Carlos Jáuregui, pionero del activismo por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ en Argentina

Placeholder del video

Carlos Jáuregui, primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y organizador de la primera marcha del orgullo en Buenos Aires, nació el 22 de septiembre de 1957. Hoy cumpliría 64 años. 

Profesor de historia especializado en medievalismo, Jauregui murió a los 38 años a causa del VIH, por entonces un virus desconocido y sin medicamentos que lo contrarresten y que terminaba con la vida de las personas en poco tiempo. "En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política", es una de sus frases más recordadas y demuestra cómo habló claro frente a la discriminación social que vivía el colectivo LGBTIQ+ por aquellos años. 

Legado para la comunidad LGBTQ+

Jáuregui murió en Buenos Aires, el 20 de agosto de 1996. Su legado comprende una actividad constante frente a la discriminación y el odio de una sociedad temerosa del VIH/SIDA y defensora de los valores religiosos en contra de la homosexualidad. Su lucha a favor de los derechos LGTBIQ+,  lo llevó a fundar la asociación Gays por los Derechos Civiles, en 1991 y encabezar la primera Marcha del Orgullo en Argentina. Impulsó las leyes de unión civil y una cláusula anti discriminatoria para incluir la orientación sexual en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Mantuvo una fuerte disputa contra la Iglesia, representada por el arzobispo Antonio Quarracino, quien consideraba "desviados" a los homosexuales. El 20 de agosto se celebra el día del Activismo por la Diversidad Sexual, en memoria de su fallecimiento. 

 

Carlos Jáuregui, pionero del activismo por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ en Argentina

Carlos Jáuregui, primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y organizador de la primera marcha del orgullo en Buenos Aires, nació el 22 de septiembre de 1957. Hoy cumpliría 64 años. 

Profesor de historia especializado en medievalismo, Jauregui murió a los 38 años a causa del VIH, por entonces un virus desconocido y sin medicamentos que lo contrarresten y que terminaba con la vida de las personas en poco tiempo. "En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política", es una de sus frases más recordadas y demuestra cómo habló claro frente a la discriminación social que vivía el colectivo LGBTIQ+ por aquellos años. 

Legado para la comunidad LGBTQ+

Jáuregui murió en Buenos Aires, el 20 de agosto de 1996. Su legado comprende una actividad constante frente a la discriminación y el odio de una sociedad temerosa del VIH/SIDA y defensora de los valores religiosos en contra de la homosexualidad. Su lucha a favor de los derechos LGTBIQ+,  lo llevó a fundar la asociación Gays por los Derechos Civiles, en 1991 y encabezar la primera Marcha del Orgullo en Argentina. Impulsó las leyes de unión civil y una cláusula anti discriminatoria para incluir la orientación sexual en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Mantuvo una fuerte disputa contra la Iglesia, representada por el arzobispo Antonio Quarracino, quien consideraba "desviados" a los homosexuales. El 20 de agosto se celebra el día del Activismo por la Diversidad Sexual, en memoria de su fallecimiento. 

 

Carlos Jáuregui, primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y organizador de la primera marcha del orgullo en Buenos Aires, nació el 22 de septiembre de 1957. Hoy cumpliría 64 años. 

Profesor de historia especializado en medievalismo, Jauregui murió a los 38 años a causa del VIH, por entonces un virus desconocido y sin medicamentos que lo contrarresten y que terminaba con la vida de las personas en poco tiempo. "En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política", es una de sus frases más recordadas y demuestra cómo habló claro frente a la discriminación social que vivía el colectivo LGBTIQ+ por aquellos años. 

Legado para la comunidad LGBTQ+

Jáuregui murió en Buenos Aires, el 20 de agosto de 1996. Su legado comprende una actividad constante frente a la discriminación y el odio de una sociedad temerosa del VIH/SIDA y defensora de los valores religiosos en contra de la homosexualidad. Su lucha a favor de los derechos LGTBIQ+,  lo llevó a fundar la asociación Gays por los Derechos Civiles, en 1991 y encabezar la primera Marcha del Orgullo en Argentina. Impulsó las leyes de unión civil y una cláusula anti discriminatoria para incluir la orientación sexual en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Mantuvo una fuerte disputa contra la Iglesia, representada por el arzobispo Antonio Quarracino, quien consideraba "desviados" a los homosexuales. El 20 de agosto se celebra el día del Activismo por la Diversidad Sexual, en memoria de su fallecimiento. 

 

Ver más
Ver más