Según Filmus, Argentina podría tener sus vacunas "sobre el fin del 2022"

El Ministro de Ciencia y Tecnología abordó la producción nacional de vacunas contra el COVID-19.

Placeholder del video

El ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, habló sobre el panorama a futuro dentro de su ministerio y pronosticó que, si todo sale bien, Argentina podría tener su producción nacional de vacunas “sobre el fin del 2022”.

El funcionario de la gestión de Alberto Fernández mantuvo un diálogo en Tarde a Tarde y destacó el rol importante que tuvo el país de cara a la pandemia, en relación a las demás naciones de la región. “Argentina ha fabricado vacunas y es uno de los pocos países con la tecnología para fabricarlas”, afirmó.

Aún así, hasta ahora todas las dosis que se fabricaron corresponden a Sputnik V, Pfizer, AstraZeneca, Sinopharm, es decir, inmunizaciones que produjeron otros países. En ese sentido, el país ahora persigue que los argentinos puedan estar vacunados con sus producciones propias.

A principios de 2021 se dio a conocer que habían sido aprobados cuatro proyectos “muy importantes”, según Filmus, siendo dos de esos desarrollados por la Fundación Del Barco y por la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) en conjunto con científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA); mientras que los otros dos restantes son de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), pero aún no están en condiciones inmediatas.

Mientras tanto, los dos primeros proyectos mencionados ya están por entrar a la fase de ensayo en humanos. “Si todo se desarrolla bien, Argentina podría tener sus vacunas sobre el fin del 2022”, aseguró el titular de la cartera de ciencia y tecnología.

Por otro lado, el exministro de Educación de la gestión de Cristina Fernández habló en IP respecto al esquema de vacunación y los refuerzos, algo que cree que serán “relativamente permanentes”. En contexto, destacó la responsabilidad que adquirió la comunidad científica a la hora de atravesar la pandemia.

“El Conicet viene trabajando hace tiempo. Los primeros días de la pandemia no teníamos ni barbijos, ni kits de detención”, señaló y destacó el “esfuerzo” de los científicos argentinos. Cabe destacar que Argentina es uno de los pocos países de la región en figurar en un estudio que realizó la OMS sobre los territorios que estaban en condiciones de fabricar vacunas, como así también el único en Latinoamérica en tener tres Premios Nobel de Medicina.

Etapa de recuperación

“Argentina tiene que estar segura que se invierte en ciencia y tecnología”, constató Daniel Filmus, quien también se refirió al vaciamiento que hubo durante la gestión de Mauricio Macri y “hubo que hacer un esfuerzo enorme para recuperar todo lo que perdió”.

Con 100 mil investigadores del Conicet y otros 12 mil becarios de doctorado, aún así todavía hay “asignaturas pendientes”, ya que el 80% de la ciencia está concentrado en las ciudades más importantes del país. Además, el ministro apuntó a una mejora de salarios y generar los espacios para construir la ciencia, para así tener como resultado un país federal “más integrado''.

El funcionario del gabinete de Alberto Fernández también advirtió que actualmente el país no tiene muchas vocaciones científicas, y que cuando las hay, un bajo porcentaje del total elige el camino de la investigación. Le adjudicó esa responsabilidad a las escuelas primarias y secundarias, las cuales se deben encargar de darle al máximo a los alumnos un desarrollo de vocaciones tempranas.

“Necesitamos una escuela que incentive la curiosidad y responda las preguntas de los chicos. Los jóvenes utilizan mucho la tecnología pero son mucho más clientes que productores. Necesitamos productores de conocimiento”, exigió Filmus y, acto seguido, adelantó el lanzamiento de la campaña “Vocaciones por la Ciencia”.

“No queremos que los chicos se vayan a trabajar afuera ni que trabajen para afuera, queremos vender el producto. Está claro que si no pagamos mejor en Argentina van a vender su trabajo a otros países. Necesitamos fortalecer la base de escasa vocación, hay que transformarla y mejorarla tenemos universidades, el Conicet, institutos de investigación poderosos y competitivos a nivel mundial”, explicó el titular de la cartera de ciencia y tecnología en IP.

