Placeholder del video

Carla Vizzotti: “No hay vacunas en la heladera. Cada una está en constante movimiento"

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, desmintió la versión que señalaba que pese al avance de la variante Delta había cinco millones de vacunas contra el coronavirus distribuidas y sin aplicar. “No hay vacunas en la heladera. Cada vacuna está en constante movimiento”, dijo la funcionaria al arribar al aeropuerto internacional de Ezeiza, proveniente de la Federación Rusa, en el mismo vuelo que trajo un cargamento de 650 mil dosis de la vacuna Sputnik V

En este sentido, explicó que cuando los cargamentos de vacunas llegan al país “se acondicionan”, luego se “distribuyen” a todas las jurisdicciones del país y se reparten en los diferentes vacunatorios y “se dan los turnos” donde serán aplicadas y recién una vez que se aplica la vacuna “se registra”. “Es un proceso sostenido”, dijo y agregó que “cuando hay un ingreso muy grande de vacunas (al país)” la diferencia (en los registros, entre los fármacos recibidos y aplicados)  “se agranda” pero aclaró que “a medida que se van aplicando las vacunas se achica” nuevamente esa brecha.

Por eso, dijo la ministra, "leer el Monitor Público (de Vacunación) y analizar la diferencia entre los números de dosis recibidas y aplicadas no significa que las vacunas están en una heladera”. Es más, según destacó, las vacunas se están aplicando “cada vez más rápidamente”. Con estas afirmaciones, Vizzotti desmintió las versiones periodísticas acerca de que había cinco millones de vacunas guardadas en heladeras y sin aplicar, mientras la variante Delta estaba cada vez más cerca de comenzar a tener circulación comunitaria en el país.

 

Carla Vizzotti: “No hay vacunas en la heladera. Cada una está en constante movimiento"

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, desmintió la versión que señalaba que pese al avance de la variante Delta había cinco millones de vacunas contra el coronavirus distribuidas y sin aplicar. “No hay vacunas en la heladera. Cada vacuna está en constante movimiento”, dijo la funcionaria al arribar al aeropuerto internacional de Ezeiza, proveniente de la Federación Rusa, en el mismo vuelo que trajo un cargamento de 650 mil dosis de la vacuna Sputnik V

En este sentido, explicó que cuando los cargamentos de vacunas llegan al país “se acondicionan”, luego se “distribuyen” a todas las jurisdicciones del país y se reparten en los diferentes vacunatorios y “se dan los turnos” donde serán aplicadas y recién una vez que se aplica la vacuna “se registra”. “Es un proceso sostenido”, dijo y agregó que “cuando hay un ingreso muy grande de vacunas (al país)” la diferencia (en los registros, entre los fármacos recibidos y aplicados)  “se agranda” pero aclaró que “a medida que se van aplicando las vacunas se achica” nuevamente esa brecha.

Por eso, dijo la ministra, "leer el Monitor Público (de Vacunación) y analizar la diferencia entre los números de dosis recibidas y aplicadas no significa que las vacunas están en una heladera”. Es más, según destacó, las vacunas se están aplicando “cada vez más rápidamente”. Con estas afirmaciones, Vizzotti desmintió las versiones periodísticas acerca de que había cinco millones de vacunas guardadas en heladeras y sin aplicar, mientras la variante Delta estaba cada vez más cerca de comenzar a tener circulación comunitaria en el país.

 

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, desmintió la versión que señalaba que pese al avance de la variante Delta había cinco millones de vacunas contra el coronavirus distribuidas y sin aplicar. “No hay vacunas en la heladera. Cada vacuna está en constante movimiento”, dijo la funcionaria al arribar al aeropuerto internacional de Ezeiza, proveniente de la Federación Rusa, en el mismo vuelo que trajo un cargamento de 650 mil dosis de la vacuna Sputnik V

En este sentido, explicó que cuando los cargamentos de vacunas llegan al país “se acondicionan”, luego se “distribuyen” a todas las jurisdicciones del país y se reparten en los diferentes vacunatorios y “se dan los turnos” donde serán aplicadas y recién una vez que se aplica la vacuna “se registra”. “Es un proceso sostenido”, dijo y agregó que “cuando hay un ingreso muy grande de vacunas (al país)” la diferencia (en los registros, entre los fármacos recibidos y aplicados)  “se agranda” pero aclaró que “a medida que se van aplicando las vacunas se achica” nuevamente esa brecha.

Por eso, dijo la ministra, "leer el Monitor Público (de Vacunación) y analizar la diferencia entre los números de dosis recibidas y aplicadas no significa que las vacunas están en una heladera”. Es más, según destacó, las vacunas se están aplicando “cada vez más rápidamente”. Con estas afirmaciones, Vizzotti desmintió las versiones periodísticas acerca de que había cinco millones de vacunas guardadas en heladeras y sin aplicar, mientras la variante Delta estaba cada vez más cerca de comenzar a tener circulación comunitaria en el país.

 

Leer más