Agustín Pichot: de capitán de Los Pumas a principal impulsor del hidrógeno verde en Río Negro

Una de las figuras de la selección argentina de rugby en el Mundial 2007, cuando se logró un gran tercer puesto, sorprendió con su aparición como representante de la empresa australiana Fortescue.

El anuncio de la millonaria inversión de la empresa australiana Fortescue en la provincia de Río Negro, cotizada en 8.400 millones de dólares para producir energía renovable llamada "hidrógeno verde", tuvo una cara conocida que viene del mundo del deporte. Agustín Pichot fue, durante quince años entre 1995 y 2007, uno de los jugadores más carismáticos de la selección argentina de rugby. Con ellos, jugó cuatro mundiales y fue el capitán de la mejor actuación de la historia de Los Pumas: el histórico tercer puesto logrado en el Mundial de Francia 2007. Por encima de sus dotes de liderazgo en el vestuario, dentro del campo de juego era un hábil y cerebral medio scrum, capaz de organizar la defensa y el juego de pases del equipo. 

Retirado del rugby profesional, Pichot inició su carrera ejecutiva en una empresa familiar dedicada a la producción de vinos, aceto, aceite de oliva y dulce de leche, y luego desembarcó como presidente de una productora televisiva (ahora vinculada con Disney, a través de la cadena deportiva ESPN). A la par, se desarrolló como dirigente de rugby, nacional e internacional. Entre otras tareas, fue el principal impulsor del ingreso de la UAR (Unión Argentina de Rugby) a la liga Rugby Championship que integran las tres naciones más poderosas del hemisferio sur, Australia, Nueva Zelanda y Australia. Ocupó también el puesto de vicepresidente de la International Rugby Board (la FIFA del rugby).

Justamente por estas cuestiones del rugby internacional conoció al magnate Andrew Forrest, dueño de Fortescue. A partir de una creciente relación personal, se integró a a los proyectos de desarrollo sustentable de la empresa australiana para América latina. "Nos conocimos, me dijo que era un 'apasionado' por mi país, me dio un vino y me dijo que quería hacer algo por Argentina y que yo estuviera a cargo. Le dije que no entendía nada de energía pero lo fui a ver a Perth y me convenció de trabajar con él", contó Pichot en Glasgow luego del anuncio del hidrógeno verde para Rïo Negro. 

Quién es Andrew Forrest, el dueño de Fortescue

Forrest es un empresario australiano y actualmente ocupa el puesto 87 entre los ejecutivos más ricos del mundo, según la revista Forbes. Además, es el séptimo empresario australiano más rico del mundo. Conocido por su apodo de estudiante universitario, Twiggy, Forrest fue corredor de bolsa y boxeador amateur. Según los datos que brinda su empresa, Fortescue Metals Group ha invertido más de 30 mil millones de dólares en el desarrollo de diversos proyectos en distintos países y desembolsó más de 1.000 millones de dólares en la transición hacia la descarbonización de sus procesos. 

La empresa se encuentra en Sudamérica esde 2016, con inversiones en Chile, Colombia, Ecuador y Perú, además de Argentina donde adquirió la empresa Argentina Minera (AMINSA) y tiene concesiones mineras en San Juan. A punto de cumplir 60 años, Forrest también el más importante empresario ganadero de la zona oeste de Australia. Su llegada al mundo de la energía renovable se dio con el anuncio de inversión por mil millones de dólares para la creación de una central de hidrogeno verde en Queensland, Australia. 

Agustín Pichot: de capitán de Los Pumas a principal impulsor del hidrógeno verde en Río Negro

El anuncio de la millonaria inversión de la empresa australiana Fortescue en la provincia de Río Negro, cotizada en 8.400 millones de dólares para producir energía renovable llamada "hidrógeno verde", tuvo una cara conocida que viene del mundo del deporte. Agustín Pichot fue, durante quince años entre 1995 y 2007, uno de los jugadores más carismáticos de la selección argentina de rugby. Con ellos, jugó cuatro mundiales y fue el capitán de la mejor actuación de la historia de Los Pumas: el histórico tercer puesto logrado en el Mundial de Francia 2007. Por encima de sus dotes de liderazgo en el vestuario, dentro del campo de juego era un hábil y cerebral medio scrum, capaz de organizar la defensa y el juego de pases del equipo. 

Retirado del rugby profesional, Pichot inició su carrera ejecutiva en una empresa familiar dedicada a la producción de vinos, aceto, aceite de oliva y dulce de leche, y luego desembarcó como presidente de una productora televisiva (ahora vinculada con Disney, a través de la cadena deportiva ESPN). A la par, se desarrolló como dirigente de rugby, nacional e internacional. Entre otras tareas, fue el principal impulsor del ingreso de la UAR (Unión Argentina de Rugby) a la liga Rugby Championship que integran las tres naciones más poderosas del hemisferio sur, Australia, Nueva Zelanda y Australia. Ocupó también el puesto de vicepresidente de la International Rugby Board (la FIFA del rugby).

