Placeholder del video

Nicolás Maiques, de "Chiquititas" a "La Bomba"

El proceso creativo de Nicolás Maiques estuvo marcado por la rigurosidad del entrenamiento de las novelas de Cris Morena y sus propias ansias de explorar nuevas aristas artísticas. Realizó su primera audición a los 11 años lo que lo llevó a Chiquititas, para luego tener papeles en Rebelde Way y Floricienta. Pero no se quedó allí: despertó pasiones por América Latina gracias a su carisma y ganó Los Reyes del Playback en el 2016 en Perú. Actualmente, disfruta de encarnar a una de las protagonistas de La Bomba, una comedia que se ríe de las actitudes ventajeras en términos límites: "La obra pone en jaque un poco la ambición y la honestidad", describió el actor.

Maiqués contó que tras el entrenamiento, las horas infinitas de ensayo y rodajes extensos, su curiosidad lo llevó a encontrarse en las islas de edición. Así fue como se pensó como productor, en un espacio donde se construyen las narrativas y el trabajo actoral se convierte en novela. "Convertí la isla en mi camarín, los editores eran mis amigos y opinaba. Me encanta producir como me encanta generar, así que ya de por sí en esa etapa yo me ocupaba de meterme donde no debía", contó.

Hizo hincapié en cómo la temática de los contenidos y la recepción del público cambiaron drásticamente y para bien en poco tiempo, especialmente cuando recordó que a los 4 años la directora de su jardín le recomendó ir al psicólogo porque tenía "tendencias afeminadas"

"La directora del jardín le dijo a mis padres que tenía que hacer terapia para entrar al jardín. Ella dijo 'Hay que hacer algo porque Nicolás va a ser homosexual'. Me querían curar, porque claro, en los '80 eso estaba considerado una perversión. Ser homosexual era ser un perverso", relató sobre uno de los episodios oscuros de su vida.

Ese episodio se convirtió en un temor de que "lo descubrieran" en las entrevistas posteriores; hasta que se sintió libre para decirlo. Su faceta artística también cambió: interpretó a mujeres y con ese encanto y desenvoltura ganó "Los Reyes del Playback" en Perú en 2016 (y lo invitaron a volver en 2020). Gracias a eso, actualmente encarna a "La Bomba", una señora de elite que es la clave de una comedia disparatada.

"Ahora soy y me siento sereno, feliz, tranquilo. No tengo que demostrarle como antes nada a nadie. Antes no me quería equivocar porque sentía que iban a tener una oportunidad para señalarme", dijo.

El Planeta Urbano se emite por IP todos los sábados a las 23 con la conducción de Pía Slapka.

 

Nicolás Maiques, de "Chiquititas" a "La Bomba"

El proceso creativo de Nicolás Maiques estuvo marcado por la rigurosidad del entrenamiento de las novelas de Cris Morena y sus propias ansias de explorar nuevas aristas artísticas. Realizó su primera audición a los 11 años lo que lo llevó a Chiquititas, para luego tener papeles en Rebelde Way y Floricienta. Pero no se quedó allí: despertó pasiones por América Latina gracias a su carisma y ganó Los Reyes del Playback en el 2016 en Perú. Actualmente, disfruta de encarnar a una de las protagonistas de La Bomba, una comedia que se ríe de las actitudes ventajeras en términos límites: "La obra pone en jaque un poco la ambición y la honestidad", describió el actor.

Maiqués contó que tras el entrenamiento, las horas infinitas de ensayo y rodajes extensos, su curiosidad lo llevó a encontrarse en las islas de edición. Así fue como se pensó como productor, en un espacio donde se construyen las narrativas y el trabajo actoral se convierte en novela. "Convertí la isla en mi camarín, los editores eran mis amigos y opinaba. Me encanta producir como me encanta generar, así que ya de por sí en esa etapa yo me ocupaba de meterme donde no debía", contó.

