Día Mundial para la Prevención del Suicidio: ¿Por qué es importante su difusión?

Desde 2003, cada 10 de septiembre es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El lema 2021 es "Crear esperanza a través de la acción” y refleja la necesidad de una acción colectiva global.

Su implementación conjunta por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene como objetivo advertir que el suicidio se puede prevenir. Según datos de la OMS, es la segunda causa de muerte en la franja de los 15 a los 29 años, luego de los accidentes de tránsito. La estadística indica que, en el mundo, una persona toma la decisión de quitarse la vida cada 40 segundos. Estas cifras oficiales también arrojaron que el 79% de los suicidios se producen en países de ingresos bajos y medios. Por otra parte, la tasa más elevada está presente en naciones de ingresos altos (11,5 por 100 mil habitantes). En nuestro país, los datos del Ministerio de Salud de la Nación detallaron una tasa del 7,2 por cada 100 mil habitantes, superando a los homicidios; catorce de cada 100 mil jóvenes deciden suicidarse en Argentina. 

El suicidio se puede prevenir

Desde el Ministerio de Salud, coinciden con los organismos internacionales en que el acto suicida es prevenible. "Cuando se habla de suicidio, una reflexión clave es entenderlo en toda su complejidad. Y, además, tener en cuenta que el suicidio nunca es una elección, sino que debemos pensarlo como el producto de una restricción en las aspiraciones vitales de las personas", explican desde la página oficial de Salud. En este marco fue promulgada la Ley 27.130 de Prevención del Suicidio, en 2015, que aún se encuentra en proceso de reglamentación. Las autoridades sanitarias también aclaran que no es real que lo suicidas no den señales, ni avisen que van a cometer el acto contra su vida. "La persona que se suicida no desea morir. La persona que tiene ideas suicidas está transitando una situación de ambivalencia en su vida, es decir, desearía morir si su vida continúa de la misma manera, pero desearía vivir si se produjeran cambios significativos en ella", explican. Además, se indican como medidas fundamentales de prevención a la contención frente a dificultades de la familia, escuela y distintos ámbitos sociales que transite el individuo afectado. 

¿Cómo tratarlo desde los medios?

Es importante destacar la forma en que los medios de comunicación deben encarar el tema del suicidio. Algunos de los lineamientos sugeridos desde el Ministerio de Salud, son los siguientes: 

Al informar sobre el suicidio en general:

  • Interpretar las estadísticas cuidadosa y correctamente.
  • Recurrir y utilizar fuentes de información que sean auténticas y confiables.
  • No realizar comentarios espontáneos –muchas veces inconscientes- que refuerzan los prejuicios y estigmas sobre el tema.
  • Evitar las generalizaciones basadas en cifras pequeñas ya que requieren particular atención. Del mismo modo que es recomendable no utilizar expresiones tales como “epidemia de suicidios” y “el lugar con mayor tasa de suicidios en el mundo”.
  • No informar el comportamiento suicida como una respuesta entendible a los problemas o cambios sociales.

Al informar sobre un suicidio en particular:

  • No realizar descripciones detalladas del método de suicidio utilizado ni ilustrar con imágenes reales o ficcionadas.
  • No resumir la causa de suicido a un solo factor: “Se suicidó porque estaba en bancarrota” o “Se suicidó por una pena de amor”. Las causas de suicidio son complejas y resultan de diversos factores.
  • En cuanto a la comunicación del suicidio de una celebridad (artística, política, deportiva, etc.) deberá evitarse la cobertura sensacionalista, minimizándola hasta donde sea posible y evitando exageraciones.
  • Es importante que el tratamiento periodístico tenga siempre en cuenta el impacto sobre las familias y otros sobrevivientes en términos del estigma y el sufrimiento.

Frente a casos de alerta, es posible llamar de manera gratuita a la Línea de Prevención del Suicidio, marcando 135, o bien (011) 5275-1135 para CABA Y GBA y 0800 345 1435, para todo el país. 

