Placeholder del video

Premio Nobel de Física: Syukuro Manabe, Klaus Hasselmann y Giorgio Parisi son ganadores

La Real Academia de Ciencias Sueca anunció el premio Nobel de Física a tres científicos “por sus contribuciones fundamentales para nuestra comprensión de los sistemas físicos complejos”. Entre esas contribuciones están el desarrollo de modelos matemáticos para comprender el cambio climático y la responsabilidad de los humanos en este proceso global.

Los tres premiados, uno japonés, otro alemán y un tercero italiano comparten el Nobel por sus estudios de grandes fenómenos caóticos. El japonés Syukuro Manabe y el alemán Klaus Hasselmann sentaron las bases para entender la compleja interacción en clima y humanos. Por su parte, el italiano Giorgio Parisi es reconocido por sus aportaciones a la teoría de los materiales desordenados y los procesos aleatorios. El reparto del premio de este año no es a partes iguales: la mitad va para Manabe y Hasselmann por sus trabajos relacionados, y la otra para Parisi por sus investigaciones.  

Científicos reconocidos con el Nobel

La Academia de Ciencias dividió el premio en dos. La primera "mitad" es compartida por Manabe, de la Universidad de Princeton, y para Hasselmann, del Instituto Max Planck de Meteorología. Ambos fueron distinguidos por su "modelado físico del clima terrestre, cuantificando la variabilidad y prediciendo de manera confiable el calentamiento global", destacaron en el comunicado oficial del Nobel.

“Los descubrimientos que se están reconociendo este año demuestran que nuestro conocimiento sobre el clima descansa sobre una base científica sólida, basada en un análisis riguroso de las observaciones. Todos los galardonados han contribuido a que obtengamos una visión más profunda de las propiedades y la evolución de los sistemas físicos complejos”, afirmó Thors Hans Hansson, presidente del Comité Nobel de Física.

La "segunda mitad" del reconocimiento fue a manos de Parisi, de la Universidad Sapienza de Roma. En su caso, fue premiado por su descubrimiento "de la interacción del desorden y las fluctuaciones en los sistemas físicos desde la escala atómica hasta la planetaria". Los tres fueron galardonados por sus estudios sobre "fenómenos caóticos y aparentemente aleatorios". La academia detalló que Manabe y  Hasselmann "sentaron las bases de nuestro conocimiento del clima de la Tierra y cómo la humanidad influye en él".

Manabe demostró cómo el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera conduce a un aumento de las temperaturas en la superficie de la Tierra. En la década de 1960, dirigió el desarrollo de modelos físicos del clima de la Tierra y fue pionero en explorar la interacción entre el balance de radiación y el transporte vertical de masas de aire. Su trabajo sentó las bases para el desarrollo de modelos climáticos actuales.

Una década después, Hasselmann creó un modelo que vincula el tiempo y el clima, que permitió responder por qué los modelos climáticos pueden ser fiables a pesar de que el tiempo es cambiante y caótico.  Sus métodos se han utilizado para demostrar que el aumento de temperatura en la atmósfera se debe a las emisiones humanas de dióxido de carbono.

Por su parte,  Parisi realizó "contribuciones revolucionarias a la teoría de materiales desordenados y procesos aleatorios". Según detalló la Academia, en la década de 1980 descubrió patrones ocultos en materiales complejos desordenados. Sus hallazgos permitieron comprender materiales y fenómenos diferentes que parecían aleatorios, no solo en la física sino también en otras áreas, como matemáticas, neurociencia y biología. 

 

Premio Nobel de Física: Syukuro Manabe, Klaus Hasselmann y Giorgio Parisi son ganadores

La Real Academia de Ciencias Sueca anunció el premio Nobel de Física a tres científicos “por sus contribuciones fundamentales para nuestra comprensión de los sistemas físicos complejos”. Entre esas contribuciones están el desarrollo de modelos matemáticos para comprender el cambio climático y la responsabilidad de los humanos en este proceso global.

Los tres premiados, uno japonés, otro alemán y un tercero italiano comparten el Nobel por sus estudios de grandes fenómenos caóticos. El japonés Syukuro Manabe y el alemán Klaus Hasselmann sentaron las bases para entender la compleja interacción en clima y humanos. Por su parte, el italiano Giorgio Parisi es reconocido por sus aportaciones a la teoría de los materiales desordenados y los procesos aleatorios. El reparto del premio de este año no es a partes iguales: la mitad va para Manabe y Hasselmann por sus trabajos relacionados, y la otra para Parisi por sus investigaciones.  

Científicos reconocidos con el Nobel

La Academia de Ciencias dividió el premio en dos. La primera "mitad" es compartida por Manabe, de la Universidad de Princeton, y para Hasselmann, del Instituto Max Planck de Meteorología. Ambos fueron distinguidos por su "modelado físico del clima terrestre, cuantificando la variabilidad y prediciendo de manera confiable el calentamiento global", destacaron en el comunicado oficial del Nobel.

“Los descubrimientos que se están reconociendo este año demuestran que nuestro conocimiento sobre el clima descansa sobre una base científica sólida, basada en un análisis riguroso de las observaciones. Todos los galardonados han contribuido a que obtengamos una visión más profunda de las propiedades y la evolución de los sistemas físicos complejos”, afirmó Thors Hans Hansson, presidente del Comité Nobel de Física.

