Placeholder del video

Reuniones clave en la Casa Rosada y en el Congreso a horas de la definición del nuevo Gabinete

El presidente Alberto Fernández llegó a la Casa Rosada para reunirse con funcionarios del Gobierno en el marco de la crisis que atraviesa el Gabinete. Por su parte, la vicepresidenta Cristina Kirchner se reunió en el Senado junto a Máximo Kirchner y al actual ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Se espera que el Jefe de Estado anuncie novedades en el transcurso de los próximos días. 

Alberto Fernández llegó a Balcarce acompañado por el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación, Gustavo Béliz. Poco después, llegó Santiago Cafiero, uno de los nombres que aparecen entre los rumores sobre posibles cambios en el Gabinete, quien se retiró antes de las 15.

De esta reunión con Fernández participarían también la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, el secretario de Comunicación Juan Pablo Biondi y el exministro de Justicia de la Nación, quien estuvo en gestión durante el Gobierno de Néstor Kirchner, Alberto Iribarne.

En tanto, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien actuaría como mediador entre la relación política entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, se encuentra actualmente en el Ministerio de Economía, posiblemente acompañado de Martín Guzmán.

Cartas cruzadas

El jueves, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, manifestaron públicamente sus posiciones tras el resultado que obtuvo el Frente de Todos (FdT) en las elecciones primarias legislativas del último domingo y sobre la decisión de ministros y funcionarios de poner su renuncia a disposición del jefe de Estado.

A través de un hilo de Twitter, Alberto manifestó que "la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos".

Horas más tarde, Cristina fijó su posición a través de una carta dada a conocer por redes sociales, en la que analizó la situación del Gobierno y los resultados de las PASO. En el texto, afirmó que 48 horas después de las PASO se reunió con Alberto para proponerle "relanzar" su Gobierno, razón por la cual le había propuesto el nombre del gobernador de Tucumán, Juan Manzur, como jefe de Gabinete.

También aclaró que no había pedido la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien debe llevar adelante la negociación con el FMI y criticó "las operaciones de prensa permanentes que sólo terminan desgastando al Gobierno".

A su vez, la vicepresidenta apuntó contra Biondi y manifestó: "El vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio".

Sobre “Wado” de Pedro, quien fue el primer funcionario en difundir públicamente la disposición de su renuncia sin el aparente aval del Presidente, dijo: “Alberto quería que Eduardo de Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo”.

Luego de que el ministro del Interior presentara la disposición de su renuncia, una seguidilla de funcionarios kirchneristas hicieron lo mismo, siendo parte de los cruces en la interna que comenzó a gestarse luego de la derrota del FdT en las PASO, cuando el frente perdió en 17 provincias.

Reuniones clave en la Casa Rosada y en el Congreso a horas de la definición del nuevo Gabinete

El presidente Alberto Fernández llegó a la Casa Rosada para reunirse con funcionarios del Gobierno en el marco de la crisis que atraviesa el Gabinete. Por su parte, la vicepresidenta Cristina Kirchner se reunió en el Senado junto a Máximo Kirchner y al actual ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Se espera que el Jefe de Estado anuncie novedades en el transcurso de los próximos días. 

Alberto Fernández llegó a Balcarce acompañado por el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación, Gustavo Béliz. Poco después, llegó Santiago Cafiero, uno de los nombres que aparecen entre los rumores sobre posibles cambios en el Gabinete, quien se retiró antes de las 15.

De esta reunión con Fernández participarían también la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, el secretario de Comunicación Juan Pablo Biondi y el exministro de Justicia de la Nación, quien estuvo en gestión durante el Gobierno de Néstor Kirchner, Alberto Iribarne.

En tanto, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien actuaría como mediador entre la relación política entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, se encuentra actualmente en el Ministerio de Economía, posiblemente acompañado de Martín Guzmán.

