Autoridades de Serbia sobre la expulsión de Djokovic: "La política derrotó al deporte"

Australia deportó al tenista Novak Djokovic y el presidente, la primera ministra, el ministro de Deportes, el Comité Olímpico y la Federación de Tenis de Serbia expresaron su apoyo al tenista.

Placeholder del video

El tenista serbio Novak Djokovic fue deportado de Australia por no estar vacunado contra el COVID-19 y rechazar las normas sanitaras del torneo, por lo que no podrá competir en el Abierto de Australia. Si bien el deportista intentó apelar en la Justicia su situación, el Tribunal Federal de Australia rechazó por unanimidad el recurso para permanecer en el país.

Novak expresó sentirse "extremadamente decepcionado" por el fallo que no le permitió defender su título en el torneo de tenis de ese país y, según informaron medios locales, abandonó Australia en un vuelo con destino a Dubái. Su padre, Srdjan Djokovic, demostró su descontento a través de las redes sociales, al descalificar la decisión del gobierno australiano de rechazar el visado de su hijo: "Ha terminado el atentado fallido contra el mejor deportista del mundo con 50 balazos a Novak en el pecho. Es como si hubiesen intentado matarlo".

El Gobierno de Serbia apoyó Djokovic

El Gobierno serbio reaccionó en defensa de Novak Djokovic, luego de que la Justicia y el gobierno de Australia decidiera su expulsión del país. Así se expresó la Federación de Tenis de Serbia: "La farsa ha terminado. La política ha derrotado al deporte esta vez".

La declaración de las autoridades serbias

Por su parte, el presidente Aleksandar Vucic fue el primero en expresarse y consideró que “Australia se está humillando a sí misma" y que el fallo del Tribunal Federal australiano pone fin a una seguidilla de días donde el número uno del tenis mundial recibió "maltrato" por parte de las autoridades.

En el mismo sentido, la primera ministra Ana Brnabic reforzó la mención al "maltrato físico e ideológico" e ironizó acerca de la diferencia de criterios de la Justicia federal con el juez Anthony Kelly, del estado de Victoria. Asimismo, afirmó que esperan al tenista en Serbia “para que podamos superar esto juntos de alguna manera y apoyarlo en estos momentos difíciles”.

El ministro de Deportes del país, Vanja Udovicic, señaló: “Ganador de 20 títulos de Grand Slam, el mejor del mundo, alguien que escribe la historia del deporte en el planeta, ese es y siempre será Novak Djokovic. Todo lo demás es tontería y vergüenza, absurdo y muestra de hipocresía. ¡Leyenda, orgullo de Serbia, estamos contigo!”.

Por último, el Comité Olímpico de Serbia lamentó la deportación que "le negó la oportunidad de confirmar el título al mejor tenista de todos los tiempos". Además, explicó: “El deporte se esfuerza constantemente a nivel mundial por permanecer independiente de la política y las influencias externas”. Pero, agregó que “obviamente, ese no fue el caso esta vez y de manera antideportiva, a Novak se le negó el derecho a competir por su décimo título del Abierto de Australia”.

Autoridades de Serbia sobre la expulsión de Djokovic: "La política derrotó al deporte"

El tenista serbio Novak Djokovic fue deportado de Australia por no estar vacunado contra el COVID-19 y rechazar las normas sanitaras del torneo, por lo que no podrá competir en el Abierto de Australia. Si bien el deportista intentó apelar en la Justicia su situación, el Tribunal Federal de Australia rechazó por unanimidad el recurso para permanecer en el país.

Novak expresó sentirse "extremadamente decepcionado" por el fallo que no le permitió defender su título en el torneo de tenis de ese país y, según informaron medios locales, abandonó Australia en un vuelo con destino a Dubái. Su padre, Srdjan Djokovic, demostró su descontento a través de las redes sociales, al descalificar la decisión del gobierno australiano de rechazar el visado de su hijo: "Ha terminado el atentado fallido contra el mejor deportista del mundo con 50 balazos a Novak en el pecho. Es como si hubiesen intentado matarlo".

El Gobierno de Serbia apoyó Djokovic

El Gobierno serbio reaccionó en defensa de Novak Djokovic, luego de que la Justicia y el gobierno de Australia decidiera su expulsión del país. Así se expresó la Federación de Tenis de Serbia: "La farsa ha terminado. La política ha derrotado al deporte esta vez".