 

 

 

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: ¿Por qué es importante su difusión?

Desde 2003, cada 10 de septiembre es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El lema 2021 es "Crear esperanza a través de la acción” y refleja la necesidad de una acción colectiva global.

Su implementación conjunta por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene como objetivo advertir que el suicidio se puede prevenir. Según datos de la OMS, es la segunda causa de muerte en la franja de los 15 a los 29 años, luego de los accidentes de tránsito. La estadística indica que, en el mundo, una persona toma la decisión de quitarse la vida cada 40 segundos. Estas cifras oficiales también arrojaron que el 79% de los suicidios se producen en países de ingresos bajos y medios. Por otra parte, la tasa más elevada está presente en naciones de ingresos altos (11,5 por 100 mil habitantes). En nuestro país, los datos del Ministerio de Salud de la Nación detallaron una tasa del 7,2 por cada 100 mil habitantes, superando a los homicidios; catorce de cada 100 mil jóvenes deciden suicidarse en Argentina. 

El suicidio se puede prevenir

Desde el Ministerio de Salud, coinciden con los organismos internacionales en que el acto suicida es prevenible. "Cuando se habla de suicidio, una reflexión clave es entenderlo en toda su complejidad. Y, además, tener en cuenta que el suicidio nunca es una elección, sino que debemos pensarlo como el producto de una restricción en las aspiraciones vitales de las personas", explican desde la página oficial de Salud. En este marco fue promulgada la Ley 27.130 de Prevención del Suicidio, en 2015, que aún se encuentra en proceso de reglamentación. Las autoridades sanitarias también aclaran que no es real que lo suicidas no den señales, ni avisen que van a cometer el acto contra su vida. "La persona que se suicida no desea morir. La persona que tiene ideas suicidas está transitando una situación de ambivalencia en su vida, es decir, desearía morir si su vida continúa de la misma manera, pero desearía vivir si se produjeran cambios significativos en ella", explican. Además, se indican como medidas fundamentales de prevención a la contención frente a dificultades de la familia, escuela y distintos ámbitos sociales que transite el individuo afectado. 

¿Cómo tratarlo desde los medios?

Es importante destacar la forma en que los medios de comunicación deben encarar el tema del suicidio. Algunos de los lineamientos sugeridos desde el Ministerio de Salud, son los siguientes: 

Al informar sobre el suicidio en general:

  • Interpretar las estadísticas cuidadosa y correctamente.
  • Recurrir y utilizar fuentes de información que sean auténticas y confiables.
  • No realizar comentarios espontáneos –muchas veces inconscientes- que refuerzan los prejuicios y estigmas sobre el tema.
  • Evitar las generalizaciones basadas en cifras pequeñas ya que requieren particular atención. Del mismo modo que es recomendable no utilizar expresiones tales como “epidemia de suicidios” y “el lugar con mayor tasa de suicidios en el mundo”.
  • No informar el comportamiento suicida como una respuesta entendible a los problemas o cambios sociales.

Al informar sobre un suicidio en particular:

  • No realizar descripciones detalladas del método de suicidio utilizado ni ilustrar con imágenes reales o ficcionadas.
  • No resumir la causa de suicido a un solo factor: “Se suicidó porque estaba en bancarrota” o “Se suicidó por una pena de amor”. Las causas de suicidio son complejas y resultan de diversos factores.
  • En cuanto a la comunicación del suicidio de una celebridad (artística, política, deportiva, etc.) deberá evitarse la cobertura sensacionalista, minimizándola hasta donde sea posible y evitando exageraciones.
  • Es importante que el tratamiento periodístico tenga siempre en cuenta el impacto sobre las familias y otros sobrevivientes en términos del estigma y el sufrimiento.

Frente a casos de alerta, es posible llamar de manera gratuita a la Línea de Prevención del Suicidio, marcando 135, o bien (011) 5275-1135 para CABA Y GBA y 0800 345 1435, para todo el país. 

