Sabag Montiel y Brenda Uliarte querían alquilar un departamento en frente al de CFK

Se levantó el secreto de sumario en la causa y se esperan los procesamientos de Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y la tercera detenida Agustina Díaz.

Placeholder del video

La Justicia continúa recabando pruebas en la causa por intento de asesinato contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En este marco, se verificó que los acusados Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Agustina Díaz, buscaban alquilar un departamento lindero al domicilio de CFK, en Recoleta. 

La información surgió del peritaje de llamadas y mensajes entre los celulares de los acusados por el intento de magnicidio. Estos elementos se sumarían a las pruebas que evidencian la premeditación en el ataque. 

La tercera detenida

La Policía Federal detuvo a una tercera persona en el marco de la investigación del ataque planificado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Se trata de una mujer de apellido Díaz, quien se comunicó con la imputada Brenda Uliarte la noche del atentado, luego de que Fernando Sabag Montiel intentara disparar a la Vicepresidenta. Los investigadores intentan establecer si la detenida formó parte de la planificación del atentado.

La aprehensión de la sospechosa se llevó adelante a raíz de información extraída del teléfono celular de Uliarte. También se realizaron tres allanamientos en dos domicilios de la provincia de Buenos Aires y uno de la ciudad. En ambos operativos se secuestraron teléfonos celulares y elementos de interes para la causa a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti.

Se espera que Díaz sea indagada hoy en los tribunales de Comodoro Py. Por otra parte, según informó el periodista Alfredo Izaguirre a IP Noticias, tanto Uliarte como Sabag Montiel ampliarían su declaración indagatoria a raíz de nuevas pruebas obtenidas en la investigación.

El procesamiento

La jueza María Eugenia Capuchetti, a cargo de la causa por el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, trabaja en el procesamiento de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, ambos detenidos por ser los principales sospechosos en idear y ejecutar el ataque.

Como se anticipó, la imputación será por tentativa de homicidio agravada por el uso de armas. Además, las pruebas indican que hubo una premeditación y alevosía. Mientras, la causa sigue avanzando y se van descubriendo nuevas nuevas pruebas que complican aún más la situación de Sabag Montiel y Uliarte.

Junto al procesamiento, trascendió que la jueza Capuchetti evalúa el traslado de los imputados a una cárcel federal de máxima seguridad. Actualmente, ambos se encuentran alojados en dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Por otro lado, la Justicia continúa investigando la posible participación de más personas en la planificación y ejecución del intento de asesinato. 

Se levantó el secreto de sumario

La Justicia decidió levantar el secreto de sumario en la causa que investiga el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner, en la cual ya hay tres detenidos como principales sospechosos de idear, coordinar y ejecutar el plan. 

La decisión se conoció luego de que la jueza federal María Eugenia Capuchetti determinara reimplantar la confidencialidad en el caso. La magistrada había adoptado esa medida tras incorporar al expediente el contenido del teléfono de Brenda Uliarte, la novia del atacante y detenida por ser sospechosa de ser su cómplice.

En los mensajes que intercambió Uliarte se comprobó que el ataque fue premeditado y que incluso hubo un intento anterior. Por tal motivo, la jueza consideró que las conversaciones fueron claves para comprender el accionar del grupo.

Amenaza de muerte a la vicepresidenta

A poco más de una semana del atentado contra su vida en Recoleta, Cristina Fernández de Kirchner fue amenazada de muerte. Fue a través de un llamado telefónico al 911 hecho desde la ciudad de La Plata. Por el momento se desconoce la identidad de la persona responsable.

A raíz de ese amedrentamiento, la jueza Capuchetti dispuso reforzar la custodia de la expresidenta como medida preventiva en el marco de la investigación del ataque perpetrado por el detenido Fernando Sabag Montiel. 


Consultado acerca de la amenaza acontecida mientras se investiga el atentado, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que "la investigación corre por cuentas separadas, aunque implique que sea el mismo juzgado el que tenga que evaluar la información".