Tarde a Tarde se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 17 a 20, con la conducción de Ana Sicilia e Ignacio Corral.

Según Filmus, Argentina podría tener sus vacunas "sobre el fin del 2022"

El ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, habló sobre el panorama a futuro dentro de su ministerio y pronosticó que, si todo sale bien, Argentina podría tener su producción nacional de vacunas “sobre el fin del 2022”.

El funcionario de la gestión de Alberto Fernández mantuvo un diálogo en Tarde a Tarde y destacó el rol importante que tuvo el país de cara a la pandemia, en relación a las demás naciones de la región. “Argentina ha fabricado vacunas y es uno de los pocos países con la tecnología para fabricarlas”, afirmó.

Aún así, hasta ahora todas las dosis que se fabricaron corresponden a Sputnik V, Pfizer, AstraZeneca, Sinopharm, es decir, inmunizaciones que produjeron otros países. En ese sentido, el país ahora persigue que los argentinos puedan estar vacunados con sus producciones propias.

A principios de 2021 se dio a conocer que habían sido aprobados cuatro proyectos “muy importantes”, según Filmus, siendo dos de esos desarrollados por la Fundación Del Barco y por la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) en conjunto con científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA); mientras que los otros dos restantes son de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), pero aún no están en condiciones inmediatas.

Mientras tanto, los dos primeros proyectos mencionados ya están por entrar a la fase de ensayo en humanos. “Si todo se desarrolla bien, Argentina podría tener sus vacunas sobre el fin del 2022”, aseguró el titular de la cartera de ciencia y tecnología.

Por otro lado, el exministro de Educación de la gestión de Cristina Fernández habló en IP respecto al esquema de vacunación y los refuerzos, algo que cree que serán “relativamente permanentes”. En contexto, destacó la responsabilidad que adquirió la comunidad científica a la hora de atravesar la pandemia.

“El Conicet viene trabajando hace tiempo. Los primeros días de la pandemia no teníamos ni barbijos, ni kits de detención”, señaló y destacó el “esfuerzo” de los científicos argentinos. Cabe destacar que Argentina es uno de los pocos países de la región en figurar en un estudio que realizó la OMS sobre los territorios que estaban en condiciones de fabricar vacunas, como así también el único en Latinoamérica en tener tres Premios Nobel de Medicina.

Etapa de recuperación

“Argentina tiene que estar segura que se invierte en ciencia y tecnología”, constató Daniel Filmus, quien también se refirió al vaciamiento que hubo durante la gestión de Mauricio Macri y “hubo que hacer un esfuerzo enorme para recuperar todo lo que perdió”.

Con 100 mil investigadores del Conicet y otros 12 mil becarios de doctorado, aún así todavía hay “asignaturas pendientes”, ya que el 80% de la ciencia está concentrado en las ciudades más importantes del país. Además, el ministro apuntó a una mejora de salarios y generar los espacios para construir la ciencia, para así tener como resultado un país federal “más integrado''.

El funcionario del gabinete de Alberto Fernández también advirtió que actualmente el país no tiene muchas vocaciones científicas, y que cuando las hay, un bajo porcentaje del total elige el camino de la investigación. Le adjudicó esa responsabilidad a las escuelas primarias y secundarias, las cuales se deben encargar de darle al máximo a los alumnos un desarrollo de vocaciones tempranas.

“Necesitamos una escuela que incentive la curiosidad y responda las preguntas de los chicos. Los jóvenes utilizan mucho la tecnología pero son mucho más clientes que productores. Necesitamos productores de conocimiento”, exigió Filmus y, acto seguido, adelantó el lanzamiento de la campaña “Vocaciones por la Ciencia”.

“No queremos que los chicos se vayan a trabajar afuera ni que trabajen para afuera, queremos vender el producto. Está claro que si no pagamos mejor en Argentina van a vender su trabajo a otros países. Necesitamos fortalecer la base de escasa vocación, hay que transformarla y mejorarla tenemos universidades, el Conicet, institutos de investigación poderosos y competitivos a nivel mundial”, explicó el titular de la cartera de ciencia y tecnología en IP.

