Pachelo: "No voy a formar parte de show de la familia"

El acusado de matar a García Belsunce cuestionó a la fiscalía y dijo que lo quieren hacer "parte del show" de la familia de la víctima.

"No voy a formar parte del show de la familia García Belsunce", afirmó Nicolás Pachelo, el principal acusado por el crimen de María Marta García Belsunce, cuando en los tribunales de San Isidro le preguntaron si él mató a la mujer en 2002. 

María Marta fue asesinada a disparos en su casa del country Carmel, lugar donde el sospechoso, que hoy tiene 46 años, también vivía. Las palabras de Pachelo sorprendieron a la prensa y a todos los presentes, ya que durante las 13 audiencias que transcurrieron se limitó a hablar sólo para contestar inquietudes de los jueces. 

Cuando el fiscal le preguntó si existía alguna prueba que lo incriminara, Pachelo remarcó: "Absolutamente ningunaNo solamente que no me incriminan, sino que no se me sitúa en la escena del crimen, ni siquiera se me sitúa en la puerta, hasta lo que ha surgido hasta ahora. Y va a ser así, porque así fue".

"No soy muy partidario de lo mediático. El tema es que yo acá no tengo el beneficio del alegato dentro de tres meses, como sí tiene la fiscalía y la defensa. Al principio, no iba a decir nada, después me pareció prudente empezar a contestar acusaciones de amenazas sin denuncias penales, dichos de dichos de dichos", afirmó.

Y advirtió: "Hay cosas que tengo que empezar a contestar porque sino la fiscalía tira titulares a los medios y la gente lee lo que la fiscalía quiere que lea".

Las pruebas contra Pachelo

Según el plexo probatorio que se conoció hasta ahora del juicio, no hay prueba física que lo ponga en la casa de García Belsunce, ni ADN, ni huellas. De todas formas, se conoció que la escena del crimen estuvo contaminada y que fue limpiada por las empleadas de la víctima. Tampoco se encontró el arma homicida, un revólver calibre 32 largo. 

Hasta el momento, a Pachelo lo incrimina su modalidad para robar en casas vacías de conocidos y cercanas a su casa. Además, María Marta había expresado ante sus familiares y amigos tenerle miedo, ya que le habría secuestrado a su perro labrador. Previo al crímen, allegados a la víctima denunciaron amenazas de Pachelo. 

En los últimos días, los fiscales de la causa avisaron sobre un presunto testigo, Marcelo Maradei, que habría contado que Pachelo le confesó haber matado a María Marta y haberle indicado dónde descartó el arma, cuando estuvieron juntos detenidos en los calabozos de Prefectura. Sin embargo, no existe una declaración firmada de Maradei, ya que murió. 

"A mi entender es poco serio, un testimonio de una persona que murió que no llegó a firmar. Falso absolutamente. No recuerdo a Maradei, no lo voy a negar porque después el fiscal dice que soy un mentiroso, así que yo no me acuerdo. Sí niego que le confesé lo que dice que le confesé", señaló el acusado al respecto. 

Declararon los hermanos de María Marta

El 5 de agosto declararon Horacio y María Laura García Belsunce, hermanos de María Marta, en la onceava jornada del juicio por el crimen de María Marta García Belsunce en el country Carmel, que transita por el Tribunal Oral Criminal N°4. Horacio, afirmó que está convencido de que Nicolás Pachelo fue el asesino y aseguró que el abogado de este le dijo que su cliente era capaz de "haberle bajado el cargador entero" a su hermana.

"Estuve casi 20 años esperando que llegara este día, para poder decir todo lo que tengo para decir y que el asesinato de mi hermana no quedara impune", comenzó su declaración Horacio García Belsunce, a la vez que contó que días antes del asesinato notó a María Marta "más preocupada de lo normal". "Le pregunté que pasaba y me dijo: 'Me robaron a Tom (su perro). Estoy segura que fue Pachelo'. Era la primera vez que escuché el nombre Pachelo", recordó.

"El 27 de octubre recibo el llamado de mi hermana. ‘María Marta acaba de tener un accidente, se murió', dijo. No podía creer lo que estaba escuchando. Debo haber llegado 9 y media a Carmel. Fue muy fuerte verla a María Marta en el piso. Lo primero que hice fue verlo a Carlos: ‘Gordo, qué pasó?’. Él estaba totalmente aturdido", señaló sobre los hechos. 

Horacio relató que cuando el 2 de diciembre de 2002 se supo por la autopsia que a su hermana la habían asesinado de seis disparos, "vuelve a salir el nombre del vecino incómodo, molesto y delincuentón de Pachelo". Por lo que detalló que se comunicó con Roberto Ribas, entonces abogado de Pachelo, porque eran conocidos. 

"Nos encontramos y sin que yo le hubiera dicho nada, me dice: 'Ahí hay un malandra del que yo soy abogado, Pachelo, un pibe bravo, complicado. Me preguntó '¿cuántos tiros tiene María Marta?'. Le digo cinco y me dice: 'Le podría haber bajado el cargador entero porque es capaz. Es muy raro porque no me llamó. Cualquier cosa que yo sepa te llamo'", rememoró García Belsunce. 

El hermano de María Marta afirmó que tras ese encuentro se reunió con el fiscal Diego Molina Pico para brindarle información sobre Pachelo. Además, aseguró que durante 20 años siempre hubo una sola versión y que, en cambio, "Pachelo dio varias versiones, como que nunca estuvo en esa hora en el Carmel o que se fue a comprar un juguete a un shopping de Capital Federal, cuando las pericias en las antenas de su celular dieron que estaba en Pilar y que tres chicos se lo cruzaron corriendo en dirección a la casa de María Marta". 

Carrascosa denunció al fiscal Molina Pico

Carlos Carrascosa y María Laura García Belsunce, el viudo y la hermana de María Marta García Belsunce, denunciaron al fiscal a cargo de la causa Diego Molina Pico por "encubrimiento agravado", al considerar que favoreció a Nicolás Pachelo, principal acusado de ser el asesino de la mujer que mataron a disparos en octubre de 2002 en el country Carmel de Pilar.

La denuncia se presentó este 25 de julio ante la Fiscalía general de San Isidro por el abogado Gustavo Hechem, representante legal de Carrascosa y la hermana de María Marta como principal particulares damnificados en el juicio que investiga la responsabilidad de Pachelo en el homicidio de la socióloga. Para estos, Molina Pico cometió hechos de gravedad institucional durante su desempeño en la investigación. 

Molina Pico fue el instructor de la causa cuando el 27 de octubre de 2002 María Marta fue encontrada muerta en su casa del country Carmel. La denuncia se fundamenta en manifestaciones de testigos que declararon ante el Tribunal Oral Criminal 4 de San Isidro.

Entre ellos están los exjefes policiales Ángel Beserra y Alejandro Elorz, y el expresidente de la comisión de seguridad de Carmel, Alejandro Arauz Castex, quienes aseguraron que Molina Pico se negó a investigar la pista que conducía a Pachelo como sospechoso.

La denuncia también hace referencia a una serie de escuchas telefónicas obtenidas de la investigación que hasta ahora no se habían conocido, que permiten, entre otras cosas, conocer el acceso a información privilegiada que obtenía el defensor de Pachelo, Roberto Ribas, mientras este era testigo en la causa. En aquel entonces, Pachelo era vecino de Carrascosa y García Belsunce.

"Los testimonios fueron elocuentes respecto de la obstaculización de la hipótesis Pachelo, y hay pruebas de una posible connivencia con su asesor jurídico de esa época", dijo Hechem.

Ver más
Ver más
Placeholder del video