El arte milenario del té Japonés: ¿por qué tomarlo todo el año?

Placeholder del video

¿Té caliente en verano? Sí, en Japón el té caliente se toma todo el año. La mal llamada "Ceremonia del té", se llama en realidad "Chado" que significa el camino del té o "Chanoio", agua caliente para el té. 

"Tiene un sentido mucho más profundo que simplemente una ceremonia y muchos dicen que es la culminación de todas las artes japonesas", explica Malena Higashi, experta en este arte milenario, en conversación con Mercedes Ezquiaga.

La variedad que se toma es el ahora popular "Matcha", pero en otro formato: "es un té verde en polvo, esa es la particularidad, por momentos parece fosforescente y se bate con agua caliente".

Además esta "ceremonia", desarrollada por los monjes zen como un ejercicio para la mente, cuenta con un anfitrión que es el encargado de transmitir la frescura a través, también, de la porcelana, los kimonos, decoración y la caligrafía, que cambian según la estación del año. 

"En el Siglo XVI,  había mucha tensión política y se dice que dos clanes enemigos podían compartir en el recinto una taza de té y ese era un momento de paz absoluta", contó Malena Higashi en "Tarde a Tarde". 

El arte milenario del té Japonés: ¿por qué tomarlo todo el año?

¿Té caliente en verano? Sí, en Japón el té caliente se toma todo el año. La mal llamada "Ceremonia del té", se llama en realidad "Chado" que significa el camino del té o "Chanoio", agua caliente para el té. 

"Tiene un sentido mucho más profundo que simplemente una ceremonia y muchos dicen que es la culminación de todas las artes japonesas", explica Malena Higashi, experta en este arte milenario, en conversación con Mercedes Ezquiaga.

La variedad que se toma es el ahora popular "Matcha", pero en otro formato: "es un té verde en polvo, esa es la particularidad, por momentos parece fosforescente y se bate con agua caliente".

Además esta "ceremonia", desarrollada por los monjes zen como un ejercicio para la mente, cuenta con un anfitrión que es el encargado de transmitir la frescura a través, también, de la porcelana, los kimonos, decoración y la caligrafía, que cambian según la estación del año. 

"En el Siglo XVI,  había mucha tensión política y se dice que dos clanes enemigos podían compartir en el recinto una taza de té y ese era un momento de paz absoluta", contó Malena Higashi en "Tarde a Tarde". 

¿Té caliente en verano? Sí, en Japón el té caliente se toma todo el año. La mal llamada "Ceremonia del té", se llama en realidad "Chado" que significa el camino del té o "Chanoio", agua caliente para el té. 

"Tiene un sentido mucho más profundo que simplemente una ceremonia y muchos dicen que es la culminación de todas las artes japonesas", explica Malena Higashi, experta en este arte milenario, en conversación con Mercedes Ezquiaga.

La variedad que se toma es el ahora popular "Matcha", pero en otro formato: "es un té verde en polvo, esa es la particularidad, por momentos parece fosforescente y se bate con agua caliente".

Además esta "ceremonia", desarrollada por los monjes zen como un ejercicio para la mente, cuenta con un anfitrión que es el encargado de transmitir la frescura a través, también, de la porcelana, los kimonos, decoración y la caligrafía, que cambian según la estación del año. 

"En el Siglo XVI,  había mucha tensión política y se dice que dos clanes enemigos podían compartir en el recinto una taza de té y ese era un momento de paz absoluta", contó Malena Higashi en "Tarde a Tarde". 

Leer más