos al aula.

"Con esta vuelta a clases me siento más ansiosa que otras veces y también más nerviosa. Pero igual con muchas ganas", admitió la docente, antes de salir para el establecimiento educativo.

Deseosa de volver a entrar al aula, Fazzolari no se olvida de lo que fue el 2020 y del rol central que tuvo la escuela a la hora de contener socialmente a la comunidad educativa.

"La escuela ayudó mucho a la gente y la gente es muy agradecida. A veces toca escuchar las historias de las familias: 'No llego, no puedo, no tengo plata para comprar las fotocopias. Entonces uno tiene que hacerle el juego de fotocopias y comprárselo. Una, quieras o no, se involucra con esas cosas y sufre", contó.

Leer más