Placeholder del video

Si sube el salario mínimo, ¿qué ocurre con el impuesto a la Ganancia?

El Gobierno Nacional pautó un aumento del salario mínimo con el fin de actualizar el piso salarial de aquellos trabajadores registrados y hacerle frente a la inflación. El aumento implicó también un restablecimiento de las políticas impositivas que afectarían a los sueldos mínimos. Ismael Bermúdez, analista económico, explicó de qué manera la ley de ganancias debe modificar todo su paradigma a través de esta actualización.

"La ley que se aprobó en abril le dio una facultad al Poder Ejecutivo para que se pueda subir ese piso salarial de 150 mil pesos de tal manera que los mismos trabajadores que estaban exentos de los impuestos a las ganancias, continuaran siéndolo una vez que recibieran las actualizaciones en el salario a partir de las paritarias", explicó Bermúdez.

De esta manera, todos los valores afectados por la nueva ley de ganancia volverán a actualizarse a partir de enero y se calcularán en función de los salarios percibidos en el año anterior.  "El salario no es una ganancia, es el resultado del esfuerzo del trabajador a cambio de un dinero que le permita vivir en condiciones más o menos aceptables y llegar a fin de mes", agregó el especialista. A partir de estas medidas, uno de los objetivos que quiere alcanzar el Gobierno Nacional es el de mantener un salario "sustentable", es decir, un correlato impositivo con los aumentos que se dan para enfrentar los valores inflacionarios.

"En este caso, a través de la ley del piso salarial, es que aquellos que están a partir de ahora arriba de 203 mil se considera que ya no es un asalariado o trabajador sino personal de dirección y personal jerárquico que dispondría de una buena remuneración y al mismo tiempo le permitiría pagar impuesto a la ganancia", comentó el economista.

Podés ver IP Noticias primera edición del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13

Si sube el salario mínimo, ¿qué ocurre con el impuesto a la Ganancia?

El Gobierno Nacional pautó un aumento del salario mínimo con el fin de actualizar el piso salarial de aquellos trabajadores registrados y hacerle frente a la inflación. El aumento implicó también un restablecimiento de las políticas impositivas que afectarían a los sueldos mínimos. Ismael Bermúdez, analista económico, explicó de qué manera la ley de ganancias debe modificar todo su paradigma a través de esta actualización.

"La ley que se aprobó en abril le dio una facultad al Poder Ejecutivo para que se pueda subir ese piso salarial de 150 mil pesos de tal manera que los mismos trabajadores que estaban exentos de los impuestos a las ganancias, continuaran siéndolo una vez que recibieran las actualizaciones en el salario a partir de las paritarias", explicó Bermúdez.

De esta manera, todos los valores afectados por la nueva ley de ganancia volverán a actualizarse a partir de enero y se calcularán en función de los salarios percibidos en el año anterior.  "El salario no es una ganancia, es el resultado del esfuerzo del trabajador a cambio de un dinero que le permita vivir en condiciones más o menos aceptables y llegar a fin de mes", agregó el especialista. A partir de estas medidas, uno de los objetivos que quiere alcanzar el Gobierno Nacional es el de mantener un salario "sustentable", es decir, un correlato impositivo con los aumentos que se dan para enfrentar los valores inflacionarios.

"En este caso, a través de la ley del piso salarial, es que aquellos que están a partir de ahora arriba de 203 mil se considera que ya no es un asalariado o trabajador sino personal de dirección y personal jerárquico que dispondría de una buena remuneración y al mismo tiempo le permitiría pagar impuesto a la ganancia", comentó el economista.

Podés ver IP Noticias primera edición del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13

El Gobierno Nacional pautó un aumento del salario mínimo con el fin de actualizar el piso salarial de aquellos trabajadores registrados y hacerle frente a la inflación. El aumento implicó también un restablecimiento de las políticas impositivas que afectarían a los sueldos mínimos. Ismael Bermúdez, analista económico, explicó de qué manera la ley de ganancias debe modificar todo su paradigma a través de esta actualización.

"La ley que se aprobó en abril le dio una facultad al Poder Ejecutivo para que se pueda subir ese piso salarial de 150 mil pesos de tal manera que los mismos trabajadores que estaban exentos de los impuestos a las ganancias, continuaran siéndolo una vez que recibieran las actualizaciones en el salario a partir de las paritarias", explicó Bermúdez.

De esta manera, todos los valores afectados por la nueva ley de ganancia volverán a actualizarse a partir de enero y se calcularán en función de los salarios percibidos en el año anterior.  "El salario no es una ganancia, es el resultado del esfuerzo del trabajador a cambio de un dinero que le permita vivir en condiciones más o menos aceptables y llegar a fin de mes", agregó el especialista. A partir de estas medidas, uno de los objetivos que quiere alcanzar el Gobierno Nacional es el de mantener un salario "sustentable", es decir, un correlato impositivo con los aumentos que se dan para enfrentar los valores inflacionarios.

"En este caso, a través de la ley del piso salarial, es que aquellos que están a partir de ahora arriba de 203 mil se considera que ya no es un asalariado o trabajador sino personal de dirección y personal jerárquico que dispondría de una buena remuneración y al mismo tiempo le permitiría pagar impuesto a la ganancia", comentó el economista.

Podés ver IP Noticias primera edición del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13

Leer más