Placeholder del video

#NiUnaMenos: las cifras de femicidios generan alerta

Si hay algo que no escapa ni siquiera a una pandemia es la violencia, en especial la que ejercen los hombres contra las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias. El caso del femicidio de Úrsula Bahillo que conmocionó a toda la sociedad se suma así al registro que lleva el Observatorio MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) todos los años. En 2021 las cifras siguen siendo alarmantes: aproximadamente cada 30 horas (o menos) matan a una mujer por el simple hecho de serlo.

Según el informe de la organización feminista, “hubo más femicidios que días en lo que va del 2021”(*). A diferencia de lo que se cree popularmente (y lo que se mantiene en las estadísticas desde que comenzó a tomarse el registro), el 76% de los femicidios fue cometido por parejas, exparejas o familiares y el 24% por hombres conocidos del círculo íntimo de la víctima. Esto quiere decir que el principal peligro para las feminidades radica en el seno privado.

Ahora bien, lo que también es alarmante es que el 19% de las víctimas de femicidio, como Úrsula, ya habían realizado denuncias contra el agresor previamente. Y el 12% de los femicidios fueron cometidos por integrantes de las fuerzas de seguridad, activos o retirados.

Por su parte, la coordinadora de MuMaLá en CABA, Victoria Aguirre señaló que en 2020 la pandemia hizo que la violencia se recrudeciera, ya que las víctimas “se tuvieron que quedar dentro de sus casas” con los violentos. 

(*) Los datos estadísticos que se toman en esta nota son del recorte del informe hecho al 15 de enero.
 

#NiUnaMenos: las cifras de femicidios generan alerta

Si hay algo que no escapa ni siquiera a una pandemia es la violencia, en especial la que ejercen los hombres contra las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias. El caso del femicidio de Úrsula Bahillo que conmocionó a toda la sociedad se suma así al registro que lleva el Observatorio MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) todos los años. En 2021 las cifras siguen siendo alarmantes: aproximadamente cada 30 horas (o menos) matan a una mujer por el simple hecho de serlo.

Según el informe de la organización feminista, “hubo más femicidios que días en lo que va del 2021”(*). A diferencia de lo que se cree popularmente (y lo que se mantiene en las estadísticas desde que comenzó a tomarse el registro), el 76% de los femicidios fue cometido por parejas, exparejas o familiares y el 24% por hombres conocidos del círculo íntimo de la víctima. Esto quiere decir que el principal peligro para las feminidades radica en el seno privado.

Ahora bien, lo que también es alarmante es que el 19% de las víctimas de femicidio, como Úrsula, ya habían realizado denuncias contra el agresor previamente. Y el 12% de los femicidios fueron cometidos por integrantes de las fuerzas de seguridad, activos o retirados.

Por su parte, la coordinadora de MuMaLá en CABA, Victoria Aguirre señaló que en 2020 la pandemia hizo que la violencia se recrudeciera, ya que las víctimas “se tuvieron que quedar dentro de sus casas” con los violentos. 

(*) Los datos estadísticos que se toman en esta nota son del recorte del informe hecho al 15 de enero.
 

Si hay algo que no escapa ni siquiera a una pandemia es la violencia, en especial la que ejercen los hombres contra las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias. El caso del femicidio de Úrsula Bahillo que conmocionó a toda la sociedad se suma así al registro que lleva el Observatorio MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) todos los años. En 2021 las cifras siguen siendo alarmantes: aproximadamente cada 30 horas (o menos) matan a una mujer por el simple hecho de serlo.

Según el informe de la organización feminista, “hubo más femicidios que días en lo que va del 2021”(*). A diferencia de lo que se cree popularmente (y lo que se mantiene en las estadísticas desde que comenzó a tomarse el registro), el 76% de los femicidios fue cometido por parejas, exparejas o familiares y el 24% por hombres conocidos del círculo íntimo de la víctima. Esto quiere decir que el principal peligro para las feminidades radica en el seno privado.

Ahora bien, lo que también es alarmante es que el 19% de las víctimas de femicidio, como Úrsula, ya habían realizado denuncias contra el agresor previamente. Y el 12% de los femicidios fueron cometidos por integrantes de las fuerzas de seguridad, activos o retirados.

Por su parte, la coordinadora de MuMaLá en CABA, Victoria Aguirre señaló que en 2020 la pandemia hizo que la violencia se recrudeciera, ya que las víctimas “se tuvieron que quedar dentro de sus casas” con los violentos. 

(*) Los datos estadísticos que se toman en esta nota son del recorte del informe hecho al 15 de enero.
 

Leer más