Canasta básica: una familia necesitó 111.297,57 pesos para no ser pobre en julio

La canasta básica total alcanzó los 111.297,57 pesos para una familia tipo durante el mes de julio, según datos estimados del INDEC. El incremento fue del 4.6% con relación a mayo y un 56.7% interanual. 

Placeholder del video

La canasta básica total alcanzó los 111.297,57 pesos para una familia tipo durante el mes de julio, según datos estimados del INDEC. El incremento fue del 6.3% con relación a junio y del 70% interanual. 

Esta cifra es la base que una familia de cuatro integrantes, dos adultos y dos menores, necesitó para no ser pobre. La misma, no contempla los gastos de un alquiler de vivienda. Para un adulto, la línea de pobreza es de 36.019 pesos y la línea de indigencia es de 16.608 pesos.

Por su parte, la canasta básica alimentaria también percibió un incremento de 4.6% en julio de 2022 con relación al anterior mes y de 63.7% interanual. Por lo que, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó ingresos de 36.019 pesos para no ser indigente.

Un dato alarmante es que el Salario Mínimo, Vital y Móvil, establecido en 47.850 pesos, no es suficiente para salvaguardar a una familia de cuatro integrantes de la situación de indigencia.

Canasta básica y canasta alimentaria

Ambas canastas son decisivas para medir el impacto de la crisis económica en los indicadores sociales. La canasta básica, que incluye gastos de alimentos, indumentaria, salud, transporte o educación, determina la "línea de pobreza". Por lo que, un hogar que percibe menos ingresos que los que establece dicha canasta, es considerado pobre.

En tanto, la canasta alimentaria, que incluye solo los bienes de primera necesidad, es la que configura la "línea de la indigencia". De esta forma, aquellas familias que no lleguen a cubrir los ingresos necesarios para adquirir la CBA son indigentes.

Aumento de precios

Los rubros que registraron mayores aumentos son: Recreación y cultura (13.2%), explicada según el INDEC por los aumentos en los servicios asociados al turismo, durante las vacaciones de invierno; Equipamiento y mantenimiento del hogar (10.3%)Restaurantes y hoteles (9.8%), comprendida por el receso invernal; Prendas de vestir y calzados (8.5%); Bienes y servicios varios (8.1%), por causa de los incrementos en agua y electricidad en algunas regiones del país.

Inflación en alimentos

Los Alimentos y bebidas no alcohólicas registraron un aumento de 6% durante julio. Dentro de esta categoría, se destacó el aumento en Azúcar, dulces, chocolate, golosinas; Aceites, grasas y mantecas; Frutas; Verduras, tubérculos y legumbres; y Lácteos y huevos. 

Por otro lado, los Estacionales lideraron el alza mensual con aumentos del 11.3%. Según el INDEC, esto se explicó por el comportamiento de Frutas y Verduras, tubérculos y legumbres y las subas en los servicios de turismo. 

Además, los cigarrillos se destacaron en la división Bebidas alcohólicas y tabaco (6.4%); los servicios de agua y electricidad impactaron en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4.6%); los incrementos en la cuota de la medicina prepaga en la división Salud (6.8%).

En tanto los servicios de telefonía y de conexión a internet, impactaron en la categoría Comunicación (5.5%); y de los aumentos en servicios educativos de todos los niveles en Educación (6.1%).

Canasta básica: una familia necesitó 111.297,57 pesos para no ser pobre en julio

La canasta básica total alcanzó los 111.297,57 pesos para una familia tipo durante el mes de julio, según datos estimados del INDEC. El incremento fue del 6.3% con relación a junio y del 70% interanual. 

Esta cifra es la base que una familia de cuatro integrantes, dos adultos y dos menores, necesitó para no ser pobre. La misma, no contempla los gastos de un alquiler de vivienda. Para un adulto, la línea de pobreza es de 36.019 pesos y la línea de indigencia es de 16.608 pesos.

Por su parte, la canasta básica alimentaria también percibió un incremento de 4.6% en julio de 2022 con relación al anterior mes y de 63.7% interanual. Por lo que, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó ingresos de 36.019 pesos para no ser indigente.

Un dato alarmante es que el Salario Mínimo, Vital y Móvil, establecido en 47.850 pesos, no es suficiente para salvaguardar a una familia de cuatro integrantes de la situación de indigencia.

Canasta básica y canasta alimentaria

Ambas canastas son decisivas para medir el impacto de la crisis económica en los indicadores sociales. La canasta básica, que incluye gastos de alimentos, indumentaria, salud, transporte o educación, determina la "línea de pobreza". Por lo que, un hogar que percibe menos ingresos que los que establece dicha canasta, es considerado pobre.

