Tras el cierre de espacios culturales, el Gobierno subsidiará a los artistas

La ayuda de hasta 15 mil pesos, correspondiente al quinto pago de la convocatoria “Apoyo extraordinario cultura solidaria”, se otorgará a los artistas trabajadores y trabajadoras de la cultura.

La ayuda de hasta 15 mil pesos, correspondiente al quinto pago de la convocatoria “Apoyo extraordinario cultura solidaria”, se otorgará a los artistas trabajadores y trabajadoras de la cultura “que se vieron afectados gravemente como consecuencia de las medidas de distanciamiento adoptadas en virtud de la pandemia del virus COVID-19".

Según informa la resolución publicada en el Boletín Oficial, se intenta “morigerar la situación de vulnerabilidad social de este sector”. Durante la pandemia, los espectáculos fueron los que más rápido sufrieron las consecuencias de las medidas sanitarias y los últimos en volver a la presencialidad. 

Firmado por el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, el texto informa sobre el envío de $761.070.000 a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) para ejecutar el subsidio. Para esto, se trasladarán los datos de los beneficiarios. 

El ministerio de Cultura había lanzado un bono de Cultura joven para otorgarles un incentivo de 5 mil pesos para usar en actividades culturales. Con el argumento de que la medida violaba la ley electoral, la jueza federal María Servini suspendió la publicación y operatividad de la misma. 

La resolución toma en consideración que, aunque la situación epidemiológica mejoró, “aún persisten medidas y disposiciones de distanciamiento social, preventivo y obligatorio ante la aparición de nuevas variantes del virus Sars Cov 2 que impactan en las actividades del sector cultural”.

Según informaron integrantes del Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos de la Ciudad de Buenos Aires, más del 10% de los centros tuvieron que cerrar en la Ciudad a causa de las restricciones. Los que lograron subsistir intentaron sostener su economía a través de la venta de bebidas y/o entradas a futuro. A la hora de volver a la presencialidad, el aforo seguía poniéndoles el camino cuesta arriba. Algunos centros culturales de Capital que no soportaron la transición del 2020 fueron el Centro Cultural Freire, Espacio 33 en el barrio de Boedo, Ambigú, Casa Indómita y La gran Jaime, entre otros.

 

Tras el cierre de espacios culturales, el Gobierno subsidiará a los artistas

La ayuda de hasta 15 mil pesos, correspondiente al quinto pago de la convocatoria “Apoyo extraordinario cultura solidaria”, se otorgará a los artistas trabajadores y trabajadoras de la cultura “que se vieron afectados gravemente como consecuencia de las medidas de distanciamiento adoptadas en virtud de la pandemia del virus COVID-19".

Según informa la resolución publicada en el Boletín Oficial, se intenta “morigerar la situación de vulnerabilidad social de este sector”. Durante la pandemia, los espectáculos fueron los que más rápido sufrieron las consecuencias de las medidas sanitarias y los últimos en volver a la presencialidad. 

Firmado por el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, el texto informa sobre el envío de $761.070.000 a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) para ejecutar el subsidio. Para esto, se trasladarán los datos de los beneficiarios. 

El ministerio de Cultura había lanzado un bono de Cultura joven para otorgarles un incentivo de 5 mil pesos para usar en actividades culturales. Con el argumento de que la medida violaba la ley electoral, la jueza federal María Servini suspendió la publicación y operatividad de la misma. 

La resolución toma en consideración que, aunque la situación epidemiológica mejoró, “aún persisten medidas y disposiciones de distanciamiento social, preventivo y obligatorio ante la aparición de nuevas variantes del virus Sars Cov 2 que impactan en las actividades del sector cultural”.

Según informaron integrantes del Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos de la Ciudad de Buenos Aires, más del 10% de los centros tuvieron que cerrar en la Ciudad a causa de las restricciones. Los que lograron subsistir intentaron sostener su economía a través de la venta de bebidas y/o entradas a futuro. A la hora de volver a la presencialidad, el aforo seguía poniéndoles el camino cuesta arriba. Algunos centros culturales de Capital que no soportaron la transición del 2020 fueron el Centro Cultural Freire, Espacio 33 en el barrio de Boedo, Ambigú, Casa Indómita y La gran Jaime, entre otros.

 

La ayuda de hasta 15 mil pesos, correspondiente al quinto pago de la convocatoria “Apoyo extraordinario cultura solidaria”, se otorgará a los artistas trabajadores y trabajadoras de la cultura “que se vieron afectados gravemente como consecuencia de las medidas de distanciamiento adoptadas en virtud de la pandemia del virus COVID-19".

Según informa la resolución publicada en el Boletín Oficial, se intenta “morigerar la situación de vulnerabilidad social de este sector”. Durante la pandemia, los espectáculos fueron los que más rápido sufrieron las consecuencias de las medidas sanitarias y los últimos en volver a la presencialidad. 

Firmado por el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, el texto informa sobre el envío de $761.070.000 a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) para ejecutar el subsidio. Para esto, se trasladarán los datos de los beneficiarios. 

El ministerio de Cultura había lanzado un bono de Cultura joven para otorgarles un incentivo de 5 mil pesos para usar en actividades culturales. Con el argumento de que la medida violaba la ley electoral, la jueza federal María Servini suspendió la publicación y operatividad de la misma. 

La resolución toma en consideración que, aunque la situación epidemiológica mejoró, “aún persisten medidas y disposiciones de distanciamiento social, preventivo y obligatorio ante la aparición de nuevas variantes del virus Sars Cov 2 que impactan en las actividades del sector cultural”.

Según informaron integrantes del Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos de la Ciudad de Buenos Aires, más del 10% de los centros tuvieron que cerrar en la Ciudad a causa de las restricciones. Los que lograron subsistir intentaron sostener su economía a través de la venta de bebidas y/o entradas a futuro. A la hora de volver a la presencialidad, el aforo seguía poniéndoles el camino cuesta arriba. Algunos centros culturales de Capital que no soportaron la transición del 2020 fueron el Centro Cultural Freire, Espacio 33 en el barrio de Boedo, Ambigú, Casa Indómita y La gran Jaime, entre otros.

 

Leer más