Congelan los precios de la ropa hasta diciembre: qué marcas participan

El Gobierno acordó con diferentes marcas de indumentaria congelar los precios de ropa y calzado hasta diciembre. El acuerdo entre la Secretaría de Comercio y la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) incluye los precios de más de 60 marcas.

El Gobierno acordó con diferentes marcas de indumentaria congelar los precios de ropa y calzado hasta diciembre. Se trata de un acuerdo entre la Secretaría de Comercio, a cargo de Matías Tambolini, y representantes de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y empresas afines. Del encuentro también participó el ministro de Economía, Sergio Massa.  

El sector, que registró fuertes aumentos en lo que va del año, se comprometió voluntariamente a mantener hasta el 1 de diciembre los precios de la ropa existentes al 5 de septiembre de 2022, garantizando un abastecimiento razonable al mercado.

Massa sostuvo que la medida responde a estabilizar la situación para poder proyectar la competitividad exportadora de las empresas, el orden en los precios y la estabilidad macroeconómica.

Por su parte, Tombolini resaltó que "este acuerdo nos da previsibilidad para cuidar el bolsillo de las y los argentinos y por eso celebramos el esfuerzo por parte de la industria” y señaló: “Vamos a trabajar juntos para mejorar la oferta y para que el sector pueda exportar más".

En tanto, el presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, Claudio Drescher, apuntó: "Nosotros nos hacemos responsables de que este acuerdo se cumpla y lo hacemos con convicción porque, como cualquier empresario argentino, queremos que el país salga adelante". 

Inflación en indumentaria

La indumentaria registra aumentos récord en los últimos 30 años. Según el INDEC, bajo la categoría Prendas de vestir y calzado la ropa subió un 100,5% interanual en el gran Buenos Aires y 96,7% a nivel nacional. De acuerdo a los precios de la temporada de invierno, un abrigo de una marca importada puede valer más que el alquiler de un monoambiente en la ciudad de Buenos Aires.

¿Cómo se construyen los precios del sector? Según cálculos del rubro, el comprador de indumentaria solo ve el 21% del IVA discriminado en su ticket fiscal. A ese se suma el 1,2% del Impuesto al chequeel 2% del arancel de la tarjeta y el 5% de Ingresos Brutos. También se traslada al valor final el 12,7% del pago del alquiler del local comercial, más un 12,2% del sistema financiero por operar con tarjetas y, por último, un 9% vinculado a gastos de logística y comercialización.

De este modo, el precio final de una prenda en un centro comercial se compone de impuestos. En muchos casos el costo de producción no llega a ser el 10% del precio al que se vende, y la ganancia que le queda al local es menor al 5% de su valor. 

Las marcas que forman parte del acuerdo

Este acuerdo incluye los precios de más de 60 marcas que estarán disponibles en todo el territorio nacional en shoppings, supermercados, y locales propios de las marcas. Además, contempla que, a partir del 1 de diciembre y por el plazo de 180 días, los precios se adecuarán en relación a la variación del tipo de cambio oficial.

Forman parte del acuerdo las marcas 47 Street, Addnice, Adidas, Akiabara, Amphora, Awada, Ay not dead, Azzaro, Baby Cottons, Bensimon, Billabong, Bimba, Bolivia, Bowen, Carmela Achaval, Caro Cuore, Cheeky, Clara Ibarguren, Como quieres, Cristóbal Colón, Cuesta Blanca, DC Shoes, Desiderata, Etiqueta Negra, Furzai, Grimoldi, Grisino, Boer, Jazmín Chebar, Juanita Jo, Kosiuko, Herencia, La Martina, Lacoste, Las Pepas, Lázaro, Levis, Little Akiabara, Lola, Maria Cher, Markova, Midway, Mimo, Mishka, Naum, Nike, Old Bridge, Original Penguin, Paula Cahen D` Anvers, Perramus, Portsaid, Prune, Quiksilver, Rapsodia, Roxy, Sastrería González, Stance, System, Tascani, Taverniti, Uma, Vitamina, XL Extra Large, Yagmour y Zara.

