Placeholder del video

Gaming: los aciertos y errores de Mario Strikers Battle League

Los clásicos personajes de Mario Strikers: League Battle, el nuevo juego de Nintendo Switch, se miden en partidos de cuatro contra cuatro. En Malditos Nerds, el anticipo y el análisis de la entrega.

"Lo van a cargar, va a tener un tutorial súper largo y en las primeras horas confieso que se pueden sentir perdidos, pero la realidad es que como todo buen juego, con diseño realmente bueno, lo único que tienen que hacer es seguir jugando las distintas partidas hasta que le agarren la mano de manera natural y orgánica", dice Rippy Rizza.

"Es una combinación de lo que entendemos de un fútbol 5, tal vez, pero con una competición muy física con golpes, con superpoderes, con la posibilidad de tirar una cáscara de banana para que el contrincante se resbale o tirarle un caparazón por la cabeza", describe uno de los Malditos Nerds, según su experiencia con el juego que salió el viernes pasado.

Según señala Rippy, dada la dinámica de los partidos, que pueden ser de juego rápido o en modo copa, importa "tanto la habilidad con la pelota como la capacidad de discapacitar a nuestro oponente". Para esto, las fortalezas y debilidades de los personajes se pueden complementar con armaduras coustomizables.

Los puntos fuertes de Mario Strikers

"Se puede llegar a jugar de hasta 8 personas al mismo tiempo en una consola, o también de 4 al mismo tiempo con la modalidad online, que es el punto fuerte", analiza Rippy. Por otra parte, una de las principales novedades del juego tiene que ver con la posibilidad de crear clubes personalizados y competir con ellos.

"En Mario Strikers vas a poder hacer tu propio club e invitar a otros jugadores, lo cual no significa solo formar parte de torneos en línea o partidas contra cualquiera, sino que vas a tener que administrar el club. Una sola persona, quien lo cree, va a armar el estadio, va a poder customizarlo, ponerle los cosméticos que quiera. Los otros miembros del club no pueden tocar sin decir nada, pero sí podrán sugerir cambios y demás", explica Rizza al respecto de uno de los aciertos de Nintendo en la nueva entrega. 

Así, los clubes competirán con adversarios en línea. Pero además, Nintendo anticipó que armará torneos alrededor de esta modalidad "para crear una escena medianamente competitiva", según considera Rippy.

Un juego demasiado complejo

"Si recordamos los anteriores, el de Gamecube y el de Wii, se trataban de llevar la pelota hacia el otro arco. Acá tenemos técnicas de pases especiales para evitar que nos roben la pelota, hay que hacer muchas fintas, estar muy pendientes de esquives en momentos muy precisos del juego", advierte Rippy.

No obstante, señala que quizá el mayor punto en contra tenga que ver con la jugabilidad a través de distintas consolas: "Por primera vez desde su lanzamiento en 2017, es un juego de Nintendo Switch no recomendable para jugar de manera portátil. Porque tal vez las mejores animaciones de un juego de Switch en la pantalla grande, en la pantalla chiquita de la Switch se pierde un montón", sostiene el gamer.

Por último, Rippy Rizza indicó que tal vez se esperaba una "experiencia de Nintendo mas relajada" y terminó dando "el Mario Strikers más complicado hasta el momento". 

Malditos Nerds se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 23:30 a 00, con la conducción de Rippy Rizza y Guillo Leoz.

Gaming: los aciertos y errores de Mario Strikers Battle League

Los clásicos personajes de Mario Strikers: League Battle, el nuevo juego de Nintendo Switch, se miden en partidos de cuatro contra cuatro. En Malditos Nerds, el anticipo y el análisis de la entrega.

"Lo van a cargar, va a tener un tutorial súper largo y en las primeras horas confieso que se pueden sentir perdidos, pero la realidad es que como todo buen juego, con diseño realmente bueno, lo único que tienen que hacer es seguir jugando las distintas partidas hasta que le agarren la mano de manera natural y orgánica", dice Rippy Rizza.

"Es una combinación de lo que entendemos de un fútbol 5, tal vez, pero con una competición muy física con golpes, con superpoderes, con la posibilidad de tirar una cáscara de banana para que el contrincante se resbale o tirarle un caparazón por la cabeza", describe uno de los Malditos Nerds, según su experiencia con el juego que salió el viernes pasado.

Según señala Rippy, dada la dinámica de los partidos, que pueden ser de juego rápido o en modo copa, importa "tanto la habilidad con la pelota como la capacidad de discapacitar a nuestro oponente". Para esto, las fortalezas y debilidades de los personajes se pueden complementar con armaduras coustomizables.

Los puntos fuertes de Mario Strikers

"Se puede llegar a jugar de hasta 8 personas al mismo tiempo en una consola, o también de 4 al mismo tiempo con la modalidad online, que es el punto fuerte", analiza Rippy. Por otra parte, una de las principales novedades del juego tiene que ver con la posibilidad de crear clubes personalizados y competir con ellos.