En esa línea, resaltó: "Que el jefe de la Policía instruya para que comience la investigación por el hecho propiamente dicho". A continuación señaló que "se evaluará" la necesidad de ampliar la custodia de la vicepresidenta.

Sabag Montiel y Brenda Uliarte querían alquilar un departamento en frente al de CFK

La Justicia continúa recabando pruebas en la causa por intento de asesinato contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En este marco, se verificó que los acusados Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Agustina Díaz, buscaban alquilar un departamento lindero al domicilio de CFK, en Recoleta. 

La información surgió del peritaje de llamadas y mensajes entre los celulares de los acusados por el intento de magnicidio. Estos elementos se sumarían a las pruebas que evidencian la premeditación en el ataque. 

La tercera detenida

La Policía Federal detuvo a una tercera persona en el marco de la investigación del ataque planificado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Se trata de una mujer de apellido Díaz, quien se comunicó con la imputada Brenda Uliarte la noche del atentado, luego de que Fernando Sabag Montiel intentara disparar a la Vicepresidenta. Los investigadores intentan establecer si la detenida formó parte de la planificación del atentado.

La aprehensión de la sospechosa se llevó adelante a raíz de información extraída del teléfono celular de Uliarte. También se realizaron tres allanamientos en dos domicilios de la provincia de Buenos Aires y uno de la ciudad. En ambos operativos se secuestraron teléfonos celulares y elementos de interes para la causa a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti.

Se espera que Díaz sea indagada hoy en los tribunales de Comodoro Py. Por otra parte, según informó el periodista Alfredo Izaguirre a IP Noticias, tanto Uliarte como Sabag Montiel ampliarían su declaración indagatoria a raíz de nuevas pruebas obtenidas en la investigación.

El procesamiento

La jueza María Eugenia Capuchetti, a cargo de la causa por el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, trabaja en el procesamiento de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, ambos detenidos por ser los principales sospechosos en idear y ejecutar el ataque.

Como se anticipó, la imputación será por tentativa de homicidio agravada por el uso de armas. Además, las pruebas indican que hubo una premeditación y alevosía. Mientras, la causa sigue avanzando y se van descubriendo nuevas nuevas pruebas que complican aún más la situación de Sabag Montiel y Uliarte.

Junto al procesamiento, trascendió que la jueza Capuchetti evalúa el traslado de los imputados a una cárcel federal de máxima seguridad. Actualmente, ambos se encuentran alojados en dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Por otro lado, la Justicia continúa investigando la posible participación de más personas en la planificación y ejecución del intento de asesinato. 

Se levantó el secreto de sumario

La Justicia decidió levantar el secreto de sumario en la causa que investiga el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner, en la cual ya hay tres detenidos como principales sospechosos de idear, coordinar y ejecutar el plan. 

La decisión se conoció luego de que la jueza federal María Eugenia Capuchetti determinara reimplantar la confidencialidad en el caso. La magistrada había adoptado esa medida tras incorporar al expediente el contenido del teléfono de Brenda Uliarte, la novia del atacante y detenida por ser sospechosa de ser su cómplice.

En los mensajes que intercambió Uliarte se comprobó que el ataque fue premeditado y que incluso hubo un intento anterior. Por tal motivo, la jueza consideró que las conversaciones fueron claves para comprender el accionar del grupo.

Amenaza de muerte a la vicepresidenta

A poco más de una semana del atentado contra su vida en Recoleta, Cristina Fernández de Kirchner fue amenazada de muerte. Fue a través de un llamado telefónico al 911 hecho desde la ciudad de La Plata. Por el momento se desconoce la identidad de la persona responsable.

A raíz de ese amedrentamiento, la jueza Capuchetti dispuso reforzar la custodia de la expresidenta como medida preventiva en el marco de la investigación del ataque perpetrado por el detenido Fernando Sabag Montiel. 


Consultado acerca de la amenaza acontecida mientras se investiga el atentado, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que "la investigación corre por cuentas separadas, aunque implique que sea el mismo juzgado el que tenga que evaluar la información".

En esa línea, resaltó: "Que el jefe de la Policía instruya para que comience la investigación por el hecho propiamente dicho". A continuación señaló que "se evaluará" la necesidad de ampliar la custodia de la vicepresidenta.