Congelan los precios de la ropa hasta diciembre: qué marcas participan

El Gobierno acordó con diferentes marcas de indumentaria congelar los precios de ropa y calzado hasta diciembre. Se trata de un acuerdo entre la Secretaría de Comercio, a cargo de Matías Tambolini, y representantes de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y empresas afines. Del encuentro también participó el ministro de Economía, Sergio Massa.  

El sector, que registró fuertes aumentos en lo que va del año, se comprometió voluntariamente a mantener hasta el 1 de diciembre los precios de la ropa existentes al 5 de septiembre de 2022, garantizando un abastecimiento razonable al mercado.

Massa sostuvo que la medida responde a estabilizar la situación para poder proyectar la competitividad exportadora de las empresas, el orden en los precios y la estabilidad macroeconómica.

Por su parte, Tombolini resaltó que "este acuerdo nos da previsibilidad para cuidar el bolsillo de las y los argentinos y por eso celebramos el esfuerzo por parte de la industria” y señaló: “Vamos a trabajar juntos para mejorar la oferta y para que el sector pueda exportar más".

En tanto, el presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, Claudio Drescher, apuntó: "Nosotros nos hacemos responsables de que este acuerdo se cumpla y lo hacemos con convicción porque, como cualquier empresario argentino, queremos que el país salga adelante". 

Inflación en indumentaria

La indumentaria registra aumentos récord en los últimos 30 años. Según el INDEC, bajo la categoría Prendas de vestir y calzado la ropa subió un 100,5% interanual en el gran Buenos Aires y 96,7% a nivel nacional. De acuerdo a los precios de la temporada de invierno, un abrigo de una marca importada puede valer más que el alquiler de un monoambiente en la ciudad de Buenos Aires.

¿Cómo se construyen los precios del sector? Según cálculos del rubro, el comprador de indumentaria solo ve el 21% del IVA discriminado en su ticket fiscal. A ese se suma el 1,2% del Impuesto al chequeel 2% del arancel de la tarjeta y el 5% de Ingresos Brutos. También se traslada al valor final el 12,7% del pago del alquiler del local comercial, más un 12,2% del sistema financiero por operar con tarjetas y, por último, un 9% vinculado a gastos de logística y comercialización.

De este modo, el precio final de una prenda en un centro comercial se compone de impuestos. En muchos casos el costo de producción no llega a ser el 10% del precio al que se vende, y la ganancia que le queda al local es menor al 5% de su valor. 

Las marcas que forman parte del acuerdo

Este acuerdo incluye los precios de más de 60 marcas que estarán disponibles en todo el territorio nacional en shoppings, supermercados, y locales propios de las marcas. Además, contempla que, a partir del 1 de diciembre y por el plazo de 180 días, los precios se adecuarán en relación a la variación del tipo de cambio oficial.

Forman parte del acuerdo las marcas 47 Street, Addnice, Adidas, Akiabara, Amphora, Awada, Ay not dead, Azzaro, Baby Cottons, Bensimon, Billabong, Bimba, Bolivia, Bowen, Carmela Achaval, Caro Cuore, Cheeky, Clara Ibarguren, Como quieres, Cristóbal Colón, Cuesta Blanca, DC Shoes, Desiderata, Etiqueta Negra, Furzai, Grimoldi, Grisino, Boer, Jazmín Chebar, Juanita Jo, Kosiuko, Herencia, La Martina, Lacoste, Las Pepas, Lázaro, Levis, Little Akiabara, Lola, Maria Cher, Markova, Midway, Mimo, Mishka, Naum, Nike, Old Bridge, Original Penguin, Paula Cahen D` Anvers, Perramus, Portsaid, Prune, Quiksilver, Rapsodia, Roxy, Sastrería González, Stance, System, Tascani, Taverniti, Uma, Vitamina, XL Extra Large, Yagmour y Zara.

