La directora de Migraciones aseguró que la suspensión del partido "parece más una puesta en escena"

La titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, aseguró que la suspensión del partido por Eliminatorias entre Brasil y Argentina "parece más una puesta en escena que una medida sanitaria".

"Todas las personas que ingresan a un país, también los jugadores de fútbol, al presentar su pasaporte a las autoridades migratorias, estas tienen las herramientas para trazar su procedencia", argumentó Carignano a través de una serie de mensajes en las redes sociales.

"Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, más allá del protocolo establecido por la FIFA, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio. Esperar tres días y meterse en el campo de juego suspendiendo un partido parece más una puesta en escena que una medida sanitaria", completó la funcionaria.

 

Qué pasó en el partido Argentina-Brasil

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil interrumpió este domingo el partido entre Brasil y Argentina por una supuesta irregularidad en la llegada al país de 4 jugadores visitantes, en una polémica decisión que derivó la retirada de los equipos y los árbitros.

El incidente ocurrió cuando transcurrían 5 minutos de juego en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo, en partido de la sexta jornada de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022, cuando fiscales sanitarios brasileños irrumpieron en el césped del estadio.

La reacción del equipo visitante fue encerrarse en su vestuario, mientras que los delegados de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) retiraron a todo el cuerpo arbitral hasta buscar una salida a la situación.

Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía fueron denunciados por el incumplimiento de la norma para el ingreso a suelo brasileño, prevista en la Ordenanza Interministerial No. 655, de 2021, que establece que los viajeros extranjeros que hayan pasado por Reino Unido, Sudáfrica, Irlanda del Norte e India en los últimos 14 días no pueden entrar a Brasil.

Anvisa comunicó que los cuatro involucrados debían ponerse en cuarentena y pidió su salida inmediata del país, lo que implicaba que ninguno de ellos pudiera jugar el partido de esta tarde.

Sin embargo, tras conversaciones entre miembros de la AFA, Conmebol y FIFA, los jugadores abandonaron la concentración en el Airport Marriott Hotel de San Pablo y abordaron el micro rumbo al Arena Corinthians, en una contradicción a lo decidido por los funcionarios nacionales.

La directora de Migraciones aseguró que la suspensión del partido "parece más una puesta en escena"

La titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, aseguró que la suspensión del partido por Eliminatorias entre Brasil y Argentina "parece más una puesta en escena que una medida sanitaria".

"Todas las personas que ingresan a un país, también los jugadores de fútbol, al presentar su pasaporte a las autoridades migratorias, estas tienen las herramientas para trazar su procedencia", argumentó Carignano a través de una serie de mensajes en las redes sociales.

"Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, más allá del protocolo establecido por la FIFA, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio. Esperar tres días y meterse en el campo de juego suspendiendo un partido parece más una puesta en escena que una medida sanitaria", completó la funcionaria.

 

Qué pasó en el partido Argentina-Brasil

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil interrumpió este domingo el partido entre Brasil y Argentina por una supuesta irregularidad en la llegada al país de 4 jugadores visitantes, en una polémica decisión que derivó la retirada de los equipos y los árbitros.

El incidente ocurrió cuando transcurrían 5 minutos de juego en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo, en partido de la sexta jornada de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022, cuando fiscales sanitarios brasileños irrumpieron en el césped del estadio.

La reacción del equipo visitante fue encerrarse en su vestuario, mientras que los delegados de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) retiraron a todo el cuerpo arbitral hasta buscar una salida a la situación.

Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía fueron denunciados por el incumplimiento de la norma para el ingreso a suelo brasileño, prevista en la Ordenanza Interministerial No. 655, de 2021, que establece que los viajeros extranjeros que hayan pasado por Reino Unido, Sudáfrica, Irlanda del Norte e India en los últimos 14 días no pueden entrar a Brasil.

Anvisa comunicó que los cuatro involucrados debían ponerse en cuarentena y pidió su salida inmediata del país, lo que implicaba que ninguno de ellos pudiera jugar el partido de esta tarde.

Sin embargo, tras conversaciones entre miembros de la AFA, Conmebol y FIFA, los jugadores abandonaron la concentración en el Airport Marriott Hotel de San Pablo y abordaron el micro rumbo al Arena Corinthians, en una contradicción a lo decidido por los funcionarios nacionales.

La titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, aseguró que la suspensión del partido por Eliminatorias entre Brasil y Argentina "parece más una puesta en escena que una medida sanitaria".

"Todas las personas que ingresan a un país, también los jugadores de fútbol, al presentar su pasaporte a las autoridades migratorias, estas tienen las herramientas para trazar su procedencia", argumentó Carignano a través de una serie de mensajes en las redes sociales.

"Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, más allá del protocolo establecido por la FIFA, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio. Esperar tres días y meterse en el campo de juego suspendiendo un partido parece más una puesta en escena que una medida sanitaria", completó la funcionaria.

 

Qué pasó en el partido Argentina-Brasil

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil interrumpió este domingo el partido entre Brasil y Argentina por una supuesta irregularidad en la llegada al país de 4 jugadores visitantes, en una polémica decisión que derivó la retirada de los equipos y los árbitros.

El incidente ocurrió cuando transcurrían 5 minutos de juego en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo, en partido de la sexta jornada de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022, cuando fiscales sanitarios brasileños irrumpieron en el césped del estadio.

La reacción del equipo visitante fue encerrarse en su vestuario, mientras que los delegados de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) retiraron a todo el cuerpo arbitral hasta buscar una salida a la situación.

Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía fueron denunciados por el incumplimiento de la norma para el ingreso a suelo brasileño, prevista en la Ordenanza Interministerial No. 655, de 2021, que establece que los viajeros extranjeros que hayan pasado por Reino Unido, Sudáfrica, Irlanda del Norte e India en los últimos 14 días no pueden entrar a Brasil.

Anvisa comunicó que los cuatro involucrados debían ponerse en cuarentena y pidió su salida inmediata del país, lo que implicaba que ninguno de ellos pudiera jugar el partido de esta tarde.

Sin embargo, tras conversaciones entre miembros de la AFA, Conmebol y FIFA, los jugadores abandonaron la concentración en el Airport Marriott Hotel de San Pablo y abordaron el micro rumbo al Arena Corinthians, en una contradicción a lo decidido por los funcionarios nacionales.

Leer más