Luis Arce sobre Bolivia: "Las Fuerzas Armadas nunca más deben ser parte de golpes de Estado"

El presidente de Bolivia, Luis Arce, instó este sábado 7 de agosto a las Fuerzas Armadas a comenzar "un nuevo ciclo junto al pueblo", en el que "nunca más" sean parte de "golpes de Estado", ni reciban armamento de otros países para reprimir a la población, en alusión los sucesos de 2019. "En esta gran tarea el pueblo está esperando caminar juntos y el pueblo nunca les dará la espalda porque nunca irá a tocar las puertas de cuarteles para pedirles que conspiren contra la democracia", expresó Arce en un discurso realizado frente a ministros y jefes militares en la ciudad de Sucre por los 196 años de la creación de las Fuerzas Armadas del país.

Ante la atenta mirada de los altos mandos castrenses, el mandatario aseguró que "el pueblo" no les quitará el armamento a las Fuerzas Armadas "para entregarle a una potencia extranjera que los desarme" y que la única exigencia será que cumplan con su rol de "defender la soberanía nacional y construir el desarrollo integral" del país.

"Las Fuerzas Armadas nunca más deben ser parte de golpes de Estado ni de rupturas constitucionales, no deben ponerse a órdenes de ninguna potencia hegemónica ni tampoco recibir armamento de otros países ni municiones para reprimir al pueblo boliviano", recalcó.

En ese sentido, Arce reprochó que "algunos malos militares" hayan contribuido en el golpe de Estado de 2019 que mostró el "acecho de la restauración conservadora que fue contra el sentir mayoritario de las Fuerzas Armadas" en un intento de "enlodar" la institución con "masacres". Por ello, llamó a esa institución a "recuperar la confianza del pueblo para así consolidar la democracia".

Luis Arce sobre Bolivia: "Las Fuerzas Armadas nunca más deben ser parte de golpes de Estado"

El presidente de Bolivia, Luis Arce, instó este sábado 7 de agosto a las Fuerzas Armadas a comenzar "un nuevo ciclo junto al pueblo", en el que "nunca más" sean parte de "golpes de Estado", ni reciban armamento de otros países para reprimir a la población, en alusión los sucesos de 2019. "En esta gran tarea el pueblo está esperando caminar juntos y el pueblo nunca les dará la espalda porque nunca irá a tocar las puertas de cuarteles para pedirles que conspiren contra la democracia", expresó Arce en un discurso realizado frente a ministros y jefes militares en la ciudad de Sucre por los 196 años de la creación de las Fuerzas Armadas del país.

Ante la atenta mirada de los altos mandos castrenses, el mandatario aseguró que "el pueblo" no les quitará el armamento a las Fuerzas Armadas "para entregarle a una potencia extranjera que los desarme" y que la única exigencia será que cumplan con su rol de "defender la soberanía nacional y construir el desarrollo integral" del país.

"Las Fuerzas Armadas nunca más deben ser parte de golpes de Estado ni de rupturas constitucionales, no deben ponerse a órdenes de ninguna potencia hegemónica ni tampoco recibir armamento de otros países ni municiones para reprimir al pueblo boliviano", recalcó.

En ese sentido, Arce reprochó que "algunos malos militares" hayan contribuido en el golpe de Estado de 2019 que mostró el "acecho de la restauración conservadora que fue contra el sentir mayoritario de las Fuerzas Armadas" en un intento de "enlodar" la institución con "masacres". Por ello, llamó a esa institución a "recuperar la confianza del pueblo para así consolidar la democracia".

El presidente de Bolivia, Luis Arce, instó este sábado 7 de agosto a las Fuerzas Armadas a comenzar "un nuevo ciclo junto al pueblo", en el que "nunca más" sean parte de "golpes de Estado", ni reciban armamento de otros países para reprimir a la población, en alusión los sucesos de 2019. "En esta gran tarea el pueblo está esperando caminar juntos y el pueblo nunca les dará la espalda porque nunca irá a tocar las puertas de cuarteles para pedirles que conspiren contra la democracia", expresó Arce en un discurso realizado frente a ministros y jefes militares en la ciudad de Sucre por los 196 años de la creación de las Fuerzas Armadas del país.

Ante la atenta mirada de los altos mandos castrenses, el mandatario aseguró que "el pueblo" no les quitará el armamento a las Fuerzas Armadas "para entregarle a una potencia extranjera que los desarme" y que la única exigencia será que cumplan con su rol de "defender la soberanía nacional y construir el desarrollo integral" del país.

"Las Fuerzas Armadas nunca más deben ser parte de golpes de Estado ni de rupturas constitucionales, no deben ponerse a órdenes de ninguna potencia hegemónica ni tampoco recibir armamento de otros países ni municiones para reprimir al pueblo boliviano", recalcó.

En ese sentido, Arce reprochó que "algunos malos militares" hayan contribuido en el golpe de Estado de 2019 que mostró el "acecho de la restauración conservadora que fue contra el sentir mayoritario de las Fuerzas Armadas" en un intento de "enlodar" la institución con "masacres". Por ello, llamó a esa institución a "recuperar la confianza del pueblo para así consolidar la democracia".

Leer más