Los casos de viruela del mono en Argentina subieron un 30% en la ultima semana

En Argentina se reportaron 221 casos de viruela del mono, lo que significa un aumentó del 30% con respecto a la semana anterior.

Según informó el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina ya se reportaron 221 casos confirmados de viruela del mono. Esto evidencia que el número de casos aumentó un 30% con respecto a la semana anterior. 

Entre los casos confirmados, casi el 80% no tienen antecedentes de viajes previo al inicio de los síntomas. Además, según especificó la cartera que conduce la minsitra Carla Vizzotti, el 63.51% de los casos confirmados fueron diagnosticados en las últimas cuatro semanas, es decir, que la evolución del brote en el país se aceleró en agosto.

El promedio de edad de los afectados es de 34 años con un mínimo de 18 años y un máximo de 61 años. En tanto todos los casos, salvo uno, corresponden a personas de sexo masculino.

Otro dato es que más del 70% de los casos confirmados se registraron en residentes de Ciudad Autónoma de Buenos Aires y junto a las provincias de Buenos Aires y Córdoba suman el 96.4% aunque también se notificaron casos en las provincias de Santa Fe, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Corrientes y Salta.

La situación epidemiológica en el mundo

A nivel mundial, desde enero pasado hasta la última actualización la Organización Mundial de la Salud (OMS) hubo más de 52.000 casos de viruela del mono confirmados por laboratorio. El brote afectó a personas de 102 países y se registraron 18 muertes.

Actualmente, América se convirtió en el epicentro del brote de viruela del mono dado que, hasta el 6 de septiembre, se notificaron más de 30.000 mil casos, especialmente en Estados Unidos, Brasil, Perú y Canadá.

 

¿Qué es la viruela del mono?

Es una enfermedad zoonótica muy poco frecuente cuyos síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.

Monkeypox o MPX, tal su nombre científico, por ahora no dispone de vacuna o tratamiento específico. El tratamiento es sintomático y de apoyo, incluida la prevención y el tratamiento de infecciones bacterianas secundarias. Se puede transmitir por contacto, a través de la saliva o por contacto con las heridas y las costras.

Los síntomas

Generalmente, las personas con esta enfermedad suelen presentar fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio. El período de incubación suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21. 

Unos días después de la aparición de la fiebre, se desarrolla un exantema (una erupción en la piel rojiza), que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Suele producir una enfermedad autolimitada y la mayoría de las personas se recuperan en hasta 3 semanas. Sin embargo, en algunos casos puede producirse una enfermedad grave.

Las zonas más afectadas por la erupción cutánea suelen ser el rostro, en el 95% de los casos, y las palmas de las manos y las plantas de los pies en el 75% de los contagiados.

Los casos de viruela del mono en Argentina subieron un 30% en la ultima semana

Según informó el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina ya se reportaron 221 casos confirmados de viruela del mono. Esto evidencia que el número de casos aumentó un 30% con respecto a la semana anterior. 

Entre los casos confirmados, casi el 80% no tienen antecedentes de viajes previo al inicio de los síntomas. Además, según especificó la cartera que conduce la minsitra Carla Vizzotti, el 63.51% de los casos confirmados fueron diagnosticados en las últimas cuatro semanas, es decir, que la evolución del brote en el país se aceleró en agosto.

El promedio de edad de los afectados es de 34 años con un mínimo de 18 años y un máximo de 61 años. En tanto todos los casos, salvo uno, corresponden a personas de sexo masculino.

Otro dato es que más del 70% de los casos confirmados se registraron en residentes de Ciudad Autónoma de Buenos Aires y junto a las provincias de Buenos Aires y Córdoba suman el 96.4% aunque también se notificaron casos en las provincias de Santa Fe, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Corrientes y Salta.

La situación epidemiológica en el mundo

A nivel mundial, desde enero pasado hasta la última actualización la Organización Mundial de la Salud (OMS) hubo más de 52.000 casos de viruela del mono confirmados por laboratorio. El brote afectó a personas de 102 países y se registraron 18 muertes.