Tarde a Tarde se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 17 a 20, con la conducción de Ana Sicilia e Ignacio Corral.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, habló sobre el panorama a futuro dentro de su ministerio y pronosticó que, si todo sale bien, Argentina podría tener su producción nacional de vacunas “sobre el fin del 2022”.

El funcionario de la gestión de Alberto Fernández mantuvo un diálogo en Tarde a Tarde y destacó el rol importante que tuvo el país de cara a la pandemia, en relación a las demás naciones de la región. “Argentina ha fabricado vacunas y es uno de los pocos países con la tecnología para fabricarlas”, afirmó.

Aún así, hasta ahora todas las dosis que se fabricaron corresponden a Sputnik V, Pfizer, AstraZeneca, Sinopharm, es decir, inmunizaciones que produjeron otros países. En ese sentido, el país ahora persigue que los argentinos puedan estar vacunados con sus producciones propias.

A principios de 2021 se dio a conocer que habían sido aprobados cuatro proyectos “muy importantes”, según Filmus, siendo dos de esos desarrollados por la Fundación Del Barco y por la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) en conjunto con científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA); mientras que los otros dos restantes son de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), pero aún no están en condiciones inmediatas.

Mientras tanto, los dos primeros proyectos mencionados ya están por entrar a la fase de ensayo en humanos. “Si todo se desarrolla bien, Argentina podría tener sus vacunas sobre el fin del 2022”, aseguró el titular de la cartera de ciencia y tecnología.

Por otro lado, el exministro de Educación de la gestión de Cristina Fernández habló en IP respecto al esquema de vacunación y los refuerzos, algo que cree que serán “relativamente permanentes”. En contexto, destacó la responsabilidad que adquirió la comunidad científica a la hora de atravesar la pandemia.

“El Conicet viene trabajando hace tiempo. Los primeros días de la pandemia no teníamos ni barbijos, ni kits de detención”, señaló y destacó el “esfuerzo” de los científicos argentinos. Cabe destacar que Argentina es uno de los pocos países de la región en figurar en un estudio que realizó la OMS sobre los territorios que estaban en condiciones de fabricar vacunas, como así también el único en Latinoamérica en tener tres Premios Nobel de Medicina.

Etapa de recuperación

“Argentina tiene que estar segura que se invierte en ciencia y tecnología”, constató Daniel Filmus, quien también se refirió al vaciamiento que hubo durante la gestión de Mauricio Macri y “hubo que hacer un esfuerzo enorme para recuperar todo lo que perdió”.

Con 100 mil investigadores del Conicet y otros 12 mil becarios de doctorado, aún así todavía hay “asignaturas pendientes”, ya que el 80% de la ciencia está concentrado en las ciudades más importantes del país. Además, el ministro apuntó a una mejora de salarios y generar los espacios para construir la ciencia, para así tener como resultado un país federal “más integrado''.

El funcionario del gabinete de Alberto Fernández también advirtió que actualmente el país no tiene muchas vocaciones científicas, y que cuando las hay, un bajo porcentaje del total elige el camino de la investigación. Le adjudicó esa responsabilidad a las escuelas primarias y secundarias, las cuales se deben encargar de darle al máximo a los alumnos un desarrollo de vocaciones tempranas.

“Necesitamos una escuela que incentive la curiosidad y responda las preguntas de los chicos. Los jóvenes utilizan mucho la tecnología pero son mucho más clientes que productores. Necesitamos productores de conocimiento”, exigió Filmus y, acto seguido, adelantó el lanzamiento de la campaña “Vocaciones por la Ciencia”.

“No queremos que los chicos se vayan a trabajar afuera ni que trabajen para afuera, queremos vender el producto. Está claro que si no pagamos mejor en Argentina van a vender su trabajo a otros países. Necesitamos fortalecer la base de escasa vocación, hay que transformarla y mejorarla tenemos universidades, el Conicet, institutos de investigación poderosos y competitivos a nivel mundial”, explicó el titular de la cartera de ciencia y tecnología en IP.

Tarde a Tarde se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 17 a 20, con la conducción de Ana Sicilia e Ignacio Corral.

Ver más
Ver más