Placeholder del video

Malditos Nerds: ¿Qué pasó en Activision Blizzard?

La empresa estadounidense de videojuegos, Activision Blizzard, fue denunciada por acoso y cultura laboral tóxica.

La imputación llegó de parte del Estado de California, que demandó a la compañía por acoso a empleadas y clima de trabajo negativo. La gravedad de las denuncias no tiene antecedentes en la industria, al remarcar hechos que van desde diferencias salariales hasta acosos sexuales físicos. Uno de los hechos más aberrantes que se señala en el informe de la investigación es el suicidio de una empleada de Activision Blizzard que se encontraba acosada por sus compañeros debido a que se pasaban fotografías de ella.

Esta denuncia despertó un sinfín de testimonios de empleados, empleadas y ex trabajadores del estudio y otros estudios que se solidarizaron con la situación. También compartieron experiencias propias, demostrando que lo de Activision Blizzard no se trata de un hecho aislado sino de un problema latente en la industria de los videojuegos. Durante los primeros días posteriores a la denuncia, en Activision Blizzard reinó el silencio y tardaron en brindar una comunicación oficial.

La denuncia

En un primer momento, el estudio señaló que la denuncia era obra de una persecución del estado hacia ellos, pero luego del repudio generalizado, señalaron que iban a realizar cambios dentro de la compañía. A finales de julio, Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard rompió el silencio y reconoció que el accionar de la empresa luego de la denuncia fue pobre y no mostraron una empatía suficiente con la gravedad de los hechos. Además, manifestó que apoyarán a los empleados y realizarán cambios para mejorar la situación.

Días después, se conoció que Activision Blizzard despidió a Luis Barriga, director de Diablo 4, al diseñador jefe Jesse McCree y a Jonathan LeCraft, desarrollador de World of Warcraft debido a las denuncias. Sobre este punto, Jesse McCree tenía su propio personaje en el juego de Overwatch que se llamaba como él. Luego de su despido, el equipo de desarrollo de Overwatch lanzó un comunicado afirmando que cambiarán el nombre del personaje ya que no representa los valores del juego.

Las acciones que tomó Activision Blizzard no conformaron a nadie, ni siquiera a sus propios trabajadores que siguen hoy en día en el estudio. Desde julio hasta hoy, se realizaron distintas cartas públicas solicitando un cambio de rumbo de la compañía como huelgas y protestas en la puerta del estudio. En dichas protestas que fueron tanto digitales como físicas, no sólo participaron actuales trabajadores de la empresa sino también ex trabajadores y empleados de distintos estudios que tuvieron vivencias similares.

Activision Blizzard es una de las empresas más importantes de la historia de los videojuegos ya que a sus espaldas tienen grandes títulos como Diablo, Warcraft, Overwatch y Hearthstone. Sin embargo, desde hace muchos años que la empresa viene decayendo tanto a nivel de calidad de sus juegos como internos. Año tras año era noticia que los CEOs de la empresa se aumentaban abruptamente sus salarios mientras cada vez más trabajadores eran despedidos de la empresa.

Todavía es muy temprano y la denuncia es muy reciente para saber cómo terminará todo, pero algo es seguro, la industria de los videojuegos debe cambiar en cuanto a calidad y seguridad para sus trabajadores y trabajadoras. Si bien la denuncia del estado de California es contra Activision Blizzard, esto no se trata de un caso aislado, sino que una gran parte de estudios de videojuegos sean grandes o pequeños, mantienen prácticas de una cultura laboral tóxica ya sea por explotación de trabajo o malos tratos hacia sus trabajadores.

La industria de los videojuegos no para de crecer y romper récords año tras año y es, al menos, llamativo que siga tan atrasado a cuantos derechos laborales ya que no existe un sindicato que represente a los desarrolladores. Esperemos que todo lo que está sucediendo con Activision Blizzard pueda marcar un cambio de rumbo para la industria

 

Malditos Nerds: ¿Qué pasó en Activision Blizzard?

La empresa estadounidense de videojuegos, Activision Blizzard, fue denunciada por acoso y cultura laboral tóxica.

La imputación llegó de parte del Estado de California, que demandó a la compañía por acoso a empleadas y clima de trabajo negativo. La gravedad de las denuncias no tiene antecedentes en la industria, al remarcar hechos que van desde diferencias salariales hasta acosos sexuales físicos. Uno de los hechos más aberrantes que se señala en el informe de la investigación es el suicidio de una empleada de Activision Blizzard que se encontraba acosada por sus compañeros debido a que se pasaban fotografías de ella.

Esta denuncia despertó un sinfín de testimonios de empleados, empleadas y ex trabajadores del estudio y otros estudios que se solidarizaron con la situación. También compartieron experiencias propias, demostrando que lo de Activision Blizzard no se trata de un hecho aislado sino de un problema latente en la industria de los videojuegos. Durante los primeros días posteriores a la denuncia, en Activision Blizzard reinó el silencio y tardaron en brindar una comunicación oficial.

La denuncia

En un primer momento, el estudio señaló que la denuncia era obra de una persecución del estado hacia ellos, pero luego del repudio generalizado, señalaron que iban a realizar cambios dentro de la compañía. A finales de julio, Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard rompió el silencio y reconoció que el accionar de la empresa luego de la denuncia fue pobre y no mostraron una empatía suficiente con la gravedad de los hechos. Además, manifestó que apoyarán a los empleados y realizarán cambios para mejorar la situación.

Días después, se conoció que Activision Blizzard despidió a Luis Barriga, director de Diablo 4, al diseñador jefe Jesse McCree y a Jonathan LeCraft, desarrollador de World of Warcraft debido a las denuncias. Sobre este punto, Jesse McCree tenía su propio personaje en el juego de Overwatch que se llamaba como él. Luego de su despido, el equipo de desarrollo de Overwatch lanzó un comunicado afirmando que cambiarán el nombre del personaje ya que no representa los valores del juego.

