Contrabando a Bolivia: el Gobierno amplió la denuncia

La Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, la Administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, y el Ministro de Justicia, Martín Soria, presentaron una ampliación de la denuncia por el contrabando de armas a Bolivia ocurrido en noviembre de 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, para apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales.

Con esta medida se incorporaron en el expediente de la causa los registros de ingreso a la Casa Rosada del 12 de noviembre de 2019. Estos datos, se detalla, "evidencian que la decisión de enviar material represivo a Bolivia para apoyar el golpe de estado se tomó en la Casa Rosada” y revelan que, horas antes de la partida del vuelo con el cargamento ilegal de armas y municiones al país vecino, Macri mantuvo reuniones clave sobre el tema. 

Reuniones de Macri sobre el contrabando

A las 13.06 del 12 de noviembre -cuando se inició el trámite para que Gendarmería enviara las municiones y granadas a Bolivia- Macri, Marcos Peña (Jefe de Gabinete), Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad), el director de Gendarmería, Gerardo Otero, y su secretario privado estaban reunidos con los directores de todas las fuerzas de seguridad. La presencia de Otero, superior del gendarme Yavorsky, y de su secretario privado acreditan que la orden de enviar ese material fue tomada directamente por las máximas autoridades del gobierno de Macri. Este “material complementario” se añadió al que ya había sido tramitado y autorizado el día anterior (11 de noviembre); y coincide con el que fue recibido por la Policía y la Fuerza Aérea Boliviana el 13 de noviembre.

Además el Gobierno denunció que antes de esa reunión, Macri mantuvo un encuentro con el entonces Canciller Jorge Faurie. Y luego el ministro formalizó, a través de una nota oficial, el envío de gendarmes a Bolivia bajo el argumento de proteger la Embajada argentina. Esa nota fue firmada el 12 de noviembre, pero el trámite de salida de los gendarmes y del armamento había sido hecho un día antes.

Contrabando a Bolivia: el Gobierno amplió la denuncia

La Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, la Administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, y el Ministro de Justicia, Martín Soria, presentaron una ampliación de la denuncia por el contrabando de armas a Bolivia ocurrido en noviembre de 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, para apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales.

Con esta medida se incorporaron en el expediente de la causa los registros de ingreso a la Casa Rosada del 12 de noviembre de 2019. Estos datos, se detalla, "evidencian que la decisión de enviar material represivo a Bolivia para apoyar el golpe de estado se tomó en la Casa Rosada” y revelan que, horas antes de la partida del vuelo con el cargamento ilegal de armas y municiones al país vecino, Macri mantuvo reuniones clave sobre el tema. 

Reuniones de Macri sobre el contrabando

A las 13.06 del 12 de noviembre -cuando se inició el trámite para que Gendarmería enviara las municiones y granadas a Bolivia- Macri, Marcos Peña (Jefe de Gabinete), Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad), el director de Gendarmería, Gerardo Otero, y su secretario privado estaban reunidos con los directores de todas las fuerzas de seguridad. La presencia de Otero, superior del gendarme Yavorsky, y de su secretario privado acreditan que la orden de enviar ese material fue tomada directamente por las máximas autoridades del gobierno de Macri. Este “material complementario” se añadió al que ya había sido tramitado y autorizado el día anterior (11 de noviembre); y coincide con el que fue recibido por la Policía y la Fuerza Aérea Boliviana el 13 de noviembre.

Además el Gobierno denunció que antes de esa reunión, Macri mantuvo un encuentro con el entonces Canciller Jorge Faurie. Y luego el ministro formalizó, a través de una nota oficial, el envío de gendarmes a Bolivia bajo el argumento de proteger la Embajada argentina. Esa nota fue firmada el 12 de noviembre, pero el trámite de salida de los gendarmes y del armamento había sido hecho un día antes.

La Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, la Administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, y el Ministro de Justicia, Martín Soria, presentaron una ampliación de la denuncia por el contrabando de armas a Bolivia ocurrido en noviembre de 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, para apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales.

Con esta medida se incorporaron en el expediente de la causa los registros de ingreso a la Casa Rosada del 12 de noviembre de 2019. Estos datos, se detalla, "evidencian que la decisión de enviar material represivo a Bolivia para apoyar el golpe de estado se tomó en la Casa Rosada” y revelan que, horas antes de la partida del vuelo con el cargamento ilegal de armas y municiones al país vecino, Macri mantuvo reuniones clave sobre el tema. 

Reuniones de Macri sobre el contrabando

A las 13.06 del 12 de noviembre -cuando se inició el trámite para que Gendarmería enviara las municiones y granadas a Bolivia- Macri, Marcos Peña (Jefe de Gabinete), Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad), el director de Gendarmería, Gerardo Otero, y su secretario privado estaban reunidos con los directores de todas las fuerzas de seguridad. La presencia de Otero, superior del gendarme Yavorsky, y de su secretario privado acreditan que la orden de enviar ese material fue tomada directamente por las máximas autoridades del gobierno de Macri. Este “material complementario” se añadió al que ya había sido tramitado y autorizado el día anterior (11 de noviembre); y coincide con el que fue recibido por la Policía y la Fuerza Aérea Boliviana el 13 de noviembre.

Además el Gobierno denunció que antes de esa reunión, Macri mantuvo un encuentro con el entonces Canciller Jorge Faurie. Y luego el ministro formalizó, a través de una nota oficial, el envío de gendarmes a Bolivia bajo el argumento de proteger la Embajada argentina. Esa nota fue firmada el 12 de noviembre, pero el trámite de salida de los gendarmes y del armamento había sido hecho un día antes.

Leer más