Placeholder del video

Afganistán: Kabul vive su primer día de control talibán en las calles

El primer día del control talibán sobre Afganistán, ahora vuelto a denominar el "Emirato Islámico de Afganistán" muestra a Kabul, una bulliciosa capital de seis millones de habitantes, convertirse en una ciudad lenta, dominada por hombres, sin policía ni controles de tráfico y con negocios cerrados por todas partes. La diferencia más evidente son los nuevos habitantes de la ciudad: combatientes talibanes llegados desde las 34 provincias del país. Se les puede ver ondeando con orgullo su bandera en blanco y negro y mostrando sus armas desde los mismos vehículos 4x4 que enviaban para detenerlos.

Una ciudad que hace solo 48 horas estaba abarrotada de automóviles y cientos de personas haciendo fila frente a bancos, oficinas de procesamiento de visas y agencias de viajes, se ve estancada casi por completo según reporta la corresponsal de la cadena árabe Al Jazeera. Según todos los informes, la mayoría de los hombres jóvenes tienen el sello distintivo de mismos talibanes de 1996: barba, ropas tradicionales, ojos delineados y con portación de fusiles y pistolas.

Talibanes con smartphones

Los corresponsales extranjeros que pueden circular por Kabul, notan sin embargo una diferencia evidente entre estos hombres y sus predecesores: cada uno de estos nuevos combatientes victoriosos porta un smartphone y así ocupan su tiempo tomándose selfies frente a los murales de la celebración de la independencia de Afganistán 

 

Afganistán: Kabul vive su primer día de control talibán en las calles

El primer día del control talibán sobre Afganistán, ahora vuelto a denominar el "Emirato Islámico de Afganistán" muestra a Kabul, una bulliciosa capital de seis millones de habitantes, convertirse en una ciudad lenta, dominada por hombres, sin policía ni controles de tráfico y con negocios cerrados por todas partes. La diferencia más evidente son los nuevos habitantes de la ciudad: combatientes talibanes llegados desde las 34 provincias del país. Se les puede ver ondeando con orgullo su bandera en blanco y negro y mostrando sus armas desde los mismos vehículos 4x4 que enviaban para detenerlos.

Una ciudad que hace solo 48 horas estaba abarrotada de automóviles y cientos de personas haciendo fila frente a bancos, oficinas de procesamiento de visas y agencias de viajes, se ve estancada casi por completo según reporta la corresponsal de la cadena árabe Al Jazeera. Según todos los informes, la mayoría de los hombres jóvenes tienen el sello distintivo de mismos talibanes de 1996: barba, ropas tradicionales, ojos delineados y con portación de fusiles y pistolas.

Talibanes con smartphones

Los corresponsales extranjeros que pueden circular por Kabul, notan sin embargo una diferencia evidente entre estos hombres y sus predecesores: cada uno de estos nuevos combatientes victoriosos porta un smartphone y así ocupan su tiempo tomándose selfies frente a los murales de la celebración de la independencia de Afganistán 

 

El primer día del control talibán sobre Afganistán, ahora vuelto a denominar el "Emirato Islámico de Afganistán" muestra a Kabul, una bulliciosa capital de seis millones de habitantes, convertirse en una ciudad lenta, dominada por hombres, sin policía ni controles de tráfico y con negocios cerrados por todas partes. La diferencia más evidente son los nuevos habitantes de la ciudad: combatientes talibanes llegados desde las 34 provincias del país. Se les puede ver ondeando con orgullo su bandera en blanco y negro y mostrando sus armas desde los mismos vehículos 4x4 que enviaban para detenerlos.

Una ciudad que hace solo 48 horas estaba abarrotada de automóviles y cientos de personas haciendo fila frente a bancos, oficinas de procesamiento de visas y agencias de viajes, se ve estancada casi por completo según reporta la corresponsal de la cadena árabe Al Jazeera. Según todos los informes, la mayoría de los hombres jóvenes tienen el sello distintivo de mismos talibanes de 1996: barba, ropas tradicionales, ojos delineados y con portación de fusiles y pistolas.

Talibanes con smartphones

Los corresponsales extranjeros que pueden circular por Kabul, notan sin embargo una diferencia evidente entre estos hombres y sus predecesores: cada uno de estos nuevos combatientes victoriosos porta un smartphone y así ocupan su tiempo tomándose selfies frente a los murales de la celebración de la independencia de Afganistán 

 

Leer más