La "segunda mitad" del reconocimiento fue a manos de Parisi, de la Universidad Sapienza de Roma. En su caso, fue premiado por su descubrimiento "de la interacción del desorden y las fluctuaciones en los sistemas físicos desde la escala atómica hasta la planetaria". Los tres fueron galardonados por sus estudios sobre "fenómenos caóticos y aparentemente aleatorios". La academia detalló que Manabe y  Hasselmann "sentaron las bases de nuestro conocimiento del clima de la Tierra y cómo la humanidad influye en él".

Manabe demostró cómo el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera conduce a un aumento de las temperaturas en la superficie de la Tierra. En la década de 1960, dirigió el desarrollo de modelos físicos del clima de la Tierra y fue pionero en explorar la interacción entre el balance de radiación y el transporte vertical de masas de aire. Su trabajo sentó las bases para el desarrollo de modelos climáticos actuales.

Una década después, Hasselmann creó un modelo que vincula el tiempo y el clima, que permitió responder por qué los modelos climáticos pueden ser fiables a pesar de que el tiempo es cambiante y caótico.  Sus métodos se han utilizado para demostrar que el aumento de temperatura en la atmósfera se debe a las emisiones humanas de dióxido de carbono.

Por su parte,  Parisi realizó "contribuciones revolucionarias a la teoría de materiales desordenados y procesos aleatorios". Según detalló la Academia, en la década de 1980 descubrió patrones ocultos en materiales complejos desordenados. Sus hallazgos permitieron comprender materiales y fenómenos diferentes que parecían aleatorios, no solo en la física sino también en otras áreas, como matemáticas, neurociencia y biología. 

 

La Real Academia de Ciencias Sueca anunció el premio Nobel de Física a tres científicos “por sus contribuciones fundamentales para nuestra comprensión de los sistemas físicos complejos”. Entre esas contribuciones están el desarrollo de modelos matemáticos para comprender el cambio climático y la responsabilidad de los humanos en este proceso global.

Los tres premiados, uno japonés, otro alemán y un tercero italiano comparten el Nobel por sus estudios de grandes fenómenos caóticos. El japonés Syukuro Manabe y el alemán Klaus Hasselmann sentaron las bases para entender la compleja interacción en clima y humanos. Por su parte, el italiano Giorgio Parisi es reconocido por sus aportaciones a la teoría de los materiales desordenados y los procesos aleatorios. El reparto del premio de este año no es a partes iguales: la mitad va para Manabe y Hasselmann por sus trabajos relacionados, y la otra para Parisi por sus investigaciones.  

Científicos reconocidos con el Nobel

La Academia de Ciencias dividió el premio en dos. La primera "mitad" es compartida por Manabe, de la Universidad de Princeton, y para Hasselmann, del Instituto Max Planck de Meteorología. Ambos fueron distinguidos por su "modelado físico del clima terrestre, cuantificando la variabilidad y prediciendo de manera confiable el calentamiento global", destacaron en el comunicado oficial del Nobel.

“Los descubrimientos que se están reconociendo este año demuestran que nuestro conocimiento sobre el clima descansa sobre una base científica sólida, basada en un análisis riguroso de las observaciones. Todos los galardonados han contribuido a que obtengamos una visión más profunda de las propiedades y la evolución de los sistemas físicos complejos”, afirmó Thors Hans Hansson, presidente del Comité Nobel de Física.

La "segunda mitad" del reconocimiento fue a manos de Parisi, de la Universidad Sapienza de Roma. En su caso, fue premiado por su descubrimiento "de la interacción del desorden y las fluctuaciones en los sistemas físicos desde la escala atómica hasta la planetaria". Los tres fueron galardonados por sus estudios sobre "fenómenos caóticos y aparentemente aleatorios". La academia detalló que Manabe y  Hasselmann "sentaron las bases de nuestro conocimiento del clima de la Tierra y cómo la humanidad influye en él".

Manabe demostró cómo el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera conduce a un aumento de las temperaturas en la superficie de la Tierra. En la década de 1960, dirigió el desarrollo de modelos físicos del clima de la Tierra y fue pionero en explorar la interacción entre el balance de radiación y el transporte vertical de masas de aire. Su trabajo sentó las bases para el desarrollo de modelos climáticos actuales.

Una década después, Hasselmann creó un modelo que vincula el tiempo y el clima, que permitió responder por qué los modelos climáticos pueden ser fiables a pesar de que el tiempo es cambiante y caótico.  Sus métodos se han utilizado para demostrar que el aumento de temperatura en la atmósfera se debe a las emisiones humanas de dióxido de carbono.

Por su parte,  Parisi realizó "contribuciones revolucionarias a la teoría de materiales desordenados y procesos aleatorios". Según detalló la Academia, en la década de 1980 descubrió patrones ocultos en materiales complejos desordenados. Sus hallazgos permitieron comprender materiales y fenómenos diferentes que parecían aleatorios, no solo en la física sino también en otras áreas, como matemáticas, neurociencia y biología. 

 

Leer más