Alivio fiscal: el Senado aprobó la nueva ley

La Cámara Alta aprobó por unanimidad el Programa de Fortalecimiento y Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes que beneficiará a más de 4.5 millones de monotributistas y 140 mil autónomos.

El Senado aprobó y convirtió en ley por unanimidad el Programa de Fortalecimiento y Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes que beneficiará a más de 4.5 millones de monotributistas y 140 mil autónomos. El proyecto quedó sancionado antes de medianoche para lograr que las nuevas escalas se disparen a partir del 1 de julio. 

Las claves del alivio fiscal

La iniciativa, presentada a principios de junio por el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, tiene como fin actualizar la facturación de los monotributistas para evitar que tengan que cambiar de categoría y pagar mayores cuotas.

Además, aumenta las deducciones de ganancias que pagan los empleados autónomos. Por otra parte, el alivio sumó beneficios para los sectores de menor facturación e incrementó en un 60% el monto tope de las primeras cuatro categorías del monotributo. En el caso de las dos primeras -A y B- se eliminó el pago del componente impositivo, por lo que la cuota mensual será de $288 y $555 respectivamente. 

En el caso de los monotributistas abarca a aquellos que no tengan otros ingresos como jubilaciones, relación de dependencia, rentas financieras o alquiler de inmuebles.

Facturación por categorías

De acuerdo al dictamen, la facturación que podrá alcanzar cada categoría del monotributo será la siguiente:

Categoría A $ 748.382; Categoría B $1.112.459; Categoría C $1.557.443; Categoría D $1.934.273; Categoría E $ 2.277.684,56; Categoría F $ 2.847.105,70; Categoría G $ 3.416.526,83; Categoría H $ 4.229.985,60; Categoría I $ 4.734.330,03; Categoría J $ 5.425.770,00; y Categoría K $ 6.019.594,89.

La ley actualizó los topes máximos de facturación para que los monotributistas no tengan que "saltar" a una escala más alta y pagar mayor cuota o quedar fuera del Régimen Simplificado. Los cambios intentan un impacto positivo en la situación económica de 4.498.419 monotributistas, de los cuales el 39% residen en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Además, se prevé un aumento de 2 a 2.5 veces la deducción especial para autónomos y en triplicar la de nuevos profesionales. "Hablamos de más de 170 mil autónomos y casi 4 millones de monotributistas. Después de la suba en el mínimo del Impuesto a las Ganancias, era necesario también acomodar las recategorizaciones. Buscamos recomponer el ingreso real, la idea central es defender el bolsillo de los trabajadores y fortalecer el consumo interno", detalló en IP Noticias una de las autoras del proyecto, Mónica Litza. 

La actualización

Las jubilaciones y demás prestaciones que paga la ANSES acumularon una suba de 29,1% en lo que va del año. Ese porcentaje es la referencia para actualizar los topes de facturación de cada categoría de monotributistas

"Proponemos una autorización del Ejecutivo para que las recategorizaciones sean semestrales y no anuales. Esta actualización no será con una proyección inflacionaria sino en base a los índices de la movilidad jubilatoria, que son permanentes. La intención es que el salario gane a la inflación y mantener el valor real de los ingresos", señaló Mónica Litza.

En tanto, el beneficio para los autónomos que tributan Impuesto a las Ganancias está centrado en incrementar las deducciones del mínimo no imponible. Así, se procura que ese piso sea "más equitativo o cercano al que aplican los empleados en relación de dependencia", se adelantó, de acuerdo con la reciente actualización que movió la base de 225 mil pesos a 280 mil setecientos noventa y dos.

Alivio fiscal: el Senado aprobó la nueva ley

El Senado aprobó y convirtió en ley por unanimidad el Programa de Fortalecimiento y Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes que beneficiará a más de 4.5 millones de monotributistas y 140 mil autónomos. El proyecto quedó sancionado antes de medianoche para lograr que las nuevas escalas se disparen a partir del 1 de julio. 

Las claves del alivio fiscal

La iniciativa, presentada a principios de junio por el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, tiene como fin actualizar la facturación de los monotributistas para evitar que tengan que cambiar de categoría y pagar mayores cuotas.

Además, aumenta las deducciones de ganancias que pagan los empleados autónomos. Por otra parte, el alivio sumó beneficios para los sectores de menor facturación e incrementó en un 60% el monto tope de las primeras cuatro categorías del monotributo. En el caso de las dos primeras -A y B- se eliminó el pago del componente impositivo, por lo que la cuota mensual será de $288 y $555 respectivamente. 

En el caso de los monotributistas abarca a aquellos que no tengan otros ingresos como jubilaciones, relación de dependencia, rentas financieras o alquiler de inmuebles.

Facturación por categorías

De acuerdo al dictamen, la facturación que podrá alcanzar cada categoría del monotributo será la siguiente:

Categoría A $ 748.382; Categoría B $1.112.459; Categoría C $1.557.443; Categoría D $1.934.273; Categoría E $ 2.277.684,56; Categoría F $ 2.847.105,70; Categoría G $ 3.416.526,83; Categoría H $ 4.229.985,60; Categoría I $ 4.734.330,03; Categoría J $ 5.425.770,00; y Categoría K $ 6.019.594,89.

