Dos docentes argentinas quedaron seleccionadas entre los 50 mejores maestros del mundo

Dos argentinas fueron nominadas por la Global Teacher Prize de la Fundación Varkey en colaboración con la Unesco y quedaron entre los 50 finalistas para la siguiente ronda del prestigioso premio que otorga 100 mil dólares al primer puesto.

Se trata de Ana María Stelman, de la primaria Nº7 en el barrio Hipódromo de La Plata, y de Gisela Gómez, del Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 “República de Italia” en General Paz, un pequeño pueblo de Córdoba. Las dos docentes fueron destacadas entre más de 8.000 postulaciones de 121 países de todo el mundo.

En esta edición del certamen también fueron nominados alumnos destacados de manera internacional. Dos argentinos llegaron a los 50 finalistas: Mario Sánchez, de la Escuela de Comercio 5005 Juan XXIII de Salta y Lisandro Acuña, del Colegio ORT de la Ciudad de Buenos Aires.

"Felicitaciones a Gisela, Ana María, Lisandro y Mario por haber llegado a los 50 finalistas, sus historias ponen claramente de manifiesto la importancia de la educación para hacer frente a los grandes retos que tenemos por delante, desde el cambio climático hasta la creciente desigualdad y las pandemias mundiales”, dijo Sunny Varkey, fundador de Fundación Varkey sobre los seleccionados argentinos.

Global Teacher Prize y el Global Student Prize tienen como objetivo destacar el trabajo que realizan los maestros dentro de sus comunidades y el desarrollo que muestran los estudiantes en su aprendizaje.

La educación clave

La docente Gisela Gómez tiene 35 años y desde hace diez que da clases en el Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 “República de Italia”. Durante su carrera se concentró en otorgarles herramientas científicas a sus alumnos para resolver problemas de su pueblo. En 2015, dirigió un proyecto donde sus alumnos tomaron 245 muestras de los tanques de agua de las casas, las analizaron en el laboratorio escolar y detectaron la presencia de Escherichia Coli. Luego de ese experimento, realizaron una campaña de sanitización de tanques de agua, lo que los llevó a consagrarse en la categoría de Ciencias naturales de la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología.

La profesora Ana María Stelman trabaja en la primaria N°7 en el barrio Hipódromo de La Plata y avanza con el programa de educación a partir de proyectos que involucren a los estudiantes con su propia realidad. Trabaja con muchos alumnos y alumnas de sectores vulnerables por lo que decidió buscar métodos simples que los ayuden a pensar en la educación como una herramienta fundamental. En cada una de sus iniciativas, la profesora busca especialistas para no ser la única voz en el aula y que sus alumnos puedan encontrarse con la información de primera mano: "Los especialistas tienen el conocimiento y yo a los chicos. A veces pareciera que las docentes tenemos que saber todo, pero en verdad nosotros tenemos que enseñar herramientas para que los chicos puedan buscar el conocimiento, lo que necesitan para ser buenos profesionales", explicó la docente.

Dos docentes argentinas quedaron seleccionadas entre los 50 mejores maestros del mundo

Dos argentinas fueron nominadas por la Global Teacher Prize de la Fundación Varkey en colaboración con la Unesco y quedaron entre los 50 finalistas para la siguiente ronda del prestigioso premio que otorga 100 mil dólares al primer puesto.

Se trata de Ana María Stelman, de la primaria Nº7 en el barrio Hipódromo de La Plata, y de Gisela Gómez, del Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 “República de Italia” en General Paz, un pequeño pueblo de Córdoba. Las dos docentes fueron destacadas entre más de 8.000 postulaciones de 121 países de todo el mundo.

En esta edición del certamen también fueron nominados alumnos destacados de manera internacional. Dos argentinos llegaron a los 50 finalistas: Mario Sánchez, de la Escuela de Comercio 5005 Juan XXIII de Salta y Lisandro Acuña, del Colegio ORT de la Ciudad de Buenos Aires.

"Felicitaciones a Gisela, Ana María, Lisandro y Mario por haber llegado a los 50 finalistas, sus historias ponen claramente de manifiesto la importancia de la educación para hacer frente a los grandes retos que tenemos por delante, desde el cambio climático hasta la creciente desigualdad y las pandemias mundiales”, dijo Sunny Varkey, fundador de Fundación Varkey sobre los seleccionados argentinos.

