COVID-19: la variante Delta suma 89 casos en Argentina; cuáles son sus síntomas

Placeholder del video

Este martes hay al menos 89 casos confirmados de la variante Delta en 5 jurisdicciones de Argentina, a los que podrían sumarse 12 más que están bajo análisis. Aunque la mayoría corresponde a contactos con viajeros, hay dos casos en Ciudad de Buenos Aires sin nexo epidemiológico conocido con algún viajero. La situación ya es preocupante.

La Organización Mundial de la Salud ya advirtió que se trata de la cepa del COVID-19 que tiene mayor rapidez de contagio y que ya está en 104 países. Caratulada oficialmente como B.1,617.2 se resaltó como "variante de interés" con alta transmisibilidad y potencial para causar mayor daño y evadir la respuesta inmunológica del organismo. La OMS se encargó de aclarar que la cepa Delta no es un virus nuevo, sino una variante muy contagiosa del coronavirus detectada por primera vez en la India, el 5 de octubre de 2020. Los epidemiólogos coinciden en que su alta circulación es lo que permitirá al COVID-19 mutar en nuevas variaciones más complejas, por lo que insisten en la importancia de la vacunación a nivel mundial. 

Principales síntomas de la variante Delta

Los síntomas de la variante Delta se asocian con los de un resfrío. Entre los más importantes, destacan: dolor de cabeza, secreción nasal, dolor de garganta y los ya reconocidos por el COVID-19 (tos, pérdida de olfato o gusto y fiebre). Estos últimos son menos comunes con la cepa Delta, por lo que lleva a confundir a la enfermedad de coronavirus con una gripe común. Por este motivo, los expertos recomiendan testearse frente a cualquier síntoma relacionado, sobre todo a la población más joven que puede ser el principal vector de contagio. 

COVID-19: la variante Delta suma 89 casos en Argentina; cuáles son sus síntomas

Este martes hay al menos 89 casos confirmados de la variante Delta en 5 jurisdicciones de Argentina, a los que podrían sumarse 12 más que están bajo análisis. Aunque la mayoría corresponde a contactos con viajeros, hay dos casos en Ciudad de Buenos Aires sin nexo epidemiológico conocido con algún viajero. La situación ya es preocupante.

La Organización Mundial de la Salud ya advirtió que se trata de la cepa del COVID-19 que tiene mayor rapidez de contagio y que ya está en 104 países. Caratulada oficialmente como B.1,617.2 se resaltó como "variante de interés" con alta transmisibilidad y potencial para causar mayor daño y evadir la respuesta inmunológica del organismo. La OMS se encargó de aclarar que la cepa Delta no es un virus nuevo, sino una variante muy contagiosa del coronavirus detectada por primera vez en la India, el 5 de octubre de 2020. Los epidemiólogos coinciden en que su alta circulación es lo que permitirá al COVID-19 mutar en nuevas variaciones más complejas, por lo que insisten en la importancia de la vacunación a nivel mundial. 

Principales síntomas de la variante Delta

Los síntomas de la variante Delta se asocian con los de un resfrío. Entre los más importantes, destacan: dolor de cabeza, secreción nasal, dolor de garganta y los ya reconocidos por el COVID-19 (tos, pérdida de olfato o gusto y fiebre). Estos últimos son menos comunes con la cepa Delta, por lo que lleva a confundir a la enfermedad de coronavirus con una gripe común. Por este motivo, los expertos recomiendan testearse frente a cualquier síntoma relacionado, sobre todo a la población más joven que puede ser el principal vector de contagio. 

Este martes hay al menos 89 casos confirmados de la variante Delta en 5 jurisdicciones de Argentina, a los que podrían sumarse 12 más que están bajo análisis. Aunque la mayoría corresponde a contactos con viajeros, hay dos casos en Ciudad de Buenos Aires sin nexo epidemiológico conocido con algún viajero. La situación ya es preocupante.

La Organización Mundial de la Salud ya advirtió que se trata de la cepa del COVID-19 que tiene mayor rapidez de contagio y que ya está en 104 países. Caratulada oficialmente como B.1,617.2 se resaltó como "variante de interés" con alta transmisibilidad y potencial para causar mayor daño y evadir la respuesta inmunológica del organismo. La OMS se encargó de aclarar que la cepa Delta no es un virus nuevo, sino una variante muy contagiosa del coronavirus detectada por primera vez en la India, el 5 de octubre de 2020. Los epidemiólogos coinciden en que su alta circulación es lo que permitirá al COVID-19 mutar en nuevas variaciones más complejas, por lo que insisten en la importancia de la vacunación a nivel mundial. 

Principales síntomas de la variante Delta

Los síntomas de la variante Delta se asocian con los de un resfrío. Entre los más importantes, destacan: dolor de cabeza, secreción nasal, dolor de garganta y los ya reconocidos por el COVID-19 (tos, pérdida de olfato o gusto y fiebre). Estos últimos son menos comunes con la cepa Delta, por lo que lleva a confundir a la enfermedad de coronavirus con una gripe común. Por este motivo, los expertos recomiendan testearse frente a cualquier síntoma relacionado, sobre todo a la población más joven que puede ser el principal vector de contagio. 

Ver más
Ver más