Cartas cruzadas

El jueves, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, manifestaron públicamente sus posiciones tras el resultado que obtuvo el Frente de Todos (FdT) en las elecciones primarias legislativas del último domingo y sobre la decisión de ministros y funcionarios de poner su renuncia a disposición del jefe de Estado.

A través de un hilo de Twitter, Alberto manifestó que "la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos".

Horas más tarde, Cristina fijó su posición a través de una carta dada a conocer por redes sociales, en la que analizó la situación del Gobierno y los resultados de las PASO. En el texto, afirmó que 48 horas después de las PASO se reunió con Alberto para proponerle "relanzar" su Gobierno, razón por la cual le había propuesto el nombre del gobernador de Tucumán, Juan Manzur, como jefe de Gabinete.

También aclaró que no había pedido la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien debe llevar adelante la negociación con el FMI y criticó "las operaciones de prensa permanentes que sólo terminan desgastando al Gobierno".

A su vez, la vicepresidenta apuntó contra Biondi y manifestó: "El vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio".

Sobre “Wado” de Pedro, quien fue el primer funcionario en difundir públicamente la disposición de su renuncia sin el aparente aval del Presidente, dijo: “Alberto quería que Eduardo de Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo”.

Luego de que el ministro del Interior presentara la disposición de su renuncia, una seguidilla de funcionarios kirchneristas hicieron lo mismo, siendo parte de los cruces en la interna que comenzó a gestarse luego de la derrota del FdT en las PASO, cuando el frente perdió en 17 provincias.

El presidente Alberto Fernández llegó a la Casa Rosada para reunirse con funcionarios del Gobierno en el marco de la crisis que atraviesa el Gabinete. Por su parte, la vicepresidenta Cristina Kirchner se reunió en el Senado junto a Máximo Kirchner y al actual ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Se espera que el Jefe de Estado anuncie novedades en el transcurso de los próximos días. 

Alberto Fernández llegó a Balcarce acompañado por el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación, Gustavo Béliz. Poco después, llegó Santiago Cafiero, uno de los nombres que aparecen entre los rumores sobre posibles cambios en el Gabinete, quien se retiró antes de las 15.

De esta reunión con Fernández participarían también la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, el secretario de Comunicación Juan Pablo Biondi y el exministro de Justicia de la Nación, quien estuvo en gestión durante el Gobierno de Néstor Kirchner, Alberto Iribarne.

En tanto, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien actuaría como mediador entre la relación política entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, se encuentra actualmente en el Ministerio de Economía, posiblemente acompañado de Martín Guzmán.

Cartas cruzadas

El jueves, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, manifestaron públicamente sus posiciones tras el resultado que obtuvo el Frente de Todos (FdT) en las elecciones primarias legislativas del último domingo y sobre la decisión de ministros y funcionarios de poner su renuncia a disposición del jefe de Estado.

A través de un hilo de Twitter, Alberto manifestó que "la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos".

Horas más tarde, Cristina fijó su posición a través de una carta dada a conocer por redes sociales, en la que analizó la situación del Gobierno y los resultados de las PASO. En el texto, afirmó que 48 horas después de las PASO se reunió con Alberto para proponerle "relanzar" su Gobierno, razón por la cual le había propuesto el nombre del gobernador de Tucumán, Juan Manzur, como jefe de Gabinete.

También aclaró que no había pedido la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien debe llevar adelante la negociación con el FMI y criticó "las operaciones de prensa permanentes que sólo terminan desgastando al Gobierno".

A su vez, la vicepresidenta apuntó contra Biondi y manifestó: "El vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio".

Sobre “Wado” de Pedro, quien fue el primer funcionario en difundir públicamente la disposición de su renuncia sin el aparente aval del Presidente, dijo: “Alberto quería que Eduardo de Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo”.

Luego de que el ministro del Interior presentara la disposición de su renuncia, una seguidilla de funcionarios kirchneristas hicieron lo mismo, siendo parte de los cruces en la interna que comenzó a gestarse luego de la derrota del FdT en las PASO, cuando el frente perdió en 17 provincias.

Leer más