La ley actualizó los topes máximos de facturación para que los monotributistas no tengan que "saltar" a una escala más alta y pagar mayor cuota o quedar fuera del Régimen Simplificado. Los cambios intentan un impacto positivo en la situación económica de 4.498.419 monotributistas, de los cuales el 39% residen en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Además, se prevé un aumento de 2 a 2.5 veces la deducción especial para autónomos y en triplicar la de nuevos profesionales. "Hablamos de más de 170 mil autónomos y casi 4 millones de monotributistas. Después de la suba en el mínimo del Impuesto a las Ganancias, era necesario también acomodar las recategorizaciones. Buscamos recomponer el ingreso real, la idea central es defender el bolsillo de los trabajadores y fortalecer el consumo interno", detalló en IP Noticias una de las autoras del proyecto, Mónica Litza. 

La actualización

Las jubilaciones y demás prestaciones que paga la ANSES acumularon una suba de 29,1% en lo que va del año. Ese porcentaje es la referencia para actualizar los topes de facturación de cada categoría de monotributistas

"Proponemos una autorización del Ejecutivo para que las recategorizaciones sean semestrales y no anuales. Esta actualización no será con una proyección inflacionaria sino en base a los índices de la movilidad jubilatoria, que son permanentes. La intención es que el salario gane a la inflación y mantener el valor real de los ingresos", señaló Mónica Litza.

En tanto, el beneficio para los autónomos que tributan Impuesto a las Ganancias está centrado en incrementar las deducciones del mínimo no imponible. Así, se procura que ese piso sea "más equitativo o cercano al que aplican los empleados en relación de dependencia", se adelantó, de acuerdo con la reciente actualización que movió la base de 225 mil pesos a 280 mil setecientos noventa y dos.

El Senado aprobó y convirtió en ley por unanimidad el Programa de Fortalecimiento y Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes que beneficiará a más de 4.5 millones de monotributistas y 140 mil autónomos. El proyecto quedó sancionado antes de medianoche para lograr que las nuevas escalas se disparen a partir del 1 de julio. 

Las claves del alivio fiscal

La iniciativa, presentada a principios de junio por el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, tiene como fin actualizar la facturación de los monotributistas para evitar que tengan que cambiar de categoría y pagar mayores cuotas.

Además, aumenta las deducciones de ganancias que pagan los empleados autónomos. Por otra parte, el alivio sumó beneficios para los sectores de menor facturación e incrementó en un 60% el monto tope de las primeras cuatro categorías del monotributo. En el caso de las dos primeras -A y B- se eliminó el pago del componente impositivo, por lo que la cuota mensual será de $288 y $555 respectivamente. 

En el caso de los monotributistas abarca a aquellos que no tengan otros ingresos como jubilaciones, relación de dependencia, rentas financieras o alquiler de inmuebles.

Facturación por categorías

De acuerdo al dictamen, la facturación que podrá alcanzar cada categoría del monotributo será la siguiente:

Categoría A $ 748.382; Categoría B $1.112.459; Categoría C $1.557.443; Categoría D $1.934.273; Categoría E $ 2.277.684,56; Categoría F $ 2.847.105,70; Categoría G $ 3.416.526,83; Categoría H $ 4.229.985,60; Categoría I $ 4.734.330,03; Categoría J $ 5.425.770,00; y Categoría K $ 6.019.594,89.

La ley actualizó los topes máximos de facturación para que los monotributistas no tengan que "saltar" a una escala más alta y pagar mayor cuota o quedar fuera del Régimen Simplificado. Los cambios intentan un impacto positivo en la situación económica de 4.498.419 monotributistas, de los cuales el 39% residen en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Además, se prevé un aumento de 2 a 2.5 veces la deducción especial para autónomos y en triplicar la de nuevos profesionales. "Hablamos de más de 170 mil autónomos y casi 4 millones de monotributistas. Después de la suba en el mínimo del Impuesto a las Ganancias, era necesario también acomodar las recategorizaciones. Buscamos recomponer el ingreso real, la idea central es defender el bolsillo de los trabajadores y fortalecer el consumo interno", detalló en IP Noticias una de las autoras del proyecto, Mónica Litza. 

La actualización

Las jubilaciones y demás prestaciones que paga la ANSES acumularon una suba de 29,1% en lo que va del año. Ese porcentaje es la referencia para actualizar los topes de facturación de cada categoría de monotributistas

"Proponemos una autorización del Ejecutivo para que las recategorizaciones sean semestrales y no anuales. Esta actualización no será con una proyección inflacionaria sino en base a los índices de la movilidad jubilatoria, que son permanentes. La intención es que el salario gane a la inflación y mantener el valor real de los ingresos", señaló Mónica Litza.

En tanto, el beneficio para los autónomos que tributan Impuesto a las Ganancias está centrado en incrementar las deducciones del mínimo no imponible. Así, se procura que ese piso sea "más equitativo o cercano al que aplican los empleados en relación de dependencia", se adelantó, de acuerdo con la reciente actualización que movió la base de 225 mil pesos a 280 mil setecientos noventa y dos.

Ver más
Ver más