Día del Jubilado: ¿Por qué se celebra?

En Argentina se celebra el Día del Jubilado, en recuerdo de la sanción de la ley 4.349 de jubilaciones en el país, ocurrida en 1904 durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca.

También reconocido como el día del trabajador pasivo, distingue a los empleados asalariados que se retiraron de su actividad por razones de edad o fuerza mayor. Esta situación está contemplada en la ley argentina para mujeres a partir de los 60 años y hombres con 65, con aportes mínimos de 30 años. La Ley 4.349 fue la primera en regular las jubilaciones en Argentina, hace 116 años, y se creó junto a la Caja Nacional de Jubilaciones y Pensiones

En 1954, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, el sistema pasó de capitalización individual a reparto, que operó hasta 1994, cuando el presidente Carlos Menem creó el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP). La última modificación surgió con la Ley 26.425, en 2008, que pasó la jubilación por capitalización a un sistema previsional público obligatorio, que sigue vigente en la actualidad. La jubilación actual asciende a un mínimo de $25.922 y un máximo de $174.433. 

Las amas de casa también pueden jubilarse

En Argentina, las mujeres que no cubran los 30 años de aportes y tengan 60 años, pueden realizar el trámite para obtener la jubilación de amas de casa. La ANSES ofrece a esta franja social la posibilidad de ingresar en una moratoria y pagar los años de aportes que falten, según cada caso en particular. Los requisitos para realizar el trámite son los siguientes: 

1) Tener un mínimo de 60 años de edad.
2) Completar los 30 años de servicios mínimos requeridos por el sistema previsional vigente.
3) Poseer la Clave Fiscal ( que se tramita en AFIP).
4) No ser beneficiaria/o de otra prestación (en este caso, deberá abonarse la deuda previamente al ingreso del expediente a la ANSES).

 

 

 

 

 

Día del Jubilado: ¿Por qué se celebra?

En Argentina se celebra el Día del Jubilado, en recuerdo de la sanción de la ley 4.349 de jubilaciones en el país, ocurrida en 1904 durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca.

También reconocido como el día del trabajador pasivo, distingue a los empleados asalariados que se retiraron de su actividad por razones de edad o fuerza mayor. Esta situación está contemplada en la ley argentina para mujeres a partir de los 60 años y hombres con 65, con aportes mínimos de 30 años. La Ley 4.349 fue la primera en regular las jubilaciones en Argentina, hace 116 años, y se creó junto a la Caja Nacional de Jubilaciones y Pensiones

En 1954, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, el sistema pasó de capitalización individual a reparto, que operó hasta 1994, cuando el presidente Carlos Menem creó el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP). La última modificación surgió con la Ley 26.425, en 2008, que pasó la jubilación por capitalización a un sistema previsional público obligatorio, que sigue vigente en la actualidad. La jubilación actual asciende a un mínimo de $25.922 y un máximo de $174.433. 

Las amas de casa también pueden jubilarse

En Argentina, las mujeres que no cubran los 30 años de aportes y tengan 60 años, pueden realizar el trámite para obtener la jubilación de amas de casa. La ANSES ofrece a esta franja social la posibilidad de ingresar en una moratoria y pagar los años de aportes que falten, según cada caso en particular. Los requisitos para realizar el trámite son los siguientes: 

1) Tener un mínimo de 60 años de edad.
2) Completar los 30 años de servicios mínimos requeridos por el sistema previsional vigente.
3) Poseer la Clave Fiscal ( que se tramita en AFIP).
4) No ser beneficiaria/o de otra prestación (en este caso, deberá abonarse la deuda previamente al ingreso del expediente a la ANSES).

 

 

 

 

 

En Argentina se celebra el Día del Jubilado, en recuerdo de la sanción de la ley 4.349 de jubilaciones en el país, ocurrida en 1904 durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca.

También reconocido como el día del trabajador pasivo, distingue a los empleados asalariados que se retiraron de su actividad por razones de edad o fuerza mayor. Esta situación está contemplada en la ley argentina para mujeres a partir de los 60 años y hombres con 65, con aportes mínimos de 30 años. La Ley 4.349 fue la primera en regular las jubilaciones en Argentina, hace 116 años, y se creó junto a la Caja Nacional de Jubilaciones y Pensiones

En 1954, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, el sistema pasó de capitalización individual a reparto, que operó hasta 1994, cuando el presidente Carlos Menem creó el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP). La última modificación surgió con la Ley 26.425, en 2008, que pasó la jubilación por capitalización a un sistema previsional público obligatorio, que sigue vigente en la actualidad. La jubilación actual asciende a un mínimo de $25.922 y un máximo de $174.433. 

Las amas de casa también pueden jubilarse

En Argentina, las mujeres que no cubran los 30 años de aportes y tengan 60 años, pueden realizar el trámite para obtener la jubilación de amas de casa. La ANSES ofrece a esta franja social la posibilidad de ingresar en una moratoria y pagar los años de aportes que falten, según cada caso en particular. Los requisitos para realizar el trámite son los siguientes: 

1) Tener un mínimo de 60 años de edad.
2) Completar los 30 años de servicios mínimos requeridos por el sistema previsional vigente.
3) Poseer la Clave Fiscal ( que se tramita en AFIP).
4) No ser beneficiaria/o de otra prestación (en este caso, deberá abonarse la deuda previamente al ingreso del expediente a la ANSES).

 

 

 

 

 

Ver más
Ver más