Justamente por estas cuestiones del rugby internacional conoció al magnate Andrew Forrest, dueño de Fortescue. A partir de una creciente relación personal, se integró a a los proyectos de desarrollo sustentable de la empresa australiana para América latina. "Nos conocimos, me dijo que era un 'apasionado' por mi país, me dio un vino y me dijo que quería hacer algo por Argentina y que yo estuviera a cargo. Le dije que no entendía nada de energía pero lo fui a ver a Perth y me convenció de trabajar con él", contó Pichot en Glasgow luego del anuncio del hidrógeno verde para Rïo Negro. 

Quién es Andrew Forrest, el dueño de Fortescue

Forrest es un empresario australiano y actualmente ocupa el puesto 87 entre los ejecutivos más ricos del mundo, según la revista Forbes. Además, es el séptimo empresario australiano más rico del mundo. Conocido por su apodo de estudiante universitario, Twiggy, Forrest fue corredor de bolsa y boxeador amateur. Según los datos que brinda su empresa, Fortescue Metals Group ha invertido más de 30 mil millones de dólares en el desarrollo de diversos proyectos en distintos países y desembolsó más de 1.000 millones de dólares en la transición hacia la descarbonización de sus procesos. 

La empresa se encuentra en Sudamérica esde 2016, con inversiones en Chile, Colombia, Ecuador y Perú, además de Argentina donde adquirió la empresa Argentina Minera (AMINSA) y tiene concesiones mineras en San Juan. A punto de cumplir 60 años, Forrest también el más importante empresario ganadero de la zona oeste de Australia. Su llegada al mundo de la energía renovable se dio con el anuncio de inversión por mil millones de dólares para la creación de una central de hidrogeno verde en Queensland, Australia. 

El anuncio de la millonaria inversión de la empresa australiana Fortescue en la provincia de Río Negro, cotizada en 8.400 millones de dólares para producir energía renovable llamada "hidrógeno verde", tuvo una cara conocida que viene del mundo del deporte. Agustín Pichot fue, durante quince años entre 1995 y 2007, uno de los jugadores más carismáticos de la selección argentina de rugby. Con ellos, jugó cuatro mundiales y fue el capitán de la mejor actuación de la historia de Los Pumas: el histórico tercer puesto logrado en el Mundial de Francia 2007. Por encima de sus dotes de liderazgo en el vestuario, dentro del campo de juego era un hábil y cerebral medio scrum, capaz de organizar la defensa y el juego de pases del equipo. 

Retirado del rugby profesional, Pichot inició su carrera ejecutiva en una empresa familiar dedicada a la producción de vinos, aceto, aceite de oliva y dulce de leche, y luego desembarcó como presidente de una productora televisiva (ahora vinculada con Disney, a través de la cadena deportiva ESPN). A la par, se desarrolló como dirigente de rugby, nacional e internacional. Entre otras tareas, fue el principal impulsor del ingreso de la UAR (Unión Argentina de Rugby) a la liga Rugby Championship que integran las tres naciones más poderosas del hemisferio sur, Australia, Nueva Zelanda y Australia. Ocupó también el puesto de vicepresidente de la International Rugby Board (la FIFA del rugby).

Justamente por estas cuestiones del rugby internacional conoció al magnate Andrew Forrest, dueño de Fortescue. A partir de una creciente relación personal, se integró a a los proyectos de desarrollo sustentable de la empresa australiana para América latina. "Nos conocimos, me dijo que era un 'apasionado' por mi país, me dio un vino y me dijo que quería hacer algo por Argentina y que yo estuviera a cargo. Le dije que no entendía nada de energía pero lo fui a ver a Perth y me convenció de trabajar con él", contó Pichot en Glasgow luego del anuncio del hidrógeno verde para Rïo Negro. 

Quién es Andrew Forrest, el dueño de Fortescue

Forrest es un empresario australiano y actualmente ocupa el puesto 87 entre los ejecutivos más ricos del mundo, según la revista Forbes. Además, es el séptimo empresario australiano más rico del mundo. Conocido por su apodo de estudiante universitario, Twiggy, Forrest fue corredor de bolsa y boxeador amateur. Según los datos que brinda su empresa, Fortescue Metals Group ha invertido más de 30 mil millones de dólares en el desarrollo de diversos proyectos en distintos países y desembolsó más de 1.000 millones de dólares en la transición hacia la descarbonización de sus procesos. 

La empresa se encuentra en Sudamérica esde 2016, con inversiones en Chile, Colombia, Ecuador y Perú, además de Argentina donde adquirió la empresa Argentina Minera (AMINSA) y tiene concesiones mineras en San Juan. A punto de cumplir 60 años, Forrest también el más importante empresario ganadero de la zona oeste de Australia. Su llegada al mundo de la energía renovable se dio con el anuncio de inversión por mil millones de dólares para la creación de una central de hidrogeno verde en Queensland, Australia. 

Leer más