Femicidio en Mendoza: un adolescente de 14 años confesó el crimen

Placeholder del video

Un adolescente de 14 años confesó el femicidio de Lucía Fernández. Según fuentes oficiales, todavía se deberá investigar cuál es el vínculo que tenía con la víctima y si estaba involucrado con el episodio de abuso sexual que había sufrido la menor hace unos meses. El sospechoso vive cerca de la casa de la víctima donde se encontró el cuchillo utilizado en el asesinato de la muchacha.

El cuerpo de Lucía Fernández fue hallado en la localidad de Maipú (provincia de Mendoza), con 15 heridas realizadas por un objeto cortopunzante. Sus padres aseguraron que la habían estado esperando desde el día anterior a que la joven volviera del colegio, pero nunca regresó. Los dos realizaban la denuncia en simultáneo cuando ingresó el llamado al 911 que notificó la aparición de su cadáver.

La Policía Científica y personal de Investigaciones tiene en su posesión los celulares del presunto asesino y la víctima, y busca confirmar el tipo de relación que tenían entre ellos. Previamente, los Agentes de Homicidios y peritos de la Policía habían cercado el lugar donde fue hallado el cuerpo y habían encontrado una mochila negra con pertenencias de la joven, entre ellas su celular, una camisa blanca del colegio y útiles escolares.

"Y no sabemos cuál puede haber sido la situación que actuó como detonante para esta locura. Lo que sí sabemos es que resta mucho por analizar: por ejemplo, el contenido de los celulares de ella y de él, que han sido secuestrados. Habrá que ver si de ahí sale nueva información", contó un pesquisa que sigue de cerca el caso.

Damián, primo de Lucía, indicó que en otra oportunidad ella se había perdido y que el año pasado había sido víctima de abuso, hecho que fue denunciado, pero que nadie hizo "nada". Por otra parte, la madre de la víctima evitó referirse al crimen ante los medios, exigió justicia por su hija.

Femicidio en Mendoza: un adolescente de 14 años confesó el crimen

Un adolescente de 14 años confesó el femicidio de Lucía Fernández. Según fuentes oficiales, todavía se deberá investigar cuál es el vínculo que tenía con la víctima y si estaba involucrado con el episodio de abuso sexual que había sufrido la menor hace unos meses. El sospechoso vive cerca de la casa de la víctima donde se encontró el cuchillo utilizado en el asesinato de la muchacha.

El cuerpo de Lucía Fernández fue hallado en la localidad de Maipú (provincia de Mendoza), con 15 heridas realizadas por un objeto cortopunzante. Sus padres aseguraron que la habían estado esperando desde el día anterior a que la joven volviera del colegio, pero nunca regresó. Los dos realizaban la denuncia en simultáneo cuando ingresó el llamado al 911 que notificó la aparición de su cadáver.

La Policía Científica y personal de Investigaciones tiene en su posesión los celulares del presunto asesino y la víctima, y busca confirmar el tipo de relación que tenían entre ellos. Previamente, los Agentes de Homicidios y peritos de la Policía habían cercado el lugar donde fue hallado el cuerpo y habían encontrado una mochila negra con pertenencias de la joven, entre ellas su celular, una camisa blanca del colegio y útiles escolares.

"Y no sabemos cuál puede haber sido la situación que actuó como detonante para esta locura. Lo que sí sabemos es que resta mucho por analizar: por ejemplo, el contenido de los celulares de ella y de él, que han sido secuestrados. Habrá que ver si de ahí sale nueva información", contó un pesquisa que sigue de cerca el caso.

Damián, primo de Lucía, indicó que en otra oportunidad ella se había perdido y que el año pasado había sido víctima de abuso, hecho que fue denunciado, pero que nadie hizo "nada". Por otra parte, la madre de la víctima evitó referirse al crimen ante los medios, exigió justicia por su hija.

Un adolescente de 14 años confesó el femicidio de Lucía Fernández. Según fuentes oficiales, todavía se deberá investigar cuál es el vínculo que tenía con la víctima y si estaba involucrado con el episodio de abuso sexual que había sufrido la menor hace unos meses. El sospechoso vive cerca de la casa de la víctima donde se encontró el cuchillo utilizado en el asesinato de la muchacha.

El cuerpo de Lucía Fernández fue hallado en la localidad de Maipú (provincia de Mendoza), con 15 heridas realizadas por un objeto cortopunzante. Sus padres aseguraron que la habían estado esperando desde el día anterior a que la joven volviera del colegio, pero nunca regresó. Los dos realizaban la denuncia en simultáneo cuando ingresó el llamado al 911 que notificó la aparición de su cadáver.

La Policía Científica y personal de Investigaciones tiene en su posesión los celulares del presunto asesino y la víctima, y busca confirmar el tipo de relación que tenían entre ellos. Previamente, los Agentes de Homicidios y peritos de la Policía habían cercado el lugar donde fue hallado el cuerpo y habían encontrado una mochila negra con pertenencias de la joven, entre ellas su celular, una camisa blanca del colegio y útiles escolares.

"Y no sabemos cuál puede haber sido la situación que actuó como detonante para esta locura. Lo que sí sabemos es que resta mucho por analizar: por ejemplo, el contenido de los celulares de ella y de él, que han sido secuestrados. Habrá que ver si de ahí sale nueva información", contó un pesquisa que sigue de cerca el caso.

Damián, primo de Lucía, indicó que en otra oportunidad ella se había perdido y que el año pasado había sido víctima de abuso, hecho que fue denunciado, pero que nadie hizo "nada". Por otra parte, la madre de la víctima evitó referirse al crimen ante los medios, exigió justicia por su hija.

Ver más
Ver más