Actualmente, América se convirtió en el epicentro del brote de viruela del mono dado que, hasta el 6 de septiembre, se notificaron más de 30.000 mil casos, especialmente en Estados Unidos, Brasil, Perú y Canadá.

 

¿Qué es la viruela del mono?

Es una enfermedad zoonótica muy poco frecuente cuyos síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.

Monkeypox o MPX, tal su nombre científico, por ahora no dispone de vacuna o tratamiento específico. El tratamiento es sintomático y de apoyo, incluida la prevención y el tratamiento de infecciones bacterianas secundarias. Se puede transmitir por contacto, a través de la saliva o por contacto con las heridas y las costras.

Los síntomas

Generalmente, las personas con esta enfermedad suelen presentar fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio. El período de incubación suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21. 

Unos días después de la aparición de la fiebre, se desarrolla un exantema (una erupción en la piel rojiza), que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Suele producir una enfermedad autolimitada y la mayoría de las personas se recuperan en hasta 3 semanas. Sin embargo, en algunos casos puede producirse una enfermedad grave.

Las zonas más afectadas por la erupción cutánea suelen ser el rostro, en el 95% de los casos, y las palmas de las manos y las plantas de los pies en el 75% de los contagiados.

Según informó el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina ya se reportaron 221 casos confirmados de viruela del mono. Esto evidencia que el número de casos aumentó un 30% con respecto a la semana anterior. 

Entre los casos confirmados, casi el 80% no tienen antecedentes de viajes previo al inicio de los síntomas. Además, según especificó la cartera que conduce la minsitra Carla Vizzotti, el 63.51% de los casos confirmados fueron diagnosticados en las últimas cuatro semanas, es decir, que la evolución del brote en el país se aceleró en agosto.

El promedio de edad de los afectados es de 34 años con un mínimo de 18 años y un máximo de 61 años. En tanto todos los casos, salvo uno, corresponden a personas de sexo masculino.

Otro dato es que más del 70% de los casos confirmados se registraron en residentes de Ciudad Autónoma de Buenos Aires y junto a las provincias de Buenos Aires y Córdoba suman el 96.4% aunque también se notificaron casos en las provincias de Santa Fe, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Corrientes y Salta.

La situación epidemiológica en el mundo

A nivel mundial, desde enero pasado hasta la última actualización la Organización Mundial de la Salud (OMS) hubo más de 52.000 casos de viruela del mono confirmados por laboratorio. El brote afectó a personas de 102 países y se registraron 18 muertes.

Actualmente, América se convirtió en el epicentro del brote de viruela del mono dado que, hasta el 6 de septiembre, se notificaron más de 30.000 mil casos, especialmente en Estados Unidos, Brasil, Perú y Canadá.

 

¿Qué es la viruela del mono?

Es una enfermedad zoonótica muy poco frecuente cuyos síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.

Monkeypox o MPX, tal su nombre científico, por ahora no dispone de vacuna o tratamiento específico. El tratamiento es sintomático y de apoyo, incluida la prevención y el tratamiento de infecciones bacterianas secundarias. Se puede transmitir por contacto, a través de la saliva o por contacto con las heridas y las costras.

Los síntomas

Generalmente, las personas con esta enfermedad suelen presentar fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio. El período de incubación suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21. 

Unos días después de la aparición de la fiebre, se desarrolla un exantema (una erupción en la piel rojiza), que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Suele producir una enfermedad autolimitada y la mayoría de las personas se recuperan en hasta 3 semanas. Sin embargo, en algunos casos puede producirse una enfermedad grave.

Las zonas más afectadas por la erupción cutánea suelen ser el rostro, en el 95% de los casos, y las palmas de las manos y las plantas de los pies en el 75% de los contagiados.

Ver más
Ver más