Las acciones que tomó Activision Blizzard no conformaron a nadie, ni siquiera a sus propios trabajadores que siguen hoy en día en el estudio. Desde julio hasta hoy, se realizaron distintas cartas públicas solicitando un cambio de rumbo de la compañía como huelgas y protestas en la puerta del estudio. En dichas protestas que fueron tanto digitales como físicas, no sólo participaron actuales trabajadores de la empresa sino también ex trabajadores y empleados de distintos estudios que tuvieron vivencias similares.

Activision Blizzard es una de las empresas más importantes de la historia de los videojuegos ya que a sus espaldas tienen grandes títulos como Diablo, Warcraft, Overwatch y Hearthstone. Sin embargo, desde hace muchos años que la empresa viene decayendo tanto a nivel de calidad de sus juegos como internos. Año tras año era noticia que los CEOs de la empresa se aumentaban abruptamente sus salarios mientras cada vez más trabajadores eran despedidos de la empresa.

Todavía es muy temprano y la denuncia es muy reciente para saber cómo terminará todo, pero algo es seguro, la industria de los videojuegos debe cambiar en cuanto a calidad y seguridad para sus trabajadores y trabajadoras. Si bien la denuncia del estado de California es contra Activision Blizzard, esto no se trata de un caso aislado, sino que una gran parte de estudios de videojuegos sean grandes o pequeños, mantienen prácticas de una cultura laboral tóxica ya sea por explotación de trabajo o malos tratos hacia sus trabajadores.

La industria de los videojuegos no para de crecer y romper récords año tras año y es, al menos, llamativo que siga tan atrasado a cuantos derechos laborales ya que no existe un sindicato que represente a los desarrolladores. Esperemos que todo lo que está sucediendo con Activision Blizzard pueda marcar un cambio de rumbo para la industria

 

La empresa estadounidense de videojuegos, Activision Blizzard, fue denunciada por acoso y cultura laboral tóxica.

La imputación llegó de parte del Estado de California, que demandó a la compañía por acoso a empleadas y clima de trabajo negativo. La gravedad de las denuncias no tiene antecedentes en la industria, al remarcar hechos que van desde diferencias salariales hasta acosos sexuales físicos. Uno de los hechos más aberrantes que se señala en el informe de la investigación es el suicidio de una empleada de Activision Blizzard que se encontraba acosada por sus compañeros debido a que se pasaban fotografías de ella.

Esta denuncia despertó un sinfín de testimonios de empleados, empleadas y ex trabajadores del estudio y otros estudios que se solidarizaron con la situación. También compartieron experiencias propias, demostrando que lo de Activision Blizzard no se trata de un hecho aislado sino de un problema latente en la industria de los videojuegos. Durante los primeros días posteriores a la denuncia, en Activision Blizzard reinó el silencio y tardaron en brindar una comunicación oficial.

La denuncia

En un primer momento, el estudio señaló que la denuncia era obra de una persecución del estado hacia ellos, pero luego del repudio generalizado, señalaron que iban a realizar cambios dentro de la compañía. A finales de julio, Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard rompió el silencio y reconoció que el accionar de la empresa luego de la denuncia fue pobre y no mostraron una empatía suficiente con la gravedad de los hechos. Además, manifestó que apoyarán a los empleados y realizarán cambios para mejorar la situación.

Días después, se conoció que Activision Blizzard despidió a Luis Barriga, director de Diablo 4, al diseñador jefe Jesse McCree y a Jonathan LeCraft, desarrollador de World of Warcraft debido a las denuncias. Sobre este punto, Jesse McCree tenía su propio personaje en el juego de Overwatch que se llamaba como él. Luego de su despido, el equipo de desarrollo de Overwatch lanzó un comunicado afirmando que cambiarán el nombre del personaje ya que no representa los valores del juego.

Las acciones que tomó Activision Blizzard no conformaron a nadie, ni siquiera a sus propios trabajadores que siguen hoy en día en el estudio. Desde julio hasta hoy, se realizaron distintas cartas públicas solicitando un cambio de rumbo de la compañía como huelgas y protestas en la puerta del estudio. En dichas protestas que fueron tanto digitales como físicas, no sólo participaron actuales trabajadores de la empresa sino también ex trabajadores y empleados de distintos estudios que tuvieron vivencias similares.

Activision Blizzard es una de las empresas más importantes de la historia de los videojuegos ya que a sus espaldas tienen grandes títulos como Diablo, Warcraft, Overwatch y Hearthstone. Sin embargo, desde hace muchos años que la empresa viene decayendo tanto a nivel de calidad de sus juegos como internos. Año tras año era noticia que los CEOs de la empresa se aumentaban abruptamente sus salarios mientras cada vez más trabajadores eran despedidos de la empresa.

Todavía es muy temprano y la denuncia es muy reciente para saber cómo terminará todo, pero algo es seguro, la industria de los videojuegos debe cambiar en cuanto a calidad y seguridad para sus trabajadores y trabajadoras. Si bien la denuncia del estado de California es contra Activision Blizzard, esto no se trata de un caso aislado, sino que una gran parte de estudios de videojuegos sean grandes o pequeños, mantienen prácticas de una cultura laboral tóxica ya sea por explotación de trabajo o malos tratos hacia sus trabajadores.

La industria de los videojuegos no para de crecer y romper récords año tras año y es, al menos, llamativo que siga tan atrasado a cuantos derechos laborales ya que no existe un sindicato que represente a los desarrolladores. Esperemos que todo lo que está sucediendo con Activision Blizzard pueda marcar un cambio de rumbo para la industria

 

Leer más