Las fronteras terrestres con Uruguay y Chile se abrirían a partir del 6 de septiembre

Placeholder del video

La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, expresó la posibilidad de abrir fronteras terrestres con Chile y Uruguay a partir del 6 de septiembre. La funcionaria aclaró que la medida podría darse junto con la expansión de la cantidad de personas diarias que pueden ingresar al país, debido a la baja de casos de COVID-19. "Pasamos de 1000 personas que pueden ingresar a 1700 hasta el 6 de septiembre, y si nos siguen acompañando los números, se pasará a 2300, condicionado a que se puedan abrir otros aeropuertos internacionales en el país", indicó Carignano en diálogo con radio El Destape. 

Ampliación del cupo turístico

Además, la titular de la cartera de Migraciones informó que se analiza la apertura con estos países vecinos debido a que "tienen casi toda la población vacunada con dos dosis y los números vienen descendiendo". Esta medida se da en el marco de las restricciones del ingreso al país de argentinos que salieron al exterior, debido al incumplimiento de cuarentenas en el retorno. También por la necesidad sanitaria de contener lo máximo posible el avance de la variante Delta de coronavirus. "Lo que necesitábamos era ganarle tiempo a la variante y acelerar la campaña de vacunación", remarcó Carignano.

Por otra parte, la funcionaria aclaró que la apertura de fronteras terrestres y la ampliación del cupo de pasajeros se darán en sintonía con la necesidad de "abrir otros aeropuertos internacionales en el país" y utilizando "corredores sanitarios seguros". "Abrir una frontera terrestre implica lo mismo que un aeropuerto internacional. La provincia tiene que abrir un corredor seguro. Tiene que testear en la frontera y establecer un protocolo de aislamiento, igual que en Ezeiza", comunicó. 

Las fronteras terrestres con Uruguay y Chile se abrirían a partir del 6 de septiembre

La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, expresó la posibilidad de abrir fronteras terrestres con Chile y Uruguay a partir del 6 de septiembre. La funcionaria aclaró que la medida podría darse junto con la expansión de la cantidad de personas diarias que pueden ingresar al país, debido a la baja de casos de COVID-19. "Pasamos de 1000 personas que pueden ingresar a 1700 hasta el 6 de septiembre, y si nos siguen acompañando los números, se pasará a 2300, condicionado a que se puedan abrir otros aeropuertos internacionales en el país", indicó Carignano en diálogo con radio El Destape. 

Ampliación del cupo turístico

Además, la titular de la cartera de Migraciones informó que se analiza la apertura con estos países vecinos debido a que "tienen casi toda la población vacunada con dos dosis y los números vienen descendiendo". Esta medida se da en el marco de las restricciones del ingreso al país de argentinos que salieron al exterior, debido al incumplimiento de cuarentenas en el retorno. También por la necesidad sanitaria de contener lo máximo posible el avance de la variante Delta de coronavirus. "Lo que necesitábamos era ganarle tiempo a la variante y acelerar la campaña de vacunación", remarcó Carignano.

Por otra parte, la funcionaria aclaró que la apertura de fronteras terrestres y la ampliación del cupo de pasajeros se darán en sintonía con la necesidad de "abrir otros aeropuertos internacionales en el país" y utilizando "corredores sanitarios seguros". "Abrir una frontera terrestre implica lo mismo que un aeropuerto internacional. La provincia tiene que abrir un corredor seguro. Tiene que testear en la frontera y establecer un protocolo de aislamiento, igual que en Ezeiza", comunicó. 

La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, expresó la posibilidad de abrir fronteras terrestres con Chile y Uruguay a partir del 6 de septiembre. La funcionaria aclaró que la medida podría darse junto con la expansión de la cantidad de personas diarias que pueden ingresar al país, debido a la baja de casos de COVID-19. "Pasamos de 1000 personas que pueden ingresar a 1700 hasta el 6 de septiembre, y si nos siguen acompañando los números, se pasará a 2300, condicionado a que se puedan abrir otros aeropuertos internacionales en el país", indicó Carignano en diálogo con radio El Destape. 

Ampliación del cupo turístico

Además, la titular de la cartera de Migraciones informó que se analiza la apertura con estos países vecinos debido a que "tienen casi toda la población vacunada con dos dosis y los números vienen descendiendo". Esta medida se da en el marco de las restricciones del ingreso al país de argentinos que salieron al exterior, debido al incumplimiento de cuarentenas en el retorno. También por la necesidad sanitaria de contener lo máximo posible el avance de la variante Delta de coronavirus. "Lo que necesitábamos era ganarle tiempo a la variante y acelerar la campaña de vacunación", remarcó Carignano.

Por otra parte, la funcionaria aclaró que la apertura de fronteras terrestres y la ampliación del cupo de pasajeros se darán en sintonía con la necesidad de "abrir otros aeropuertos internacionales en el país" y utilizando "corredores sanitarios seguros". "Abrir una frontera terrestre implica lo mismo que un aeropuerto internacional. La provincia tiene que abrir un corredor seguro. Tiene que testear en la frontera y establecer un protocolo de aislamiento, igual que en Ezeiza", comunicó. 

Ver más
Ver más