La declaración de las autoridades serbias

Por su parte, el presidente Aleksandar Vucic fue el primero en expresarse y consideró que “Australia se está humillando a sí misma" y que el fallo del Tribunal Federal australiano pone fin a una seguidilla de días donde el número uno del tenis mundial recibió "maltrato" por parte de las autoridades.

En el mismo sentido, la primera ministra Ana Brnabic reforzó la mención al "maltrato físico e ideológico" e ironizó acerca de la diferencia de criterios de la Justicia federal con el juez Anthony Kelly, del estado de Victoria. Asimismo, afirmó que esperan al tenista en Serbia “para que podamos superar esto juntos de alguna manera y apoyarlo en estos momentos difíciles”.

El ministro de Deportes del país, Vanja Udovicic, señaló: “Ganador de 20 títulos de Grand Slam, el mejor del mundo, alguien que escribe la historia del deporte en el planeta, ese es y siempre será Novak Djokovic. Todo lo demás es tontería y vergüenza, absurdo y muestra de hipocresía. ¡Leyenda, orgullo de Serbia, estamos contigo!”.

Por último, el Comité Olímpico de Serbia lamentó la deportación que "le negó la oportunidad de confirmar el título al mejor tenista de todos los tiempos". Además, explicó: “El deporte se esfuerza constantemente a nivel mundial por permanecer independiente de la política y las influencias externas”. Pero, agregó que “obviamente, ese no fue el caso esta vez y de manera antideportiva, a Novak se le negó el derecho a competir por su décimo título del Abierto de Australia”.

El tenista serbio Novak Djokovic fue deportado de Australia por no estar vacunado contra el COVID-19 y rechazar las normas sanitaras del torneo, por lo que no podrá competir en el Abierto de Australia. Si bien el deportista intentó apelar en la Justicia su situación, el Tribunal Federal de Australia rechazó por unanimidad el recurso para permanecer en el país.

Novak expresó sentirse "extremadamente decepcionado" por el fallo que no le permitió defender su título en el torneo de tenis de ese país y, según informaron medios locales, abandonó Australia en un vuelo con destino a Dubái. Su padre, Srdjan Djokovic, demostró su descontento a través de las redes sociales, al descalificar la decisión del gobierno australiano de rechazar el visado de su hijo: "Ha terminado el atentado fallido contra el mejor deportista del mundo con 50 balazos a Novak en el pecho. Es como si hubiesen intentado matarlo".

El Gobierno de Serbia apoyó Djokovic

El Gobierno serbio reaccionó en defensa de Novak Djokovic, luego de que la Justicia y el gobierno de Australia decidiera su expulsión del país. Así se expresó la Federación de Tenis de Serbia: "La farsa ha terminado. La política ha derrotado al deporte esta vez".

La declaración de las autoridades serbias

Por su parte, el presidente Aleksandar Vucic fue el primero en expresarse y consideró que “Australia se está humillando a sí misma" y que el fallo del Tribunal Federal australiano pone fin a una seguidilla de días donde el número uno del tenis mundial recibió "maltrato" por parte de las autoridades.

En el mismo sentido, la primera ministra Ana Brnabic reforzó la mención al "maltrato físico e ideológico" e ironizó acerca de la diferencia de criterios de la Justicia federal con el juez Anthony Kelly, del estado de Victoria. Asimismo, afirmó que esperan al tenista en Serbia “para que podamos superar esto juntos de alguna manera y apoyarlo en estos momentos difíciles”.

El ministro de Deportes del país, Vanja Udovicic, señaló: “Ganador de 20 títulos de Grand Slam, el mejor del mundo, alguien que escribe la historia del deporte en el planeta, ese es y siempre será Novak Djokovic. Todo lo demás es tontería y vergüenza, absurdo y muestra de hipocresía. ¡Leyenda, orgullo de Serbia, estamos contigo!”.

Por último, el Comité Olímpico de Serbia lamentó la deportación que "le negó la oportunidad de confirmar el título al mejor tenista de todos los tiempos". Además, explicó: “El deporte se esfuerza constantemente a nivel mundial por permanecer independiente de la política y las influencias externas”. Pero, agregó que “obviamente, ese no fue el caso esta vez y de manera antideportiva, a Novak se le negó el derecho a competir por su décimo título del Abierto de Australia”.

Ver más
Ver más