Global Teacher Prize y el Global Student Prize tienen como objetivo destacar el trabajo que realizan los maestros dentro de sus comunidades y el desarrollo que muestran los estudiantes en su aprendizaje.

La educación clave

La docente Gisela Gómez tiene 35 años y desde hace diez que da clases en el Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 “República de Italia”. Durante su carrera se concentró en otorgarles herramientas científicas a sus alumnos para resolver problemas de su pueblo. En 2015, dirigió un proyecto donde sus alumnos tomaron 245 muestras de los tanques de agua de las casas, las analizaron en el laboratorio escolar y detectaron la presencia de Escherichia Coli. Luego de ese experimento, realizaron una campaña de sanitización de tanques de agua, lo que los llevó a consagrarse en la categoría de Ciencias naturales de la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología.

La profesora Ana María Stelman trabaja en la primaria N°7 en el barrio Hipódromo de La Plata y avanza con el programa de educación a partir de proyectos que involucren a los estudiantes con su propia realidad. Trabaja con muchos alumnos y alumnas de sectores vulnerables por lo que decidió buscar métodos simples que los ayuden a pensar en la educación como una herramienta fundamental. En cada una de sus iniciativas, la profesora busca especialistas para no ser la única voz en el aula y que sus alumnos puedan encontrarse con la información de primera mano: "Los especialistas tienen el conocimiento y yo a los chicos. A veces pareciera que las docentes tenemos que saber todo, pero en verdad nosotros tenemos que enseñar herramientas para que los chicos puedan buscar el conocimiento, lo que necesitan para ser buenos profesionales", explicó la docente.

Dos argentinas fueron nominadas por la Global Teacher Prize de la Fundación Varkey en colaboración con la Unesco y quedaron entre los 50 finalistas para la siguiente ronda del prestigioso premio que otorga 100 mil dólares al primer puesto.

Se trata de Ana María Stelman, de la primaria Nº7 en el barrio Hipódromo de La Plata, y de Gisela Gómez, del Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 “República de Italia” en General Paz, un pequeño pueblo de Córdoba. Las dos docentes fueron destacadas entre más de 8.000 postulaciones de 121 países de todo el mundo.

En esta edición del certamen también fueron nominados alumnos destacados de manera internacional. Dos argentinos llegaron a los 50 finalistas: Mario Sánchez, de la Escuela de Comercio 5005 Juan XXIII de Salta y Lisandro Acuña, del Colegio ORT de la Ciudad de Buenos Aires.

"Felicitaciones a Gisela, Ana María, Lisandro y Mario por haber llegado a los 50 finalistas, sus historias ponen claramente de manifiesto la importancia de la educación para hacer frente a los grandes retos que tenemos por delante, desde el cambio climático hasta la creciente desigualdad y las pandemias mundiales”, dijo Sunny Varkey, fundador de Fundación Varkey sobre los seleccionados argentinos.

Global Teacher Prize y el Global Student Prize tienen como objetivo destacar el trabajo que realizan los maestros dentro de sus comunidades y el desarrollo que muestran los estudiantes en su aprendizaje.

La educación clave

La docente Gisela Gómez tiene 35 años y desde hace diez que da clases en el Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 “República de Italia”. Durante su carrera se concentró en otorgarles herramientas científicas a sus alumnos para resolver problemas de su pueblo. En 2015, dirigió un proyecto donde sus alumnos tomaron 245 muestras de los tanques de agua de las casas, las analizaron en el laboratorio escolar y detectaron la presencia de Escherichia Coli. Luego de ese experimento, realizaron una campaña de sanitización de tanques de agua, lo que los llevó a consagrarse en la categoría de Ciencias naturales de la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología.

La profesora Ana María Stelman trabaja en la primaria N°7 en el barrio Hipódromo de La Plata y avanza con el programa de educación a partir de proyectos que involucren a los estudiantes con su propia realidad. Trabaja con muchos alumnos y alumnas de sectores vulnerables por lo que decidió buscar métodos simples que los ayuden a pensar en la educación como una herramienta fundamental. En cada una de sus iniciativas, la profesora busca especialistas para no ser la única voz en el aula y que sus alumnos puedan encontrarse con la información de primera mano: "Los especialistas tienen el conocimiento y yo a los chicos. A veces pareciera que las docentes tenemos que saber todo, pero en verdad nosotros tenemos que enseñar herramientas para que los chicos puedan buscar el conocimiento, lo que necesitan para ser buenos profesionales", explicó la docente.

Leer más