En tanto, la canasta alimentaria, que incluye solo los bienes de primera necesidad, es la que configura la "línea de la indigencia". De esta forma, aquellas familias que no lleguen a cubrir los ingresos necesarios para adquirir la CBA son indigentes.

Aumento de precios

Los rubros que registraron mayores aumentos son: Recreación y cultura (13.2%), explicada según el INDEC por los aumentos en los servicios asociados al turismo, durante las vacaciones de invierno; Equipamiento y mantenimiento del hogar (10.3%)Restaurantes y hoteles (9.8%), comprendida por el receso invernal; Prendas de vestir y calzados (8.5%); Bienes y servicios varios (8.1%), por causa de los incrementos en agua y electricidad en algunas regiones del país.

Inflación en alimentos

Los Alimentos y bebidas no alcohólicas registraron un aumento de 6% durante julio. Dentro de esta categoría, se destacó el aumento en Azúcar, dulces, chocolate, golosinas; Aceites, grasas y mantecas; Frutas; Verduras, tubérculos y legumbres; y Lácteos y huevos. 

Por otro lado, los Estacionales lideraron el alza mensual con aumentos del 11.3%. Según el INDEC, esto se explicó por el comportamiento de Frutas y Verduras, tubérculos y legumbres y las subas en los servicios de turismo. 

Además, los cigarrillos se destacaron en la división Bebidas alcohólicas y tabaco (6.4%); los servicios de agua y electricidad impactaron en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4.6%); los incrementos en la cuota de la medicina prepaga en la división Salud (6.8%).

En tanto los servicios de telefonía y de conexión a internet, impactaron en la categoría Comunicación (5.5%); y de los aumentos en servicios educativos de todos los niveles en Educación (6.1%).

La canasta básica total alcanzó los 111.297,57 pesos para una familia tipo durante el mes de julio, según datos estimados del INDEC. El incremento fue del 6.3% con relación a junio y del 70% interanual. 

Esta cifra es la base que una familia de cuatro integrantes, dos adultos y dos menores, necesitó para no ser pobre. La misma, no contempla los gastos de un alquiler de vivienda. Para un adulto, la línea de pobreza es de 36.019 pesos y la línea de indigencia es de 16.608 pesos.

Por su parte, la canasta básica alimentaria también percibió un incremento de 4.6% en julio de 2022 con relación al anterior mes y de 63.7% interanual. Por lo que, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó ingresos de 36.019 pesos para no ser indigente.

Un dato alarmante es que el Salario Mínimo, Vital y Móvil, establecido en 47.850 pesos, no es suficiente para salvaguardar a una familia de cuatro integrantes de la situación de indigencia.

Canasta básica y canasta alimentaria

Ambas canastas son decisivas para medir el impacto de la crisis económica en los indicadores sociales. La canasta básica, que incluye gastos de alimentos, indumentaria, salud, transporte o educación, determina la "línea de pobreza". Por lo que, un hogar que percibe menos ingresos que los que establece dicha canasta, es considerado pobre.

En tanto, la canasta alimentaria, que incluye solo los bienes de primera necesidad, es la que configura la "línea de la indigencia". De esta forma, aquellas familias que no lleguen a cubrir los ingresos necesarios para adquirir la CBA son indigentes.

Aumento de precios

Los rubros que registraron mayores aumentos son: Recreación y cultura (13.2%), explicada según el INDEC por los aumentos en los servicios asociados al turismo, durante las vacaciones de invierno; Equipamiento y mantenimiento del hogar (10.3%)Restaurantes y hoteles (9.8%), comprendida por el receso invernal; Prendas de vestir y calzados (8.5%); Bienes y servicios varios (8.1%), por causa de los incrementos en agua y electricidad en algunas regiones del país.

Inflación en alimentos

Los Alimentos y bebidas no alcohólicas registraron un aumento de 6% durante julio. Dentro de esta categoría, se destacó el aumento en Azúcar, dulces, chocolate, golosinas; Aceites, grasas y mantecas; Frutas; Verduras, tubérculos y legumbres; y Lácteos y huevos. 

Por otro lado, los Estacionales lideraron el alza mensual con aumentos del 11.3%. Según el INDEC, esto se explicó por el comportamiento de Frutas y Verduras, tubérculos y legumbres y las subas en los servicios de turismo. 

Además, los cigarrillos se destacaron en la división Bebidas alcohólicas y tabaco (6.4%); los servicios de agua y electricidad impactaron en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4.6%); los incrementos en la cuota de la medicina prepaga en la división Salud (6.8%).

En tanto los servicios de telefonía y de conexión a internet, impactaron en la categoría Comunicación (5.5%); y de los aumentos en servicios educativos de todos los niveles en Educación (6.1%).

Ver más
Ver más