El Gobierno acordó con diferentes marcas de indumentaria congelar los precios de ropa y calzado hasta diciembre. Se trata de un acuerdo entre la Secretaría de Comercio, a cargo de Matías Tambolini, y representantes de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y empresas afines. Del encuentro también participó el ministro de Economía, Sergio Massa.  

El sector, que registró fuertes aumentos en lo que va del año, se comprometió voluntariamente a mantener hasta el 1 de diciembre los precios de la ropa existentes al 5 de septiembre de 2022, garantizando un abastecimiento razonable al mercado.

Massa sostuvo que la medida responde a estabilizar la situación para poder proyectar la competitividad exportadora de las empresas, el orden en los precios y la estabilidad macroeconómica.

Por su parte, Tombolini resaltó que "este acuerdo nos da previsibilidad para cuidar el bolsillo de las y los argentinos y por eso celebramos el esfuerzo por parte de la industria” y señaló: “Vamos a trabajar juntos para mejorar la oferta y para que el sector pueda exportar más".

En tanto, el presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, Claudio Drescher, apuntó: "Nosotros nos hacemos responsables de que este acuerdo se cumpla y lo hacemos con convicción porque, como cualquier empresario argentino, queremos que el país salga adelante". 

Inflación en indumentaria

La indumentaria registra aumentos récord en los últimos 30 años. Según el INDEC, bajo la categoría Prendas de vestir y calzado la ropa subió un 100,5% interanual en el gran Buenos Aires y 96,7% a nivel nacional. De acuerdo a los precios de la temporada de invierno, un abrigo de una marca importada puede valer más que el alquiler de un monoambiente en la ciudad de Buenos Aires.

¿Cómo se construyen los precios del sector? Según cálculos del rubro, el comprador de indumentaria solo ve el 21% del IVA discriminado en su ticket fiscal. A ese se suma el 1,2% del Impuesto al chequeel 2% del arancel de la tarjeta y el 5% de Ingresos Brutos. También se traslada al valor final el 12,7% del pago del alquiler del local comercial, más un 12,2% del sistema financiero por operar con tarjetas y, por último, un 9% vinculado a gastos de logística y comercialización.

De este modo, el precio final de una prenda en un centro comercial se compone de impuestos. En muchos casos el costo de producción no llega a ser el 10% del precio al que se vende, y la ganancia que le queda al local es menor al 5% de su valor. 

Las marcas que forman parte del acuerdo

Este acuerdo incluye los precios de más de 60 marcas que estarán disponibles en todo el territorio nacional en shoppings, supermercados, y locales propios de las marcas. Además, contempla que, a partir del 1 de diciembre y por el plazo de 180 días, los precios se adecuarán en relación a la variación del tipo de cambio oficial.

Forman parte del acuerdo las marcas 47 Street, Addnice, Adidas, Akiabara, Amphora, Awada, Ay not dead, Azzaro, Baby Cottons, Bensimon, Billabong, Bimba, Bolivia, Bowen, Carmela Achaval, Caro Cuore, Cheeky, Clara Ibarguren, Como quieres, Cristóbal Colón, Cuesta Blanca, DC Shoes, Desiderata, Etiqueta Negra, Furzai, Grimoldi, Grisino, Boer, Jazmín Chebar, Juanita Jo, Kosiuko, Herencia, La Martina, Lacoste, Las Pepas, Lázaro, Levis, Little Akiabara, Lola, Maria Cher, Markova, Midway, Mimo, Mishka, Naum, Nike, Old Bridge, Original Penguin, Paula Cahen D` Anvers, Perramus, Portsaid, Prune, Quiksilver, Rapsodia, Roxy, Sastrería González, Stance, System, Tascani, Taverniti, Uma, Vitamina, XL Extra Large, Yagmour y Zara.

Ver más
Ver más