Placeholder del video

Doce pingüinos fueron devueltos al mar en la costa bonaerense

A mediados de junio doce pingüinos magallánicos fueron reinsertados al mar luego de atravesar un periodo de rehabilitación a cargo de la Fundación Mundo Marino. Las aves marinas fueron rescatadas en distintas localidades del Partido de la Costa y en las ciudades de Pinamar, Villa Gesell y Tres Arroyos, en la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con Gabriela Zagordo en Ciencia IP, Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de la organización que llevó adelante el trabajo, explicó en qué condiciones estaban los animales y cómo fue el proceso para ayudarlos.

Son ejemplares con un cuadro de desnutrición, deshidratación, anemia e hipotermia, que muchos especialistas llaman el 'síndrome del pingüino encallado'. Son animales generalmente juveniles que emprenden su primer viaje migratorio desde la Patagonia. Entonces, por diferentes razones, no encuentran alimento suficiente para sostener ese viaje y es así que los encontramos en la playa necesitados de ayuda”, detalló.

Consultado acerca de las indicaciones para los vecinos y turistas que eventualmente se encuentran con animales en la costa, el especialista advirtió: “Lo ideal es que la gente tome conciencia de que son animales salvajes, silvestres, es decir, no están acostumbrados al contacto con humanos”.

En ese sentido, resaltó que no se debe tomar contacto con ninguna especie de ese tipo y que lo recomendable es dar aviso a Prefectura Naval, Defensa Civil, o los cuerpos de guardavidas.

Y agregó:  “Algo que mucha gente desconoce es que estos animales pueden transmitir una gran cantidad de enfermedades conocidas como zoonosis: enfermedades que tienen los animales y que por el contacto inadecuado pueden transmitir a las personas”. 

El trabajo de Fundación Mundo Marino

Las imágenes difundidas del tratamiento a los pingüinos y su vuelta al mar muestran parte del trabajo realizado por el equipo que dirige Rodríguez Heredia. Al respecto de las tareas que Fundación Mundo Marino lleva adelante en estos casos, el profesional señaló:

"Los pingüinos son animales gregarios, entonces cuando se hace una reinserción es recomendable que lo hagan en grupos. Por lo menos de a  seis, siete, diez o más animales. Si uno, con la mejor voluntad, deja uno, dos o tres animales en la playa, pueden llegar a encarar el mar, pero rápidamente van a volver a salir porque se desorientan. Es muy fuerte en ellos la cohesión grupal"

Según remarcó el responsable de los rescates que realiza la fundación, el seguimiento de las especies luego de su recuperación se hace de tres formas:

"La transmisión satelital permite seguir día a día el trayecto de los animales, pero es muy costoso y requiere trabajar con equipos internacionales que tienen los equipos", puntualizó.

Otro método de monitoreo es a través de bandas metálicas que se colocan en la base del ala: "Eso posibilita que si el animal sale en una colonia u otro lugar, tengamos un registro fácil de confirmar", sostuvo el biólogo.

Por último, explicó en qué consiste el sistema de chips intradérmicos: "Se necesita de un lector que se pasa sobre el lomo del ejemplar para corroborar su número de identificación". Este último fue el sistema utilizado en el caso de los doce pingúinos rescatados.

Ciencia IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 18 a 19, con la conducción de Gabriela Zagordo.

Doce pingüinos fueron devueltos al mar en la costa bonaerense

A mediados de junio doce pingüinos magallánicos fueron reinsertados al mar luego de atravesar un periodo de rehabilitación a cargo de la Fundación Mundo Marino. Las aves marinas fueron rescatadas en distintas localidades del Partido de la Costa y en las ciudades de Pinamar, Villa Gesell y Tres Arroyos, en la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con Gabriela Zagordo en Ciencia IP, Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de la organización que llevó adelante el trabajo, explicó en qué condiciones estaban los animales y cómo fue el proceso para ayudarlos.

Son ejemplares con un cuadro de desnutrición, deshidratación, anemia e hipotermia, que muchos especialistas llaman el 'síndrome del pingüino encallado'. Son animales generalmente juveniles que emprenden su primer viaje migratorio desde la Patagonia. Entonces, por diferentes razones, no encuentran alimento suficiente para sostener ese viaje y es así que los encontramos en la playa necesitados de ayuda”, detalló.

Consultado acerca de las indicaciones para los vecinos y turistas que eventualmente se encuentran con animales en la costa, el especialista advirtió: “Lo ideal es que la gente tome conciencia de que son animales salvajes, silvestres, es decir, no están acostumbrados al contacto con humanos”.

En ese sentido, resaltó que no se debe tomar contacto con ninguna especie de ese tipo y que lo recomendable es dar aviso a Prefectura Naval, Defensa Civil, o los cuerpos de guardavidas.

Y agregó:  “Algo que mucha gente desconoce es que estos animales pueden transmitir una gran cantidad de enfermedades conocidas como zoonosis: enfermedades que tienen los animales y que por el contacto inadecuado pueden transmitir a las personas”. 

