Placeholder del video

Santiago Artemis: "Me gusta ser mi propia inspiración al armar algo"

Desde muy temprano en su carrera como diseñador de indumentaria, Santiago Artemis consiguió un reconocimiento que lo llevó a vestir a grandes figuras de la música y el espectáculo como Katy Perry, Britney Spears y Xuxa, entre otras. También se dedica a la actuación, el modelaje y la conducción.

En diálogo con Agustina Kämpfer para el programa Algo que contar, contó los cambios que atravesó desde que dejó Ushuaia, su ciudad natal, hasta alcanzar el éxito en Buenos Aires y el mundo.

"Con ser conocido aprendes a moldearte un poco. Yo soy desubicado por naturaleza, pero me fui aggiornando a partir de cosas que hice. Tengo un humor bastante ácido también, y aprendí que hay chistes para hacer en otro contexto, no en la tele", dijo.

Según relató, le costó hacer amistades y generar vínculos en su época de estudiante:

"Aprendí a saber cuándo y dónde provocar. Si voy a recibir hate, pensar si detrás de eso hay algo de lo que me puedo hacer cargo, o si hay algún motivo, o están exagerando. Ahora soy más analítico sobre mi personalidad y mi forma de ser. Porque no soy fácil", reflexionó.

La forma de vestir

El vínculo de Artemis con su profesión se traduce, por momentos, en su propia forma de vestir. Por un lado declaró: "me gusta ser mi propia inspiración para armar algo" y también que aprendió a usar ropa sencilla de vez en cuando.

Respecto de la marca de género en la vestimenta, señaló:

"Nunca quise sexualizarme. Usé cosas de mujer, pero no me considero una mujer. Por ende, nunca usé cosas que provoquen una idea erógena. No me siento cómodo con eso, entonces no negocio. Aprendí a ir probando cosas, pero no negocio con la obviedad tampoco".

Problemas con el alcohol

Santiago contó que durante una etapa de su vida estuvo muy enfocado en llevar una vida saludable. Después de eso, el consumo de alcohol le generó problemas de salud y sociabilización.

Ahora, lleva "tres o cuatro" meses sin consumir bebidas alcohólicas, y asegura que sigue trabajando en el autocontrol:

"Empecé a respetar lo que puede llegar a potenciar la adicción. Y a hablar con uno mismo con amor. Dejar de mediocrizarme e ir a lugares que no corresponden, o a contextos de consumo. Para respetar el autocontrol tenés que respetar ciertas reglas; primero aprender a decir no", contó.

Podés ver Algo que contar con Agustina Kämpfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Santiago Artemis: "Me gusta ser mi propia inspiración al armar algo"

Desde muy temprano en su carrera como diseñador de indumentaria, Santiago Artemis consiguió un reconocimiento que lo llevó a vestir a grandes figuras de la música y el espectáculo como Katy Perry, Britney Spears y Xuxa, entre otras. También se dedica a la actuación, el modelaje y la conducción.

En diálogo con Agustina Kämpfer para el programa Algo que contar, contó los cambios que atravesó desde que dejó Ushuaia, su ciudad natal, hasta alcanzar el éxito en Buenos Aires y el mundo.

"Con ser conocido aprendes a moldearte un poco. Yo soy desubicado por naturaleza, pero me fui aggiornando a partir de cosas que hice. Tengo un humor bastante ácido también, y aprendí que hay chistes para hacer en otro contexto, no en la tele", dijo.

Según relató, le costó hacer amistades y generar vínculos en su época de estudiante:

"Aprendí a saber cuándo y dónde provocar. Si voy a recibir hate, pensar si detrás de eso hay algo de lo que me puedo hacer cargo, o si hay algún motivo, o están exagerando. Ahora soy más analítico sobre mi personalidad y mi forma de ser. Porque no soy fácil", reflexionó.

La forma de vestir

El vínculo de Artemis con su profesión se traduce, por momentos, en su propia forma de vestir. Por un lado declaró: "me gusta ser mi propia inspiración para armar algo" y también que aprendió a usar ropa sencilla de vez en cuando.

Respecto de la marca de género en la vestimenta, señaló:

"Nunca quise sexualizarme. Usé cosas de mujer, pero no me considero una mujer. Por ende, nunca usé cosas que provoquen una idea erógena. No me siento cómodo con eso, entonces no negocio. Aprendí a ir probando cosas, pero no negocio con la obviedad tampoco".

Problemas con el alcohol

Santiago contó que durante una etapa de su vida estuvo muy enfocado en llevar una vida saludable. Después de eso, el consumo de alcohol le generó problemas de salud y sociabilización.

Ahora, lleva "tres o cuatro" meses sin consumir bebidas alcohólicas, y asegura que sigue trabajando en el autocontrol:

"Empecé a respetar lo que puede llegar a potenciar la adicción. Y a hablar con uno mismo con amor. Dejar de mediocrizarme e ir a lugares que no corresponden, o a contextos de consumo. Para respetar el autocontrol tenés que respetar ciertas reglas; primero aprender a decir no", contó.

Podés ver Algo que contar con Agustina Kämpfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Desde muy temprano en su carrera como diseñador de indumentaria, Santiago Artemis consiguió un reconocimiento que lo llevó a vestir a grandes figuras de la música y el espectáculo como Katy Perry, Britney Spears y Xuxa, entre otras. También se dedica a la actuación, el modelaje y la conducción.

En diálogo con Agustina Kämpfer para el programa Algo que contar, contó los cambios que atravesó desde que dejó Ushuaia, su ciudad natal, hasta alcanzar el éxito en Buenos Aires y el mundo.

"Con ser conocido aprendes a moldearte un poco. Yo soy desubicado por naturaleza, pero me fui aggiornando a partir de cosas que hice. Tengo un humor bastante ácido también, y aprendí que hay chistes para hacer en otro contexto, no en la tele", dijo.

Según relató, le costó hacer amistades y generar vínculos en su época de estudiante:

"Aprendí a saber cuándo y dónde provocar. Si voy a recibir hate, pensar si detrás de eso hay algo de lo que me puedo hacer cargo, o si hay algún motivo, o están exagerando. Ahora soy más analítico sobre mi personalidad y mi forma de ser. Porque no soy fácil", reflexionó.

La forma de vestir

El vínculo de Artemis con su profesión se traduce, por momentos, en su propia forma de vestir. Por un lado declaró: "me gusta ser mi propia inspiración para armar algo" y también que aprendió a usar ropa sencilla de vez en cuando.

Respecto de la marca de género en la vestimenta, señaló:

"Nunca quise sexualizarme. Usé cosas de mujer, pero no me considero una mujer. Por ende, nunca usé cosas que provoquen una idea erógena. No me siento cómodo con eso, entonces no negocio. Aprendí a ir probando cosas, pero no negocio con la obviedad tampoco".

Problemas con el alcohol

Santiago contó que durante una etapa de su vida estuvo muy enfocado en llevar una vida saludable. Después de eso, el consumo de alcohol le generó problemas de salud y sociabilización.

Ahora, lleva "tres o cuatro" meses sin consumir bebidas alcohólicas, y asegura que sigue trabajando en el autocontrol:

"Empecé a respetar lo que puede llegar a potenciar la adicción. Y a hablar con uno mismo con amor. Dejar de mediocrizarme e ir a lugares que no corresponden, o a contextos de consumo. Para respetar el autocontrol tenés que respetar ciertas reglas; primero aprender a decir no", contó.

Podés ver Algo que contar con Agustina Kämpfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más