 

 

 

Desde 2003, cada 10 de septiembre es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El lema 2021 es "Crear esperanza a través de la acción” y refleja la necesidad de una acción colectiva global.

Su implementación conjunta por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene como objetivo advertir que el suicidio se puede prevenir. Según datos de la OMS, es la segunda causa de muerte en la franja de los 15 a los 29 años, luego de los accidentes de tránsito. La estadística indica que, en el mundo, una persona toma la decisión de quitarse la vida cada 40 segundos. Estas cifras oficiales también arrojaron que el 79% de los suicidios se producen en países de ingresos bajos y medios. Por otra parte, la tasa más elevada está presente en naciones de ingresos altos (11,5 por 100 mil habitantes). En nuestro país, los datos del Ministerio de Salud de la Nación detallaron una tasa del 7,2 por cada 100 mil habitantes, superando a los homicidios; catorce de cada 100 mil jóvenes deciden suicidarse en Argentina. 

El suicidio se puede prevenir

Desde el Ministerio de Salud, coinciden con los organismos internacionales en que el acto suicida es prevenible. "Cuando se habla de suicidio, una reflexión clave es entenderlo en toda su complejidad. Y, además, tener en cuenta que el suicidio nunca es una elección, sino que debemos pensarlo como el producto de una restricción en las aspiraciones vitales de las personas", explican desde la página oficial de Salud. En este marco fue promulgada la Ley 27.130 de Prevención del Suicidio, en 2015, que aún se encuentra en proceso de reglamentación. Las autoridades sanitarias también aclaran que no es real que lo suicidas no den señales, ni avisen que van a cometer el acto contra su vida. "La persona que se suicida no desea morir. La persona que tiene ideas suicidas está transitando una situación de ambivalencia en su vida, es decir, desearía morir si su vida continúa de la misma manera, pero desearía vivir si se produjeran cambios significativos en ella", explican. Además, se indican como medidas fundamentales de prevención a la contención frente a dificultades de la familia, escuela y distintos ámbitos sociales que transite el individuo afectado. 

¿Cómo tratarlo desde los medios?

Es importante destacar la forma en que los medios de comunicación deben encarar el tema del suicidio. Algunos de los lineamientos sugeridos desde el Ministerio de Salud, son los siguientes: 

Al informar sobre el suicidio en general:

  • Interpretar las estadísticas cuidadosa y correctamente.
  • Recurrir y utilizar fuentes de información que sean auténticas y confiables.
  • No realizar comentarios espontáneos –muchas veces inconscientes- que refuerzan los prejuicios y estigmas sobre el tema.
  • Evitar las generalizaciones basadas en cifras pequeñas ya que requieren particular atención. Del mismo modo que es recomendable no utilizar expresiones tales como “epidemia de suicidios” y “el lugar con mayor tasa de suicidios en el mundo”.
  • No informar el comportamiento suicida como una respuesta entendible a los problemas o cambios sociales.

Al informar sobre un suicidio en particular:

  • No realizar descripciones detalladas del método de suicidio utilizado ni ilustrar con imágenes reales o ficcionadas.
  • No resumir la causa de suicido a un solo factor: “Se suicidó porque estaba en bancarrota” o “Se suicidó por una pena de amor”. Las causas de suicidio son complejas y resultan de diversos factores.
  • En cuanto a la comunicación del suicidio de una celebridad (artística, política, deportiva, etc.) deberá evitarse la cobertura sensacionalista, minimizándola hasta donde sea posible y evitando exageraciones.
  • Es importante que el tratamiento periodístico tenga siempre en cuenta el impacto sobre las familias y otros sobrevivientes en términos del estigma y el sufrimiento.

Frente a casos de alerta, es posible llamar de manera gratuita a la Línea de Prevención del Suicidio, marcando 135, o bien (011) 5275-1135 para CABA Y GBA y 0800 345 1435, para todo el país. 

 

 

 

Ver más
Ver más