Gisela Marziotta y Leandro Santoro reivindican la importancia de la Casa de Ana Frank

Placeholder del video

Los precandidatos a diputados nacionales por el Frente de Todos en la ciudad de Buenos Aires, Gisela Marziotta y Leandro Santoro, realizaron un recorrido significativo de la Casa de Ana Frank. El museo tiene por tarea realizar un trabajo educativo para enseñar sobre los discursos de discriminación y cómo poder contrarrestarlos, mientras muestra cómo la joven Ana Frank se convirtió en una de las figuras más importantes de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial contra la población judía.

"El discurso de odio potenciado y reiterado realmente no se sabe a dónde puede llegar, salvando las distancias (con lo sucedido con Ana Frank). Me parece fundamental poner estos temas en agenda, que no sea solamente cuando hay algún aniversario ya sea por nacimiento o muerte. Es un tema fundamental que tiene que estar en agenda permanente; (la deconstrucción) es un tema que hay que abordar con cierta responsabilidad que nosotros tenemos y que vamos a trabajar profundamente", dijo la precandidata Gisela Marziotta.

Ambos precandidatos estuvieron de acuerdo sobre la importancia de entender el hito que significó la publicación del diario de Ana Frank y subrayan la necesidad de las actividades educativas no solo para conocer de cerca las historias sobre el Holocausto, sino para lograr frenar los discursos de odio que se difunden en la actualidad. 

"Las redes sociales a veces funcionan como un mecanismo útil para la transmisión de discursos de odio por su anonimato. Y dar la cara es importante; segundo también es no caer en la cultura de la venganza. Cuando uno es lastimado por un discurso de odio, muchas veces tiene el impulso interior de lastimar al otro en una proporción parecida para sacarse la bronca y eso es lo peor que podemos hacer", agregó el precandidato Leandro Santoro.

Los dos precandidatos se preparan para las elecciones de septiembre y buscan llegar a la cámara de diputados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el Frente de Todos. En su paso por la Casa de Ana Frank, los dos apuntaron sobre la importancia de la modificación de las actitudes dentro de "los discursos de odio, violencia y bullying" en todos los circuitos ya que es un tema que "para cientos de miles de pibes y pibas les resulta muy incómodo".

 

Gisela Marziotta y Leandro Santoro reivindican la importancia de la Casa de Ana Frank

Los precandidatos a diputados nacionales por el Frente de Todos en la ciudad de Buenos Aires, Gisela Marziotta y Leandro Santoro, realizaron un recorrido significativo de la Casa de Ana Frank. El museo tiene por tarea realizar un trabajo educativo para enseñar sobre los discursos de discriminación y cómo poder contrarrestarlos, mientras muestra cómo la joven Ana Frank se convirtió en una de las figuras más importantes de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial contra la población judía.

"El discurso de odio potenciado y reiterado realmente no se sabe a dónde puede llegar, salvando las distancias (con lo sucedido con Ana Frank). Me parece fundamental poner estos temas en agenda, que no sea solamente cuando hay algún aniversario ya sea por nacimiento o muerte. Es un tema fundamental que tiene que estar en agenda permanente; (la deconstrucción) es un tema que hay que abordar con cierta responsabilidad que nosotros tenemos y que vamos a trabajar profundamente", dijo la precandidata Gisela Marziotta.

Ambos precandidatos estuvieron de acuerdo sobre la importancia de entender el hito que significó la publicación del diario de Ana Frank y subrayan la necesidad de las actividades educativas no solo para conocer de cerca las historias sobre el Holocausto, sino para lograr frenar los discursos de odio que se difunden en la actualidad. 

"Las redes sociales a veces funcionan como un mecanismo útil para la transmisión de discursos de odio por su anonimato. Y dar la cara es importante; segundo también es no caer en la cultura de la venganza. Cuando uno es lastimado por un discurso de odio, muchas veces tiene el impulso interior de lastimar al otro en una proporción parecida para sacarse la bronca y eso es lo peor que podemos hacer", agregó el precandidato Leandro Santoro.

Los dos precandidatos se preparan para las elecciones de septiembre y buscan llegar a la cámara de diputados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el Frente de Todos. En su paso por la Casa de Ana Frank, los dos apuntaron sobre la importancia de la modificación de las actitudes dentro de "los discursos de odio, violencia y bullying" en todos los circuitos ya que es un tema que "para cientos de miles de pibes y pibas les resulta muy incómodo".

 

Los precandidatos a diputados nacionales por el Frente de Todos en la ciudad de Buenos Aires, Gisela Marziotta y Leandro Santoro, realizaron un recorrido significativo de la Casa de Ana Frank. El museo tiene por tarea realizar un trabajo educativo para enseñar sobre los discursos de discriminación y cómo poder contrarrestarlos, mientras muestra cómo la joven Ana Frank se convirtió en una de las figuras más importantes de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial contra la población judía.

"El discurso de odio potenciado y reiterado realmente no se sabe a dónde puede llegar, salvando las distancias (con lo sucedido con Ana Frank). Me parece fundamental poner estos temas en agenda, que no sea solamente cuando hay algún aniversario ya sea por nacimiento o muerte. Es un tema fundamental que tiene que estar en agenda permanente; (la deconstrucción) es un tema que hay que abordar con cierta responsabilidad que nosotros tenemos y que vamos a trabajar profundamente", dijo la precandidata Gisela Marziotta.

Ambos precandidatos estuvieron de acuerdo sobre la importancia de entender el hito que significó la publicación del diario de Ana Frank y subrayan la necesidad de las actividades educativas no solo para conocer de cerca las historias sobre el Holocausto, sino para lograr frenar los discursos de odio que se difunden en la actualidad. 

"Las redes sociales a veces funcionan como un mecanismo útil para la transmisión de discursos de odio por su anonimato. Y dar la cara es importante; segundo también es no caer en la cultura de la venganza. Cuando uno es lastimado por un discurso de odio, muchas veces tiene el impulso interior de lastimar al otro en una proporción parecida para sacarse la bronca y eso es lo peor que podemos hacer", agregó el precandidato Leandro Santoro.

Los dos precandidatos se preparan para las elecciones de septiembre y buscan llegar a la cámara de diputados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el Frente de Todos. En su paso por la Casa de Ana Frank, los dos apuntaron sobre la importancia de la modificación de las actitudes dentro de "los discursos de odio, violencia y bullying" en todos los circuitos ya que es un tema que "para cientos de miles de pibes y pibas les resulta muy incómodo".

 

Ver más
Ver más