La Justicia continúa recabando pruebas en la causa por intento de asesinato contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En este marco, se verificó que los acusados Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Agustina Díaz, buscaban alquilar un departamento lindero al domicilio de CFK, en Recoleta. 

La información surgió del peritaje de llamadas y mensajes entre los celulares de los acusados por el intento de magnicidio. Estos elementos se sumarían a las pruebas que evidencian la premeditación en el ataque. 

La tercera detenida

La Policía Federal detuvo a una tercera persona en el marco de la investigación del ataque planificado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Se trata de una mujer de apellido Díaz, quien se comunicó con la imputada Brenda Uliarte la noche del atentado, luego de que Fernando Sabag Montiel intentara disparar a la Vicepresidenta. Los investigadores intentan establecer si la detenida formó parte de la planificación del atentado.

La aprehensión de la sospechosa se llevó adelante a raíz de información extraída del teléfono celular de Uliarte. También se realizaron tres allanamientos en dos domicilios de la provincia de Buenos Aires y uno de la ciudad. En ambos operativos se secuestraron teléfonos celulares y elementos de interes para la causa a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti.

Se espera que Díaz sea indagada hoy en los tribunales de Comodoro Py. Por otra parte, según informó el periodista Alfredo Izaguirre a IP Noticias, tanto Uliarte como Sabag Montiel ampliarían su declaración indagatoria a raíz de nuevas pruebas obtenidas en la investigación.

El procesamiento

La jueza María Eugenia Capuchetti, a cargo de la causa por el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, trabaja en el procesamiento de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, ambos detenidos por ser los principales sospechosos en idear y ejecutar el ataque.

Como se anticipó, la imputación será por tentativa de homicidio agravada por el uso de armas. Además, las pruebas indican que hubo una premeditación y alevosía. Mientras, la causa sigue avanzando y se van descubriendo nuevas nuevas pruebas que complican aún más la situación de Sabag Montiel y Uliarte.

Junto al procesamiento, trascendió que la jueza Capuchetti evalúa el traslado de los imputados a una cárcel federal de máxima seguridad. Actualmente, ambos se encuentran alojados en dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Por otro lado, la Justicia continúa investigando la posible participación de más personas en la planificación y ejecución del intento de asesinato. 

Se levantó el secreto de sumario

La Justicia decidió levantar el secreto de sumario en la causa que investiga el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner, en la cual ya hay tres detenidos como principales sospechosos de idear, coordinar y ejecutar el plan. 

La decisión se conoció luego de que la jueza federal María Eugenia Capuchetti determinara reimplantar la confidencialidad en el caso. La magistrada había adoptado esa medida tras incorporar al expediente el contenido del teléfono de Brenda Uliarte, la novia del atacante y detenida por ser sospechosa de ser su cómplice.

En los mensajes que intercambió Uliarte se comprobó que el ataque fue premeditado y que incluso hubo un intento anterior. Por tal motivo, la jueza consideró que las conversaciones fueron claves para comprender el accionar del grupo.

Amenaza de muerte a la vicepresidenta

A poco más de una semana del atentado contra su vida en Recoleta, Cristina Fernández de Kirchner fue amenazada de muerte. Fue a través de un llamado telefónico al 911 hecho desde la ciudad de La Plata. Por el momento se desconoce la identidad de la persona responsable.

A raíz de ese amedrentamiento, la jueza Capuchetti dispuso reforzar la custodia de la expresidenta como medida preventiva en el marco de la investigación del ataque perpetrado por el detenido Fernando Sabag Montiel. 


Consultado acerca de la amenaza acontecida mientras se investiga el atentado, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que "la investigación corre por cuentas separadas, aunque implique que sea el mismo juzgado el que tenga que evaluar la información".

En esa línea, resaltó: "Que el jefe de la Policía instruya para que comience la investigación por el hecho propiamente dicho". A continuación señaló que "se evaluará" la necesidad de ampliar la custodia de la vicepresidenta.

Ver más
Ver más