Placeholder del video

Elon Musk compraría Twitter: ¿Cuáles serían las consecuencias?

El empresario y fundador de Tesla, Elon Musk, compraría las acciones totales de Twitter, por un valor de 44 mil millones de dólares. Según sus propias palabras, la idea del inversor sería “transformar” la red social en una “plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo”. Se espera que la transacción se concrete en 2022, luego de la aprobación de los accionistas de Twitter, la recepción de las aprobaciones regulatorias aplicables y el cumplimiento de las condiciones de cierre habituales.

¿Quién es Elon Musk?

Elon Musk es un inversor, magnate y empresario nacido en Sudáfrica el 28 de junio de 1971. Con 50 años, Musk se convirtió en uno de los hombres más poderosos del planeta, al sumar Twitter en su conglomerado de empresas. Entre ellas se encuentran la innovadora espacial Space X, de la que es fundador, junto con Tesla, Solar City, Neuralink y Open AI. La mayoría de las compañías de Musk invierten e investigan en el campo de las ciencias, apuntando a mejorar y probar nuevas tecnologías. Con una infancia relatada por él mismo en los medios como "muy cruel", debido a los castigos de su padre y el bullying sufrido en la escuela, Musk creció con gran sensibilidad por la informática, los negocios y la idea de innovación.

Su imagen de filántropo disruptivo se fue acentuando a medida que sus empresas ganaban en éxitos comerciales, como ocurrió con PayPal. Con gran presencia y exposición mediática, Musk es un usuario recurrente de Twitter. Ahora dirigiría la red social del pajarito para "lograr una plaza pública digital donde se debatan los grandes temas de la humanidad", según escribió desde su cuenta oficial cuando se anunció la posible compra. 

Musk y la libertad de expresión

Bajo la premisa de "libertad absoluta", Musk buscaría una utopía dentro de una red social con polémicas por comentarios xenófobos e incitaciones al odio. El empresario, nacionalizado estadounidense desde 2002, tiene 87,8 millones de seguidores en Twitter que celebran sus comentarios ácidos, irónicos y políticos. "Vamos a hacer que Twitter sea un lugar de máxima diversión", indicó. "Para que Twitter merezca la confianza del público, debe ser políticamente neutral, lo que efectivamente significa molestar a la extrema derecha y a la extrema izquierda por igual", fue uno de sus últimos tuits, a modo de declaración de principios.

La adquisición de Twitter por parte del multimillonario se daría en un contexto de fuerte incertidumbre global por la falta de regulación a los monopolios que almacenan y utilizan datos de miles de millones de personas, como es el caso de Facebook (Meta e Instagram), Google - Alphabet (You Tube) y la red social que compraría Musk. Además, la exorbitante compra coincidiría con las próximas elecciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En relación a esto, se pone de manifiesto la fuerte disputa política que existe en ese país por la libertad de expresión en redes sociales, con el episodio del Capitolio en enero de 2021 como hito reciente. En esa oportunidad, el expresidente Donald Trump fue bloqueado de Twitter, medida que se mantiene hasta hoy.

Elon Musk compraría Twitter: ¿Cuáles serían las consecuencias?

El empresario y fundador de Tesla, Elon Musk, compraría las acciones totales de Twitter, por un valor de 44 mil millones de dólares. Según sus propias palabras, la idea del inversor sería “transformar” la red social en una “plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo”. Se espera que la transacción se concrete en 2022, luego de la aprobación de los accionistas de Twitter, la recepción de las aprobaciones regulatorias aplicables y el cumplimiento de las condiciones de cierre habituales.

¿Quién es Elon Musk?

Elon Musk es un inversor, magnate y empresario nacido en Sudáfrica el 28 de junio de 1971. Con 50 años, Musk se convirtió en uno de los hombres más poderosos del planeta, al sumar Twitter en su conglomerado de empresas. Entre ellas se encuentran la innovadora espacial Space X, de la que es fundador, junto con Tesla, Solar City, Neuralink y Open AI. La mayoría de las compañías de Musk invierten e investigan en el campo de las ciencias, apuntando a mejorar y probar nuevas tecnologías. Con una infancia relatada por él mismo en los medios como "muy cruel", debido a los castigos de su padre y el bullying sufrido en la escuela, Musk creció con gran sensibilidad por la informática, los negocios y la idea de innovación.