"En Mario Strikers vas a poder hacer tu propio club e invitar a otros jugadores, lo cual no significa solo formar parte de torneos en línea o partidas contra cualquiera, sino que vas a tener que administrar el club. Una sola persona, quien lo cree, va a armar el estadio, va a poder customizarlo, ponerle los cosméticos que quiera. Los otros miembros del club no pueden tocar sin decir nada, pero sí podrán sugerir cambios y demás", explica Rizza al respecto de uno de los aciertos de Nintendo en la nueva entrega. 

Así, los clubes competirán con adversarios en línea. Pero además, Nintendo anticipó que armará torneos alrededor de esta modalidad "para crear una escena medianamente competitiva", según considera Rippy.

Un juego demasiado complejo

"Si recordamos los anteriores, el de Gamecube y el de Wii, se trataban de llevar la pelota hacia el otro arco. Acá tenemos técnicas de pases especiales para evitar que nos roben la pelota, hay que hacer muchas fintas, estar muy pendientes de esquives en momentos muy precisos del juego", advierte Rippy.

No obstante, señala que quizá el mayor punto en contra tenga que ver con la jugabilidad a través de distintas consolas: "Por primera vez desde su lanzamiento en 2017, es un juego de Nintendo Switch no recomendable para jugar de manera portátil. Porque tal vez las mejores animaciones de un juego de Switch en la pantalla grande, en la pantalla chiquita de la Switch se pierde un montón", sostiene el gamer.

Por último, Rippy Rizza indicó que tal vez se esperaba una "experiencia de Nintendo mas relajada" y terminó dando "el Mario Strikers más complicado hasta el momento". 

Malditos Nerds se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 23:30 a 00, con la conducción de Rippy Rizza y Guillo Leoz.

Los clásicos personajes de Mario Strikers: League Battle, el nuevo juego de Nintendo Switch, se miden en partidos de cuatro contra cuatro. En Malditos Nerds, el anticipo y el análisis de la entrega.

"Lo van a cargar, va a tener un tutorial súper largo y en las primeras horas confieso que se pueden sentir perdidos, pero la realidad es que como todo buen juego, con diseño realmente bueno, lo único que tienen que hacer es seguir jugando las distintas partidas hasta que le agarren la mano de manera natural y orgánica", dice Rippy Rizza.

"Es una combinación de lo que entendemos de un fútbol 5, tal vez, pero con una competición muy física con golpes, con superpoderes, con la posibilidad de tirar una cáscara de banana para que el contrincante se resbale o tirarle un caparazón por la cabeza", describe uno de los Malditos Nerds, según su experiencia con el juego que salió el viernes pasado.

Según señala Rippy, dada la dinámica de los partidos, que pueden ser de juego rápido o en modo copa, importa "tanto la habilidad con la pelota como la capacidad de discapacitar a nuestro oponente". Para esto, las fortalezas y debilidades de los personajes se pueden complementar con armaduras coustomizables.

Los puntos fuertes de Mario Strikers

"Se puede llegar a jugar de hasta 8 personas al mismo tiempo en una consola, o también de 4 al mismo tiempo con la modalidad online, que es el punto fuerte", analiza Rippy. Por otra parte, una de las principales novedades del juego tiene que ver con la posibilidad de crear clubes personalizados y competir con ellos.

"En Mario Strikers vas a poder hacer tu propio club e invitar a otros jugadores, lo cual no significa solo formar parte de torneos en línea o partidas contra cualquiera, sino que vas a tener que administrar el club. Una sola persona, quien lo cree, va a armar el estadio, va a poder customizarlo, ponerle los cosméticos que quiera. Los otros miembros del club no pueden tocar sin decir nada, pero sí podrán sugerir cambios y demás", explica Rizza al respecto de uno de los aciertos de Nintendo en la nueva entrega. 

Así, los clubes competirán con adversarios en línea. Pero además, Nintendo anticipó que armará torneos alrededor de esta modalidad "para crear una escena medianamente competitiva", según considera Rippy.

Un juego demasiado complejo

"Si recordamos los anteriores, el de Gamecube y el de Wii, se trataban de llevar la pelota hacia el otro arco. Acá tenemos técnicas de pases especiales para evitar que nos roben la pelota, hay que hacer muchas fintas, estar muy pendientes de esquives en momentos muy precisos del juego", advierte Rippy.

No obstante, señala que quizá el mayor punto en contra tenga que ver con la jugabilidad a través de distintas consolas: "Por primera vez desde su lanzamiento en 2017, es un juego de Nintendo Switch no recomendable para jugar de manera portátil. Porque tal vez las mejores animaciones de un juego de Switch en la pantalla grande, en la pantalla chiquita de la Switch se pierde un montón", sostiene el gamer.

Por último, Rippy Rizza indicó que tal vez se esperaba una "experiencia de Nintendo mas relajada" y terminó dando "el Mario Strikers más complicado hasta el momento". 

Malditos Nerds se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 23:30 a 00, con la conducción de Rippy Rizza y Guillo Leoz.

Ver más
Ver más