Hizo hincapié en cómo la temática de los contenidos y la recepción del público cambiaron drásticamente y para bien en poco tiempo, especialmente cuando recordó que a los 4 años la directora de su jardín le recomendó ir al psicólogo porque tenía "tendencias afeminadas"

"La directora del jardín le dijo a mis padres que tenía que hacer terapia para entrar al jardín. Ella dijo 'Hay que hacer algo porque Nicolás va a ser homosexual'. Me querían curar, porque claro, en los '80 eso estaba considerado una perversión. Ser homosexual era ser un perverso", relató sobre uno de los episodios oscuros de su vida.

Ese episodio se convirtió en un temor de que "lo descubrieran" en las entrevistas posteriores; hasta que se sintió libre para decirlo. Su faceta artística también cambió: interpretó a mujeres y con ese encanto y desenvoltura ganó "Los Reyes del Playback" en Perú en 2016 (y lo invitaron a volver en 2020). Gracias a eso, actualmente encarna a "La Bomba", una señora de elite que es la clave de una comedia disparatada.

"Ahora soy y me siento sereno, feliz, tranquilo. No tengo que demostrarle como antes nada a nadie. Antes no me quería equivocar porque sentía que iban a tener una oportunidad para señalarme", dijo.

El Planeta Urbano se emite por IP todos los sábados a las 23 con la conducción de Pía Slapka.

 

El proceso creativo de Nicolás Maiques estuvo marcado por la rigurosidad del entrenamiento de las novelas de Cris Morena y sus propias ansias de explorar nuevas aristas artísticas. Realizó su primera audición a los 11 años lo que lo llevó a Chiquititas, para luego tener papeles en Rebelde Way y Floricienta. Pero no se quedó allí: despertó pasiones por América Latina gracias a su carisma y ganó Los Reyes del Playback en el 2016 en Perú. Actualmente, disfruta de encarnar a una de las protagonistas de La Bomba, una comedia que se ríe de las actitudes ventajeras en términos límites: "La obra pone en jaque un poco la ambición y la honestidad", describió el actor.

Maiqués contó que tras el entrenamiento, las horas infinitas de ensayo y rodajes extensos, su curiosidad lo llevó a encontrarse en las islas de edición. Así fue como se pensó como productor, en un espacio donde se construyen las narrativas y el trabajo actoral se convierte en novela. "Convertí la isla en mi camarín, los editores eran mis amigos y opinaba. Me encanta producir como me encanta generar, así que ya de por sí en esa etapa yo me ocupaba de meterme donde no debía", contó.

Hizo hincapié en cómo la temática de los contenidos y la recepción del público cambiaron drásticamente y para bien en poco tiempo, especialmente cuando recordó que a los 4 años la directora de su jardín le recomendó ir al psicólogo porque tenía "tendencias afeminadas"

"La directora del jardín le dijo a mis padres que tenía que hacer terapia para entrar al jardín. Ella dijo 'Hay que hacer algo porque Nicolás va a ser homosexual'. Me querían curar, porque claro, en los '80 eso estaba considerado una perversión. Ser homosexual era ser un perverso", relató sobre uno de los episodios oscuros de su vida.

Ese episodio se convirtió en un temor de que "lo descubrieran" en las entrevistas posteriores; hasta que se sintió libre para decirlo. Su faceta artística también cambió: interpretó a mujeres y con ese encanto y desenvoltura ganó "Los Reyes del Playback" en Perú en 2016 (y lo invitaron a volver en 2020). Gracias a eso, actualmente encarna a "La Bomba", una señora de elite que es la clave de una comedia disparatada.

"Ahora soy y me siento sereno, feliz, tranquilo. No tengo que demostrarle como antes nada a nadie. Antes no me quería equivocar porque sentía que iban a tener una oportunidad para señalarme", dijo.

El Planeta Urbano se emite por IP todos los sábados a las 23 con la conducción de Pía Slapka.

 

Ver más
Ver más