Su imagen de filántropo disruptivo se fue acentuando a medida que sus empresas ganaban en éxitos comerciales, como ocurrió con PayPal. Con gran presencia y exposición mediática, Musk es un usuario recurrente de Twitter. Ahora dirigiría la red social del pajarito para "lograr una plaza pública digital donde se debatan los grandes temas de la humanidad", según escribió desde su cuenta oficial cuando se anunció la posible compra. 

Musk y la libertad de expresión

Bajo la premisa de "libertad absoluta", Musk buscaría una utopía dentro de una red social con polémicas por comentarios xenófobos e incitaciones al odio. El empresario, nacionalizado estadounidense desde 2002, tiene 87,8 millones de seguidores en Twitter que celebran sus comentarios ácidos, irónicos y políticos. "Vamos a hacer que Twitter sea un lugar de máxima diversión", indicó. "Para que Twitter merezca la confianza del público, debe ser políticamente neutral, lo que efectivamente significa molestar a la extrema derecha y a la extrema izquierda por igual", fue uno de sus últimos tuits, a modo de declaración de principios.

La adquisición de Twitter por parte del multimillonario se daría en un contexto de fuerte incertidumbre global por la falta de regulación a los monopolios que almacenan y utilizan datos de miles de millones de personas, como es el caso de Facebook (Meta e Instagram), Google - Alphabet (You Tube) y la red social que compraría Musk. Además, la exorbitante compra coincidiría con las próximas elecciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En relación a esto, se pone de manifiesto la fuerte disputa política que existe en ese país por la libertad de expresión en redes sociales, con el episodio del Capitolio en enero de 2021 como hito reciente. En esa oportunidad, el expresidente Donald Trump fue bloqueado de Twitter, medida que se mantiene hasta hoy.

El empresario y fundador de Tesla, Elon Musk, compraría las acciones totales de Twitter, por un valor de 44 mil millones de dólares. Según sus propias palabras, la idea del inversor sería “transformar” la red social en una “plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo”. Se espera que la transacción se concrete en 2022, luego de la aprobación de los accionistas de Twitter, la recepción de las aprobaciones regulatorias aplicables y el cumplimiento de las condiciones de cierre habituales.

¿Quién es Elon Musk?

Elon Musk es un inversor, magnate y empresario nacido en Sudáfrica el 28 de junio de 1971. Con 50 años, Musk se convirtió en uno de los hombres más poderosos del planeta, al sumar Twitter en su conglomerado de empresas. Entre ellas se encuentran la innovadora espacial Space X, de la que es fundador, junto con Tesla, Solar City, Neuralink y Open AI. La mayoría de las compañías de Musk invierten e investigan en el campo de las ciencias, apuntando a mejorar y probar nuevas tecnologías. Con una infancia relatada por él mismo en los medios como "muy cruel", debido a los castigos de su padre y el bullying sufrido en la escuela, Musk creció con gran sensibilidad por la informática, los negocios y la idea de innovación.

Su imagen de filántropo disruptivo se fue acentuando a medida que sus empresas ganaban en éxitos comerciales, como ocurrió con PayPal. Con gran presencia y exposición mediática, Musk es un usuario recurrente de Twitter. Ahora dirigiría la red social del pajarito para "lograr una plaza pública digital donde se debatan los grandes temas de la humanidad", según escribió desde su cuenta oficial cuando se anunció la posible compra. 

Musk y la libertad de expresión

Bajo la premisa de "libertad absoluta", Musk buscaría una utopía dentro de una red social con polémicas por comentarios xenófobos e incitaciones al odio. El empresario, nacionalizado estadounidense desde 2002, tiene 87,8 millones de seguidores en Twitter que celebran sus comentarios ácidos, irónicos y políticos. "Vamos a hacer que Twitter sea un lugar de máxima diversión", indicó. "Para que Twitter merezca la confianza del público, debe ser políticamente neutral, lo que efectivamente significa molestar a la extrema derecha y a la extrema izquierda por igual", fue uno de sus últimos tuits, a modo de declaración de principios.

La adquisición de Twitter por parte del multimillonario se daría en un contexto de fuerte incertidumbre global por la falta de regulación a los monopolios que almacenan y utilizan datos de miles de millones de personas, como es el caso de Facebook (Meta e Instagram), Google - Alphabet (You Tube) y la red social que compraría Musk. Además, la exorbitante compra coincidiría con las próximas elecciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En relación a esto, se pone de manifiesto la fuerte disputa política que existe en ese país por la libertad de expresión en redes sociales, con el episodio del Capitolio en enero de 2021 como hito reciente. En esa oportunidad, el expresidente Donald Trump fue bloqueado de Twitter, medida que se mantiene hasta hoy.

Ver más
Ver más