El trabajo de Fundación Mundo Marino

Las imágenes difundidas del tratamiento a los pingüinos y su vuelta al mar muestran parte del trabajo realizado por el equipo que dirige Rodríguez Heredia. Al respecto de las tareas que Fundación Mundo Marino lleva adelante en estos casos, el profesional señaló:

"Los pingüinos son animales gregarios, entonces cuando se hace una reinserción es recomendable que lo hagan en grupos. Por lo menos de a  seis, siete, diez o más animales. Si uno, con la mejor voluntad, deja uno, dos o tres animales en la playa, pueden llegar a encarar el mar, pero rápidamente van a volver a salir porque se desorientan. Es muy fuerte en ellos la cohesión grupal"

Según remarcó el responsable de los rescates que realiza la fundación, el seguimiento de las especies luego de su recuperación se hace de tres formas:

"La transmisión satelital permite seguir día a día el trayecto de los animales, pero es muy costoso y requiere trabajar con equipos internacionales que tienen los equipos", puntualizó.

Otro método de monitoreo es a través de bandas metálicas que se colocan en la base del ala: "Eso posibilita que si el animal sale en una colonia u otro lugar, tengamos un registro fácil de confirmar", sostuvo el biólogo.

Por último, explicó en qué consiste el sistema de chips intradérmicos: "Se necesita de un lector que se pasa sobre el lomo del ejemplar para corroborar su número de identificación". Este último fue el sistema utilizado en el caso de los doce pingúinos rescatados.

Ciencia IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 18 a 19, con la conducción de Gabriela Zagordo.

A mediados de junio doce pingüinos magallánicos fueron reinsertados al mar luego de atravesar un periodo de rehabilitación a cargo de la Fundación Mundo Marino. Las aves marinas fueron rescatadas en distintas localidades del Partido de la Costa y en las ciudades de Pinamar, Villa Gesell y Tres Arroyos, en la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con Gabriela Zagordo en Ciencia IP, Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de la organización que llevó adelante el trabajo, explicó en qué condiciones estaban los animales y cómo fue el proceso para ayudarlos.

Son ejemplares con un cuadro de desnutrición, deshidratación, anemia e hipotermia, que muchos especialistas llaman el 'síndrome del pingüino encallado'. Son animales generalmente juveniles que emprenden su primer viaje migratorio desde la Patagonia. Entonces, por diferentes razones, no encuentran alimento suficiente para sostener ese viaje y es así que los encontramos en la playa necesitados de ayuda”, detalló.

Consultado acerca de las indicaciones para los vecinos y turistas que eventualmente se encuentran con animales en la costa, el especialista advirtió: “Lo ideal es que la gente tome conciencia de que son animales salvajes, silvestres, es decir, no están acostumbrados al contacto con humanos”.

En ese sentido, resaltó que no se debe tomar contacto con ninguna especie de ese tipo y que lo recomendable es dar aviso a Prefectura Naval, Defensa Civil, o los cuerpos de guardavidas.

Y agregó:  “Algo que mucha gente desconoce es que estos animales pueden transmitir una gran cantidad de enfermedades conocidas como zoonosis: enfermedades que tienen los animales y que por el contacto inadecuado pueden transmitir a las personas”. 

El trabajo de Fundación Mundo Marino

Las imágenes difundidas del tratamiento a los pingüinos y su vuelta al mar muestran parte del trabajo realizado por el equipo que dirige Rodríguez Heredia. Al respecto de las tareas que Fundación Mundo Marino lleva adelante en estos casos, el profesional señaló:

"Los pingüinos son animales gregarios, entonces cuando se hace una reinserción es recomendable que lo hagan en grupos. Por lo menos de a  seis, siete, diez o más animales. Si uno, con la mejor voluntad, deja uno, dos o tres animales en la playa, pueden llegar a encarar el mar, pero rápidamente van a volver a salir porque se desorientan. Es muy fuerte en ellos la cohesión grupal"

Según remarcó el responsable de los rescates que realiza la fundación, el seguimiento de las especies luego de su recuperación se hace de tres formas:

"La transmisión satelital permite seguir día a día el trayecto de los animales, pero es muy costoso y requiere trabajar con equipos internacionales que tienen los equipos", puntualizó.

Otro método de monitoreo es a través de bandas metálicas que se colocan en la base del ala: "Eso posibilita que si el animal sale en una colonia u otro lugar, tengamos un registro fácil de confirmar", sostuvo el biólogo.

Por último, explicó en qué consiste el sistema de chips intradérmicos: "Se necesita de un lector que se pasa sobre el lomo del ejemplar para corroborar su número de identificación". Este último fue el sistema utilizado en el caso de los doce pingúinos rescatados.

Ciencia IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 18 a 19, con la conducción de Gabriela Zagordo.

Ver más
Ver más